funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

ACTITUDES DE CONVIVENCIA DE PERSONAS EN SITUACIÓN DE DESPLAZAMIENTO FORZADO QUE PARTICIPAN EN LA LUDOTECA PARA LA CONVIVENCIA UBICADA EN LA UNIDAD DE ATENCIÓN Y ORIENTACIÓN AL DESPLAZADO UAO DE PEREIRA

Autor:

MARGARITA MARÍA CANO E. y LUISA FERNANDA RODRIGUEZ V. [1]
Universidad Tecnológica de Pereira - UTP.

Origen:

X Congreso Nacional de Recreación
Coldeportes / FUNLIBRE
10 al 12 de Julio de 2008. Bogotá, D.C., Colombia.

 

 

 

 

×  Ir a más Documentos

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 


Ponencia

 

 

RESUMEN

Esta investigación es cualitativa de corte etnometodológico, donde se utilizó una estrategia de tipo recreativa, denominada Ludoteca para la convivencia, ubicada en la Unidad de atención y orientación al desplazado UAO de Pereira, con el fin de interpretar las actitudes hacia la convivencia de personas en situación de desplazamiento forzado.

La Ludoteca para la convivencia se presentó como un pretexto, donde por medio del juego las personas evidenciaron sus propias normas, se identifico cómo las concertaron, la manera como se comunican, manifiestan su autoestima, y tienen la oportunidad de reconocer y respetar al otro, lo que permitió identificar y comprender las actitudes de convivencia de los participantes.

Las categorías de análisis que se tuvieron en cuenta fueron: el dónde se juega, con quién se juega, a qué se juega, el concepto de convivencia, los sentimientos y qué hay detrás del juego.

Esta información se recogió a partir de la observación del juego de las personas; se realizaron entrevistas a personas claves y a grupo focal, lo cual se confrontó permanentemente con las teorías existentes hasta saturar categorías para generar nuevo conocimiento.

 

1.        DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

 

La convivencia es la forma de actuar, sentir y pensar sobre la manera como se debe interactuar con el otro, se presenta como resultado de diferentes relaciones cotidianas entre las personas; en Risaralda esta convivencia se ve afectada debido a problemas de salud psicosocial y mental cotidianos, (datos suministrados por medicina legal y Bienestar Familiar 2007)[2], como homicidios (161 personas), suicidio (11 personas), abuso sexual (140 personas), maltrato infantil (65 personas), maltrato de pareja (206 personas),  inequidad social, conflicto armado, consumo de sustancias psicoactivas,  explotación laboral, además según la oficina de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), el problema de los desplazados internos en Colombia es una de las situaciones más graves del mundo[3]. Pues se estima que hay entre 2,5 y 3 millones de Desplazados Internos en el país, de los cuales solo 1.796.508 están registrados en el Sistema Único de Registro (SUR), datos al 30 de abril de 2006.

Según la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento forzado (CODHES) 3.662.842 personas han sido desplazadas por la violencia, (casi el 10% de colombianos), dato al 25 de octubre de 2005 y día a día esta cifra aumenta; además el programa de Apoyo Social a Población Desplazada[4] en las estadísticas del 2006, en Risaralda 3.270 personas en situación de desplazamiento forzado son recibidas y 1.208 son expulsadas.

Las personas en situación de desplazamiento forzado se sentían productivas en los lugares en los que habían permanecido, pero debido a situaciones de violencia por actores armados se ven enfrentadas a ciudades desconocidas, en las cuales su experiencia y habilidades laborales son de poca demanda, además se suma el enfrentamiento con todas las problemáticas psicosociales ya expuestas, las cuales en muchas ocasiones superan la posibilidad de solución y los lleva a engrosar la estadística del conflicto y a trasformar la respuesta a las diferentes situaciones de convivencia y empiezan a generar unas actitudes necesarias de identificar, con el fin de crear estrategias acordes a las necesidades, para el mantenimiento o mejoramiento de estas actitudes con el propósito de lograr un bienestar social en la comunidad receptora.

Es allí donde se presenta la Ludoteca para la convivencia, como una alternativa de integración con la comunidad en situación de desplazamiento forzado, con el objetivo de abstraer, a través del juego, las diferentes situaciones que implica esta convivencia, observar cómo se comportan ante estas situaciones y qué sentimientos exteriorizan al enfrentarse a ellas; así mismo la Ludoteca para la convivencia permite generar  empatía  entre el investigador y el sujeto de investigación, con el propósito de identificar el concepto sobre la convivencia y las situaciones de convivencia que vivieron antes del desplazamiento forzado, haciendo una reflexión de cómo afrontaban estas situaciones en el pasado y como lo hacen en la actualidad.

PREGUNTA PROBLEMA: ¿Cuáles son las  actitudes de convivencia de personas en situación de desplazamiento forzado que participan en la Ludoteca para la convivencia ubicada en la UAO de Pereira?

 

2.  REFERENTE TEÓRICO

 

En el Sistema de atención integral a la población en situación de desplazamiento SNAIPD. A través del Decreto 2569 del 2000 se reglamenta parcialmente la Ley 387 de 1997 y se dictan otras disposiciones, decreta en el literal j) del Título I que la Red de Solidaridad Social, ahora Agencia Presidencial para la Acción social y la Cooperación Internacional -ACCIÓN SOCIAL -, como entidad coordinadora del Sistema Nacional de Atención Integral a la Población Desplazada, promoverá con entidades públicas y privadas el establecimiento de una red nacional para la atención humanitaria integral de emergencia conformada, entre otros, por Unidades de Atención y Orientación en las ciudades medianas y grandes, receptoras de población en situación de desplazamiento.

En el Plan Nacional para la Atención Integral a la Población Desplazada, según el Decreto 250 de 2005, incluye dentro de las líneas de acción para fortalecer la capacidad territorial de respuesta, el montaje y fortalecimiento técnico, humano y logístico de la UAO, con el objetivo de brindar orientación, información y servicios a la población en situación de desplazamiento por parte de las entidades que en el nivel territorial hacen parte del Sistema Nacional de Atención Integral a la Población Desplazada SNAIPD, propendiendo por la integralidad, oportunidad de la atención y facilitando su acceso a los servicios institucionales ([5]), es allí donde se ubica la ludoteca para la convivencia, con el propósito de brindar un acompañamiento en el componente de salud psicosocial.

Para tener una mayor claridad en la discusión de la investigación se tuvieron en cuenta algunos referentes teóricos como:

Actitudes. El término actitud ha sido definido como " Predisposición de la persona a responder de una manera determinada frente a un estímulo tras evaluarlo positiva o negativamente"([6]). Las actitudes se componen de 3 elementos: lo que piensa (componente cognitivo), lo que siente (componente emocional) y su tendencia a manifestar los pensamientos y emociones a partir de las situaciones (componente conductual).

Convivencia. Si se cambia el orden con – vivir queda vivir con, son las actitudes que tiene una persona para vivir con otra ([7]).

Habilidades Para la Convivencia: se retomó los principios Básicos de habilidades para la convivencia, que plantea la Cruz Roja Colombiana ([8]) estas habilidades son:

·         Reconociendo y respetando al otro: Base de todo modelo de convivencia social. Respetar a la otra persona, respetar sus conocimientos, sus costumbres y su ser.

·         Comuniquémonos: Base de la autoafirmación personal y grupal, la convivencia requiere aprender a dialogar, porque es a través del diálogo que aprendemos a expresarnos, a comprendernos, aclararnos, coincidir, discrepar y comprometernos, así permitimos que todas las personas o grupos puedan expresar sus mensajes en igualdad de condiciones creando mejores ambientes para la convivencia.

·         Hagámoslo juntos: Base de los modelos de relación social, en esta habilidad la persona aprende a decidir, a crear con las otras personas, a concertar, buscando una solución a un problema, creando normas básicas para poder convivir.

·         Queriéndome: Base de los modelos de salud y seguridad social, querer su cuerpo, cuidarlo para mejorar su salud y la de las personas que lo rodean. Aprender a cuidar el “bien estar” físico y psicológico de sí mismo y de los otros, es una forma de expresar el amor a la vida.

·         Cuidando el mundo: Fundamento de la continuidad de la especie. La convivencia social es posible si aceptamos que somos parte de la naturaleza y del universo, pero en ningún momento somos superiores a ellos. La convivencia solo es posible si aprendemos que no es posible sobrevivir si el planeta muere, y el planeta Tierra no puede sobrevivir como “nuestra casa” sin nuestro cuidado.

·         Reconociendo mis raíces: Base de la evolución social y cultural. Reconocer y transmitir las costumbres de nuestros padres y valorar nuestros saberes como comunidad. El Saber Social definido como el conjunto de conocimientos, prácticas, destrezas, procedimientos, valores, ritos y sentidos, que una sociedad juzga válidos para sobrevivir, convivir y proyectarse.

Ludoteca. Un espacio donde el juego, facilita el vivir con el otro; espacio propicio para la lúdica, la creatividad, la risa y la alegría;  donde niños, jóvenes, adultos y abuelos comparten y se divierten con espontaneidad ([9]). Según la etimología, la palabra Ludoteca para la convivencia viene del latín “ludos” que significa juego, fiesta, la cual fue unida a la palabra “theca” que significa caja o local para guardar algo ([10]).

 

3.     OBJETIVOS

 

 

3.1.         OBJETIVO GENERAL

 

Interpretar las actitudes de convivencia de personas en situación de desplazamiento forzado identificadas en una Ludoteca para la convivencia UAO.

 

3.2.         OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

-      Indagar por el concepto de convivencia, de las personas en situación de desplazamiento forzado, que asisten a la Ludoteca para la convivencia ubicada en la UAO de Pereira

-      Identificar los sentimientos generados por la convivencia de las personas en situación de desplazamiento forzado, que asisten a la Ludoteca para la convivencia ubicada en la UAO de Pereira

-      Describir e interpretar las acciones de convivencia de las personas en situación de desplazamiento forzado, que asisten a la Ludoteca para la convivencia ubicada en la UAO de Pereira.

 

4.  METODOLOGÍA

 

 

Esta es una investigación Cualitativa con enfoque histórico hermenéutico y un diseño etnometodológico.

El proyecto de investigación se desarrolló en dos momentos; uno de intervención a través de la ludoteca para la convivencia ubicada en la UAO de Pereira, donde se buscaba promover las habilidades de convivencia y otra de investigación propiamente dicha donde se busco la interpretación de las actitudes de convivencia de las personas en situación de desplazamiento forzado que participaron en la Ludoteca para la convivencia.

 

4.1.     DISEÑO METODOLOGICO DE INVESTIGACION

 

La presente es una investigación comprensiva con el siguiente esquema:

 

Figura 1. Diseño de investigación comprensiva

 


 

Se indagó sobre las actitudes de convivencia, al participar en la Ludoteca para la convivencia, donde las personas en situación de desplazamiento forzado vivenciaron actividades lúdicas de juego libre e intencionado sobre la teoría de habilidades para la convivencia.

 

Con el fin de validar la información se realizó el proceso de triangulación, ya que los investigadores realizaron la recolección de la información con personas claves,  a través de diferentes técnicas como la observación participante, entrevistas semiestructuradas individuales y grupo focal, con el fin de determinar categorías de análisis, sobre las actitudes de convivencia, para continuar con la recolección de información hasta saturar categorías; esta información se confrontó con las teorías existentes, teniendo en cuenta varios autores, con el fin de generar nuevo conocimiento.

 

4.2.           UNIDAD DE ANALISIS Y UNIDAD DE TRABAJO

 

4.2.1. Unidad de análisis

 

La información analizada se recolectó a través de los diarios de campos, transcripciones de entrevistas individuales y grupales, buscando obtener información acerca de las actitudes para la convivencia, a partir de un programa de Ludoteca para la convivencia con personas en situación de desplazamiento forzado en la UAO de Pereira.

 

4.2.2.   Unidad de trabajo:

 

Personas en situación de desplazamiento forzado que participaron en la Ludoteca para la convivencia en la UAO de Pereira, las cuales se seleccionaron con la asistencia a la ludoteca para la convivencia, al menos una vez  y demostraron interés en su participación y en las actividades; se tuvo en cuenta personas de diferentes edades, géneros, etnias y culturas.

 

4.3.          TÉCNICAS E INSTRUMENTOS

 

4.3.2.   Técnicas:

 

·         Entrevistas semi estructuradas

·         Entrevista grupo focal

·         Observación participante

 

4.4.          EVALUACIÓN BIOÉTICA:

 

Esta investigación se considera sin riesgo, ya que no se manipulan variables sensibles a la conducta del ser humano, sino que se posibilita la expresión libre de las actitudes de convivencia a partir del juego, sin embargo los investigadores tuvieron en cuenta el consentimiento informado verbal de la UAO de Pereira, donde estaba ubicada la Ludoteca para la convivencia y las personas que participaron en la Ludoteca para la convivencia.

 

5.            LA LUDOTECA PARA LA CONVIVENCIA UN ESPACIO PARA…

 

5.1.         CONCEPTO DE CONVIVENCIA

 

Algunas de las personas en situación de desplazamiento forzado que asistieron a la Ludoteca para la convivencia identificaron la convivencia como, la forma de vivir con los demás “es forma de convivir unos con otros”[11], lo cual implica relacionarse; “tener buenas relaciones con las personas”[12]; respetar a las personas “Respetarle sus derechos, sus espacios”[13]; y comprenderlas, “que uno pueda hacerse entender y que las otras personas lo entiendan a uno”[14]. 

Comparando el concepto emergente de las personas en situación de desplazamiento forzado con él de Guzmán[15] la convivencia es una forma, un acto, un comportamiento de vivir con el otro; lo que implica interactuar, relacionarse de manera asertiva; respetando y conociendo a la otra persona para así llegar a convivir con él.


 

5.2.         SENTIMIENTOS SOBRE CONVIVENCIA

 

Se registraron sentimientos, las cuales denotaban el antes y el después del desplazamiento forzado, así mismo se presentarán algunos identificados al participar en la Ludoteca para la convivencia.

Los sentimientos expresados antes del desplazamiento forzado fueron principalmente miedo “entonces le daba mucho miedo que se lo vayan a llevar a uno por allá, pa’ la guerrilla”[16], “porque prácticamente uno se acostaba con zozobra y casi no dormía porque como que esperaba el golpe”[17]; manifestaban que en el lugar de origen conservaban un sentimiento de orgullo al sentirse autosuficiente “yo no le trabajaba un día a nadie, yo no le trabajaba un día por allá a nadie”[18]

En el presente el principal sentimiento es el miedo, se presenta al pensar en  regresar al lugar de origen “yo por allá no me voy…, yo por allá a qué, ¡Dios me libre! por allá no vuelvo”[19], “la chiquita ella se acuerda y ella dice que por allá ella no vuelve”[20]; la esperanza que su situación actual va a cambiar, “ah y lo más importante, entrar a estudiar al niño, también, más que todo”[21] , “a él también... si le resulta trabajo por ahí”[22]; ellos también siente rechazo de las personas con las cuales conviven en la actualidad, “Tan maluco, uno de arrimado, que a montar cicla, y a que fuera la casita de uno, que nadie lo hecha mami, pero uno así es tan maluco por todo los regaños”[23]; y soledad ante las circunstancias como persona en situación de desplazamiento forzado “Si porque la familia está muy lejos, nos vinimos de Buenaventura solos y sin familia, mi mamá es una señora de mucha edad y está muy lejos…”[24].

Hacen la comparación con el antes y el ahora, “aquí yo veo un avión y uno ¡Ay mami que rico, un helicóptero!, allá no, allá veía un helicóptero y salía corriendo”[25].

Durante las actividades de la Ludoteca para la convivencia se identificaron sentimientos expresados por los asistentes, el sentimiento más notable fue la alegría  generada por lograr una meta como ganar u obtener un logro dentro del juego “celebra efusivamente el triunfo”[26], “Se ponen contentos de armar el rompecabezas”[27]; por la participación en el juego “gritaban por  la emoción que los ladrillos se habían caído”[28], “Dibujo 1, nacimiento de su hija le recuerda el momento más feliz de su vida, allí estaba rodeada de sus seres queridos… dibuja detalles que recuerda”[29]; también el agrado por la participación en algunas actividades “los rompecabezas es lo que más me gusta”[30] o la confianza de la participación en ellas “accede con toda confianza”[31].

Sin embargo también se reconoció el sentimientos de tristeza en una de las actividades al recordar momentos vividos “Comenta que un evento importante es la muerte de su abuela pero es muy triste así que no lo dibujara”.[32] , el sentimiento de soledad cuando la madre se alejaba de la niña “ella lloro mucho, se trato de calmarla, buscando a la mamá, pero solo hasta que llego se pudo calmar”[33] y el de desagrado “no le gustaba que se sentara”[34]

 

5.3.         ¿A QUÉ SE JUEGA?

 

La Ludoteca para la convivencia se convirtió en un mundo por descubrir, donde quien se acercaba a ella encontraba un conjunto de formas y colores que en su momento empezaba a hacer parte de su interés lúdico, en el cual podía participar con libertad, sin ninguna limitación pues al encontrarse con el objeto, lo seleccionaba de acuerdo a su preferencia, así mismo lo elegía de forma individual o colectiva.

Al llegar al lugar algunas personas esperaban la invitación a jugar, “cuando la mujer escucha la propuesta sobre el juego se acerca a la mesa y se sienta a toda prisa”[35]; ciertas personas elegían el objeto de juego porque lo observaban “al ver los juegos y a los recreadores organizando el lugar, decidieron entrar al lugar y jugar”[36]; a veces escogían el objeto elegían por gusto “los rompecabezas es lo que más me gusta”[37];  porque lo conocían “busca el único juego que sabe jugar”[38]; o  se asombraban al tener la posibilidad de elegir “¿se puede arrancar de cualquier parte?”[39].

En especial los adultos esperaban la explicación, la invitación y el acompañamiento al juego, en cambio los niños tendían a observar y tomar el objeto[40].

 

5.4.         ¿QUÉ HAY DETRÁS DEL JUEGO?

 

Al realizar la observación de las formas jugadas, el grupo de investigación pudo determinar las significaciones que ellos exteriorizaban con respecto a las habilidades para la convivencia.  Es así como se pudo comprender cuales eran las habilidades emergentes de la relación objeto-sujetos-acciones.

A continuación se presentará en orden de saturación de categorías las  habilidades que se identificaron en la recolección de la información.

 

5.4.1.   Comuniquémonos:

 

La categoría que más se repitió fue la de comunicación donde se observaba un constante diálogo de las personas generado principalmente por el interés de aclarar las formas de realizar el juego “el señor pregunta si es correcta la ubicación”[41]; así mismo el interés de continuar con el juego en la presente o próxima sesión de trabajo “juguemos para el segundo puesto”[42], “dentro de ocho días volvemos  por la revancha, y ahí sí jugamos 5 juegos”[43]. También se dialogaba sobre inquietudes de los servicios que prestaba la UAO, “piden indicaciones sobre los servicio que allí se ofrece” [44] y la oportunidad de comentar experiencias anteriores de considerarse, persona en situación de desplazamiento forzado “conversa sobre el sitio de donde viene”[45], “los papás de uno no lo dejaban jugar ni estudiar, eran unos brutos, decían que uno aprendía a escribir era para mandarle cartas al novio, y el juego imagínese usted”[46]

En la comunicación se observó como un código importante la explicación del juego; en los  participantes se generó un ambiente de confianza donde entre ellos se enseñaba y reforzaba la forma de realizar el juego, “algunos padres le enseñaron a sus hijos y a los niños que estaban cerca, como jugar jazz y trompo”[47], “Al igual si otro niño estaba cerca y sabía jugar él enseñaba”[48]; un segundo papel lo jugaba el recreador, pues este daba las primeras indicaciones e invitaba al juego “La recreadora les explico cómo era el juego” [49].

La comunicación no siempre se realizaba en forma verbal, utilizaban la expresión corporal para expresarse durante un juego “el canal que utilizan son comandos visuales” [50], “Una niña pregunta a la otra sobre qué va a hacer, y le muestra la figura en el afiche”[51]; o para denotar sentimientos “dice que si puede, ella sonríe y lo destapa con alegría, se arrodilla de inmediato”[52].

La comunicación es una función continua de las personas, que durante el juego se potencializa para que las personas interactúen con el otro y así cumplir el objetivo del juego, se observa como al compartir con personas que no se conocen pero que están en una situación similar, la comunicación fluye fácilmente pasando primero en el mismo juego para llegar a temas comunes de la situación de desplazamiento forzado.

Según Borden, el proceso de comunicación se divide en tres entidades: originador, señal y receptor. El originador expresa el mensaje y el receptor recibe el mensaje por los sentidos del hombre que está constantemente recibiendo señales del mundo exterior y pasándolas al cerebro y la tercera entidad la señal, esta se componen de muchos código que se complementan y/o se perturban, generando ambigüedad en la comunicación.

Se observa como en la Ludoteca para la convivencia permanentemente se apropiaban de códigos que no eran familiares para ellos, pero que por medio de un mensaje claro, tanto el recreador como los participantes lograban interactuar para comprender el proceso del juego o las situaciones vividas que querían manifestar, también se evidenció otras formas de transmitir el mensaje, a través de la expresión corporal, pues como lo plantea Borden, la comunicación “se presenta a través de la apariencia, actividades, expresión del rostro y similares, que son captadas por quienes están en el entorno”[53].

La comunicación se basa en las experiencias vividas de los comunicantes, las diferencias culturales dan lugar a muchas interpretaciones, debido a los diferentes significados, se observó como en la Ludoteca para la convivencia, se presentaron personas de origen indígena, afro descendientes, campesinos y mestizos, lo cual generaba ruidos en la comunicación, teniendo en cuenta que cada uno tenía códigos específicos para juegos o actividades desarrolladas en la Ludoteca para la convivencia, fue así cómo el mismo juego lo identificaban con nombres diferentes y con formas de jugar diversas, las cuales eran concertados para poder entender la dinámica del juego y así llegar al desarrollo del mismo.

Un aspecto importante en la Ludoteca para la convivencia fue la posibilidad de generar confianza entre los participantes y los investigadores, lo cual permitió el diálogo fluido para acceder a sus vivencias en termino de convivencia en el antes, durante y la proyección al después de ser persona en situación de desplazamiento forzado.

También se brindó la posibilidad de aclarar procesos para recibir los beneficios de inscribirse como persona en situación de desplazamiento forzado, lo que permanentemente era motivo de diálogo entre los asistentes.

 

5.4.2.  Hagámoslo juntos:

 

El trabajo en equipo fue la siguiente categoría en recurrencia; lo más notorio en el trabajo en equipo fue la cooperación de los participantes para lograr el objetivo del juego “Se observa la colaboración entre todos para llenar todas las tablas”[54], “le pide que la coloque en el piso para que todos lo puedan colorear”[55]; también se evidenció que las reglas eran importantes para ellos  pues “Tienen en  cuenta las reglas de no pisar la línea y de lanzar la pelota en el número que le corresponde”[56] y teniendo en cuenta que en algunas ocasiones realizaban un proceso de comunicación y las negociaban “acuerda reglas que los favorecen a todos”[57]; también se hizo presente el juego individual “Sostiene en las manos sin importar que los demás jugadores quieren mirarlas”[58], “Juego en grupo, pero interés individual”[59].

En hagámoslo juntos, el grupo también tomó decisiones “deciden realizar frijoles”[60], “se iban a ir pero decidieron terminar el juego primero”[61]; se asignó tareas “Había cocinero y las mamás  eran las clientes, realizaron billetes para comprar la comida”[62], “vaya compre las verduras, voy a ir ya vengo”[63]; y se notó la buena concentración en el desarrollo de la tarea “paso una ambulancia y los que estaban jugando palabras, ni siquiera se inmutaron y siguieron el juego”[64].

Para Johannot [65], el hombre siempre busca la asociación, pues es un ser gregario por naturaleza; es así como se observó la importancia de la Ludoteca para la convivencia, para convocar a las personas y tener un acercamiento, donde pudieran hablar inicialmente del juego y con el paso del tiempo llegar a compartir situaciones y necesidad como personas en situación de desplazamiento forzado lo que permitió fortalecer las comunidades e identificar asociaciones existentes para seguir en el proceso de identificar beneficios y luchar por la reivindicación de sus derechos.

Como lo plantea el mismo autor un equipo es la asociación de personas con un objetivo que esperan alcanzar en consenso los unos con los otros, aunque estas personas se asociaban esporádicamente tenían un objetivo que era el juego lo que les permitía procesos de cohesión, comunicación, identificación y ratificación de normas e implementación de acciones individuales y colectivas para llegar a la meta.

 

5.4.3.  Reconociendo y respetando al otro:

 

Dentro de esta categoría el reconocimiento a las habilidades del otro es visible “!el último ganador¡, dice a la persona que lleno de últimas el tablero de la lotería”[66], “un señor discapacitado que usaba silla de ruedas el cual no tuvo ningún impedimento para jugar”[67]; se encontró tolerancia “para algunos fue difícil, cuando alguien se demoraba mucho o no entendía, trataban de animarlo y de seguir con el juego”[68] e intolerancia “quiere las fichas de la lotería y daña el juego de los demás, lo hecha a la bolsa con los juguetes de otros niños”[69]; se tenía en cuenta el conocimiento del otro “usted sabe y yo no, ahí lleva ventaja”[70]; se notó irrespeto “lo intenta coger y no lo deja bailar”[71]; trampa “trataba de sacar ventaja del juego realizando varios golpes”; búsqueda de  aprobación “es para que los demás miren y confirmen que está en lo cierto”[72]; y exaltación del ser “Niña escribe, los de aquí son muy divertidos”[73]

Según periódicos asociados Ltda.,[74] el respeto es apreciar el valor que tienen las personas, este respeto se demuestra a través del reconocimiento al otro en lo que hace, en lo que es y en lo que conoce. Según los autores para respetar es necesaria la tolerancia, entender que todos somos diferentes y a respetar estas diferencias. Durante la Ludoteca para la convivencia se observo la tolerancia, en compartir desde diferentes puntos de vista, diferentes costumbres, diferentes formas de jugar; llegando a reconocer al otro, a concertar normas y reglas del juego.

En la Ludoteca para la convivencia se reconoció a la persona en situación de desplazamiento forzado como una persona la cual se le habían violado sus derechos y la sociedad tiene la obligación de remediarlos; a la vez la Ludoteca para la convivencia permitió interactuar con otras personas que estaban en igualdad de condición, lo que permitió saber que no son pocas personas sino muchas la que están en esta situación, conocer que algunas personas sobrepasaron peores situaciones en comparación a la que ellos estaban pasando; y que lograron sobrepasar las adversidades.

 

5.4.4.  Queriéndome:

 

En esta categoría es notable la autoconocimiento positivo “donde ponga el ojo, pongo la ficha”[75],Perdí en… pero gane en parques”[76]; a veces con autoconocimiento negativo “es fácil decir mis defectos pero no mis habilidades, mirar la parte positiva de cada uno”[77], “los adultos presentaron pena al dibujar”[78]; se encontró “me gusta compartir con los demás, mi alegría, mi sencillez”[79], “no sabía que eventos eran importantes de su vida, pero cuando empezó con el primero siguió”[80]; auto superación “nadie nació aprendido, y uno quiere aprender”[81]; autoconfianza baja  “En el juego del UNO (stako) se nota que temen dañar la dinámica  del juego, y es por esto que proceden con timidez”[82]; y auto cuidado “ella se protege para no ser golpeada”[83]

En la Ludoteca para la convivencia se posibilitó que las personas reconocieran sus habilidades, gustos y acciones observándose a sí mismo como persona que está en una situación que puede ser transformada, no como persona desplazada. Para Papalia[84] autoestima es el juicio que las personas dan a su propio valor, lo cual esta mediado por un autoconocimiento; pero este no siempre es reconocido por los participantes en la Ludoteca para la convivencia, algunos consideran que no tienen las herramientas suficientes para afrontar esta ciudad pero que están dispuestos a superar las adversidades con el fin de no regresar a su  lugar de origen.

El auto concepto es la imagen que tiene la persona de sí mismo, como plantea Harter[85]; esta imagen viene a la mente de las personas en situación de desplazamiento forzado marcada con un antes y un después de su desplazamiento forzado, debido al cambio que toma la vida; así mismo cambia la imagen. El antes está marcada por miedos, impotencia, resignación, pero, el ahora sus habilidades y características personales son reconocidas por ellos; cambiando así el concepto de sí mismo.

La autoconfianza[86] es creer en sí mismo; esta confianza hay que recuperarla, hay que ganarla, no se puede construir de la noche a la mañana y es más difícil comprendiendo la experiencia traumática como lo fue el desplazamiento forzado.

Auto cuidado[87] son las decisiones y practicas adoptadas por el individuo para ejercer un control sobre su salud, así como la persona conoce su cuerpo, así mismo es su deber protegerlo para fomentar la convivencia con sí mismo y con los demás.

Estas personas quieren tener nuevas metas quieren superar su situación[88]; empezar una nueva vida, utilizando las nuevas herramientas que deben tener y aprender; teniendo en cuenta la demandas de esta nueva ciudad.

 

5.4.5.  Cuidando el mundo:

 

Se procuró en las actividades tener en cuenta la sensibilización sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, por eso se les explicaba sobre la reutilización de material reciclable es así como un niño manifestaba  “el motivo que está dibujando (el árbol), era porque las maracas las estaban realizando con totumas, partes de un árbol; con el propósito de reutilizar las cosas”[89].

Las personas en situación de desplazamiento forzados anteriormente, estaban en constante contacto con la naturaleza, se nutrían de los frutos y sembraban en sus parcelas; pero ahora ese espacio esta tan reducido a 4 paredes en una ciudad desconocida, a un mundo ajeno, con un orden, con unas costumbres muy diferentes, pero también es necesario que ellos con sus conocimientos cuiden, protejan, la defiendan y recuperen el medio ambiente de la ciudad[90]. En la Ludoteca para la convivencia se facilitó la creación de juguete a partir de papel reciclado, pero también se construyó el jardín de la UAO, con el fin expresar su conocimiento acerca del cuidado de la naturaleza en la ciudad.

 

5.4.6.   Reconociendo mis raíces:

 

Manifestaban que aunque estuvieran en situación de desplazamiento forzado se conservan las costumbres “estaba dialogando de la salida que realizaron a la vereda Rivera alta y que allí realizaron un almuerzo, donde cada persona que iba llegando llevaba algo para el sancocho”[91], “a nivel del campo si, se entiende, a nivel del campo si, por que uno prácticamente en el campo se crió, arando la tierra, sembrando un palo, mucho cultivando todo eso”[92].

Recordando raíces como el conjunto de creaciones que constituyen la identidad, la tradición, la historia, el arte y la cultura de los pueblos o patrimonio cultural[93], las personas llegan de diferentes partes del país a Pereira, personas con diferentes costumbres, que no se deben olvidar; antes se deben rescatar y fortalecer, tratando que no se transformen por las costumbres propias de la ciudad de recepción. En la Ludoteca para la convivencia se reconocen esas diferencias con el fin de conservarlas y de enseñar su importancia.

 

6.7            INTERPRETANDO ACTITUDES

 

La actitud de convivencia es la forma de actuar, sentir y pensar sobre la manera como se debe relacionar con el otro, está actitud se presenta como resultado de diferentes interacciones cotidianas entre las personas.

 

La Ludoteca para la convivencia se presenta como una estrategia de expresión lúdica, donde quienes participan en ella se divierten con espontaneidad, libertad y alegría, además promueve la socialización de las personas. La adecuación de un espacio, facilita el convivir con el otro, permite liberar el tiempo de juego, las necesidades e intereses lúdicos de las personas; también rescata la importancia de la lúdica en el desarrollo humano; a partir de ella podemos promover la cultura y las costumbres de las comunidades, el espacio es propicio para interactuar y convivir.

 

Las personas en situación de desplazamiento forzado construyeron colectivamente el concepto sobre convivencia, esto evidencio la forma como confrontaban este concepto ante los procesos vividos antes, después de ser considerados personas en situación de desplazamiento forzado o en la Ludoteca para la convivencia,  también posibilito comprender los sentimientos que manifestaban, generados por las situaciones vividas.

 

Al compartir con personas que no se conocían pero, que estaban en una situación similar, la comunicación fluyó fácilmente pasando primero por el juego para llegar a temas comunes de la situación de desplazamiento forzado.

Se interactuó con  personas de origen indígena, afro descendientes, campesinos y mestizos, las diferencias culturales se reflejaron en el juego, identificaban con nombres diferentes y con formas de jugar diversas, las cuales eran concertados para poder entender la dinámica del juego y así llegar al desarrollo del mismo.

 

Al relacionarse con otras personas que estaban en igualdad de condición, permitió un proceso de normalización al saber que no son únicas, sino que existen otras personas en la misma situación, por medio del diálogo se reconoció a otras personas que estuvieron en situaciones peores y que lograron superar las adversidades.

 

Se posibilitó que las personas reconocieran sus habilidades, gustos y conocimientos, observándose a sí mismo como persona que está en una situación que puede ser transformada, no como persona desplazada.

 

El autoconocimiento se refleja en las personas en situación de desplazamiento forzado marcada por un antes y un después de su desplazamiento forzado, debido al cambio que toma la vida, el antes está marcado por miedos, impotencia, resignación, pero, el ahora reconoce sus habilidades y características personales, cambiando así el concepto de sí mismo.

Las personas llegan de diferentes partes del país a Pereira, personas con diferentes costumbres, que no se deben olvidar sino rescatar y fortalecer. En la Ludoteca para la convivencia se reconocen esas diferencias con el fin de conservarlas y de enseñar su importancia.

Otras habilidades como cuidar el mundo y reconociendo mis raíces, no fueron tan evidentes, posiblemente por el tipo de actividades que se realizaban en la Ludoteca para la convivencia, sin embargo en las entrevistas se percibía el sentimiento de empoderamiento frente al bagaje cultural de las regiones de origen y el respeto por la naturaleza lo cual se fortalecía por el hecho de proceder principalmente de zonas rurales.

 

Las personas en situación de desplazamiento forzados anteriormente estaban en constante contacto con la naturaleza, se nutrían de los frutos y sembraban en sus parcelas; pero ahora ese espacio esta  reducido a 4 paredes, en una ciudad desconocida, en un mundo ajeno, con un orden, con unas costumbres muy diferentes, donde ellos pueden aportar con sus conocimientos, para que entre todos cuiden, protejan, defiendan y recuperen el medio ambiente de la ciudad.

 

Fue muy importante para los investigadores confrontar las situaciones que se presentaron en la Ludoteca para la convivencia, frente a los sentimientos que les generaba la misma, donde la alegría, el agrado y la confianza fueron expresados, sin embargo se evidenció unos sentimientos negativos como la tristeza, la soledad y el desagrado debido a que evocaban recuerdos negativos de la situación vivida.

 

Al observar las personas en la Ludoteca para la convivencia se identificó una coherencia entre el concepto manifestado y las formas de juego, donde se transforma la visión instrumental del juego y se convierte en una oportunidad de compartir y confrontar situaciones de su vida cotidiana.

 

Cuando se habla de juego no debe entender solo para el niño, pues el joven, el adulto y el adulto mayor  también juegan, aunque culturalmente esta práctica se vea más limitada. En la Ludoteca para la convivencia se observo el encuentro integeneracional donde el adulto jugaba con el niño, pero a la vez el adulto jugaba con personas de su misma edad o con jóvenes.

 

La Ludoteca para la convivencia en las comunidades, posibilita seguir fortaleciendo el trabajo asociativo y la integración intergeneracional, además, lo visto en la Ludoteca para la convivencia, les permite reflexionar sobre su vida cotidiana y sus procesos de convivencia.

 

 

CONCLUSIONES

 

 

·         La Ludoteca para la convivencia genera confianza, empatía entre los participantes y los investigadores, lo cual permitió el diálogo fluido para acceder a sus vivencias en término de convivencia.

·         Al contar con la participación de niños, jóvenes, adultos, y personas de la tercera edad, se logró la participación intergeneracional; además se tuvo en cuenta género, raza, procedencia y cultura, denotando la mayor inclusión posible.

·         La Ludoteca para la convivencia es una herramienta pedagógica, en la cual las habilidades para la convivencia son inherentes al juego; lo que facilita su interpretación de cómo una persona en situación de desplazamiento forzado entiende la convivencia e interactúa  con los demás.

·         Es exitoso contar con juego libre, para luego invitar a las personas a participar en las actividades con el fin de reflejar las habilidades para la convivencia, esto ayuda a generar confianza en el grupo, para luego expresar fácilmente la creatividad y las opiniones acerca de las experiencias como persona en situación de desplazamiento forzado.

·         Para las personas en situación de desplazamiento forzado que asistieron a la Ludoteca para la convivencia, ubicada en la UAO de Pereira, el concepto de convivencia se presentó como la forma o comportamiento de vivir con el otro; lo que implica interactuar, relacionarse de manera asertiva; respetando y conociendo a la otra persona para así llegar a convivir con él.

·         El concepto de convivencia construido colectivamente, les ayudó en el cómo comportarse con los demás, lo cual fue coherente con la forma como interactuaban en la Ludoteca para la convivencia, donde la comunicación, el respeto, el trabajo en equipo, y la autoestima fueron fundamentales en las manifestaciones de su convivencia.

·         Los sentimientos generados por la ludoteca, les posibilitó acercarse a  emociones positivas como la alegría, el agrado y la confianza, al mismo tiempo evocaron sentimientos negativos como la soledad, la tristeza y el desagrado, al recordar situaciones vividas anteriormente.

·         Teniendo en cuenta el antes, durante y la proyección al después de ser persona en situación de desplazamiento forzado se logró entender de  manera más holística las actitudes de convivencia.

·         El facilitador de la Ludoteca para la convivencia debe ser sensible a los temas de las personas en situación de desplazamiento forzado y comunidades vulnerables, con el fin de contextualizar el tipo de actividades que van a desarrollar, buscando variantes en la aplicación de los juegos, que ayuden a generar las habilidades para la convivencia.

·         Se reconoció a la persona en situación de desplazamiento forzado, como una persona a la cual se le había vulnerado sus derechos, pero que se constituía como un sujeto de derechos, deberes y potencialidades.

 

RECOMENDACIONES

 

·         Promover los derechos y deberes de las personas en situación de desplazamiento forzado, con el fin de generar una mayor conciencia ciudadana sobre la necesidad de atender las diferentes problemáticas que genera esta situación.

·         Además de atender las necesidades básicas de las persona en situación de desplazamiento forzado, es recomendable promover la esfera lúdica en esta población, con el objetivo de fortalecer una intervención psicosocial integral y generar una salud mental adecuada para esta población.

·         Con el objetivo de validad la Ludoteca para la convivencia como herramienta complementaría, en la atención integral a las personas en situación de desplazamiento forzado; se recomienda diferenciar las estrategias en la implementación con población indígena, afro descendiente y campesina.

·         Para comprender las actitudes de convivencia de personas en situación de desplazamiento forzado es necesario realizar este proceso en diferentes lugares y con diferentes poblaciones.

·         Se deben buscar convenios interinstitucionales para desarrollar la propuesta de Ludoteca para la convivencia con diferentes poblaciones, con el fin de mejorar la calidad de vida de las comunidades.

·         Es importante identificar las actitudes de convivencia en diferentes poblaciones con el fin de fortalecer las habilidades para convivir con los otros y poder construir un país que promueva procesos colectivos para la transformación social.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ACCIÓN SOCIAL, Decreto 250 de 2005. Disponible en internet. http://www.accionsocial.gov.co/contenido

ATENCIÓN INTEGRAL A POBLACIÓN DESPLAZADA, Estadísticas de Registro de la Población Desplazada con corte a octubre 31 de 2006. Itg. ed. (Colombia): Citado el 25 de Noviembre 2006. Disponible en internet. http://www.accionsocial.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=295&conID=556.

AGUILAR, Lupe; INCARBONE, Oscar. Recreación y animación de la teoría a la práctica. Armenia: Editorial Kinesis, 2005

BAUTISTA, Rosa Helena. Ludoteca para la convivencia un espacio comunitario de recreación. Itg ed. (Colombia): Citado el 19 octubre 2006. Disponible en Internet. http://www.redcreacion.org/documentos/congreso6/REBautista.htm

BORDEN, George A. Introducción a la Teoría de la comunicación humana. San Agustín- Madrid: Editorial Nacional. 1974

CANO, Margarita María; TAMAYO, Gerardo; RODRÍGUEZ, Luisa Fernanda. Ludoteca para la convivencia con personas en situación de desplazamiento forzado. Pereira-Colombia: Universidad Tecnológica de Pereira. ISBN 978-958-8272-81-8, 2008.

CABRERA, Mercedes y col. Autoestima en escolares aymaras: bases para la evaluación culturalmente permanente. Revista de tecnología educativa. Vol. 14 No. 4. Santiago Chile. 2001

CONFRESO DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA. Ley 181 de 1995. 18 de enero 1995. Itg. Ed. (Colombia): Citado el 24 noviembre 2006. Disponible en Internet.http://www.col.ops-oms.org/juventudes/Situacion/LEGISLACION/SALUDYDEPORTE/SL18195.htm

COMISION MUNDIAL SOBRE MEDIO AMBIENTE Y EL DESARROLLO. Informe ONU. 1987/12/11

CRUZ ROJA COLOMBIANA. Guía del programa Paz, acción y convivencia PACO. Santa fe de Bogotá: Cruz Roja Colombiana, 1995.

El Portal iberoamericano de la comunicación. Disponible en internet  http://www.infoamerica.org/teoria/berlo1.htm

FUNLIBRE, Educación Para el Tiempo Libre, Santafé de Bogotá: CERLIBRE, 1996

GONZÁLES A, Luis José; MARQUÍNEZ A, Germán. Valores éticos para la convivencia. BOGOTA: EDITORIAL EL BUHO LTDA, 2004

GUZMÁN, Fernando. Asesor del programa de Cultura Ciudadana en Bogotá. Taller de cultura ciudadana y Mecanismos de regulación. Universidad Tecnológica de Pereira. 2002

HOLMES, Paz Quiñones, siete aprendizajes básicos para la convivencia social. Itg ed. (Colombia): Citado el 24 octubre 2006. Disponible en Internet.

http://www.gestiopolis.com/canales2/rrhh/1/sieteap.htm

HUIZINGA, Johan, Homoludens. Buenos Aires: Emerce 1968.

JIMÉNEZ, Carlos Alberto, Ludoteca para la convivencias... una alternativa para la creatividad y la convivencia familiar. Pereira: Dominical de la Tarde de Enero 28 del 2001

JIMENEZ, Carlos Alberto, Juego, inteligencia y ciudad. Pereira: Universidad libre seccional Pereira.

JOHANNOT, Henry. El individuo y el grupo. España: EDITORIAL AGUILAR, 1972.

MAISONNEVE, Jean. La Dinámica de los grupos. Bogotá, Ediciones Nueva Visión

MARCUELLO GARCÍA, Ángel Antonio. Autoestima y Auto superación: Técnicas para su mejora. Disponible en internet.http://www.psicologia-online.com/autoayuda/autoestima/autosuperacion.shtml

MILIVIC, Neva. Memorias: IV Encuentro Andino de trastornos del aprendizaje. Santafé de Bogotá. En: ALZATE, Mari victoria, ARBELAEZ, Martha C. ARANGO Sary.  La autoestima como proceso potencializador del desarrollo humano. Revista Ciencias Humanas. Universidad  Tecnológica de Pereira. Año 6. No. 19.

MORENO, William; PULIODO, Sandra. Educación cuerpo y ciudad. El cuerpo en las interacciones e instituciones sociales. Medellín: Funámbulos Editores, 2007.

PAPALIA, Diane; WENDKOS, Sally; DUSKIN, Ruth. Desarrollo Humano. Novena edición. Bogotá: MCGRAW-HILL COMPANIES INC., 1998

PELAEZ, Álvaro Olaya. Hacia un plan Operativo de Salud Mental para Antioquia. Itg. Ed. (Colombia): Citado el 16 noviembre 2006. Disponible en Internet. http://www.disaster-info.net/desplazados/informes/ops/planopant2003/index.htm

PERALTA, Héctor. Taller de pedagogía y didáctica de la educación física. Ediciones Antropos. Bogotá. 2007.

PIAGET, Jean. La formación del símbolo en el niño. Fondo de cultura económica. Bogotá. 1994.

Red de Gestores Sociales: La Ludoteca para la convivencia un espacio para desarrollar la personalidad a través del juego. Corporación día del niño. Boletín No. 21 Abril 05/ Mayo 05

REPUBLICA DE COLOMBIA, Ministerio de educación. Itg ed. (Colombia): Citado el 26 octubre 2006. Disponible en Internet. http://www.expage.com/convivencia

REPUBLICA DE COLOMBIA, Ley 387 de 1997. Itg ed. (Colombia): Citado el 01 noviembre 2006. Disponible en internet. www.sena.edu.co/downloads/Normas%20SENA

/Población%20Vulnerable/Ley%20387%20de%201997,%20adopta%20medidas

RUBIO, María, ¿Qué es una Ludoteca para la convivencia?  Itg. Ed. (Colombia): Citado el 18 agosto 2006. Disponible en Internet. http://www.correodelmaestro.com/anteriores/2002/abril/2anteaula71.htm. Correo del Maestro Núm. 71, abril 2002

SÁNCHEZ, Néstor Daniel. Los juegos y juguetes como medio para el desarrollo del niño. Módulo básico compilación proyecto implantación de un proceso de desarrollo para el fomento de la recreación y el tiempo libre en el departamento de caldas. Gobernación de Caldas

SANDOVAL, Carlos A. Investigación Cualitativa, Modulo 4 ICFES, Bogotá: Colombia. Composición electrónica, ARFO Ediciones e impresiones Ltda. 2002.

TACORONTE, Arturo. Modelo de gestión de comunicación para el cambio organizacional  y gestión comunicacional: caso banco de Venezuela / grupo Santander. Disponible en internet

http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/ger1/mogescomorg.htm

TORO, Cristina Inés; GUERREA, Elena. Tesis: Líneas que unen vidas: el pincé, un juego que ayuda a la construcción de convivencia en una comunidad en situación de desplazamiento forzado. Pereira, 2002.

TREJOS, Jhon Jairo; SALDARRIAGA, Yamileth. Influencia de un programa recreativo en las actitudes hacia la convivencia pacífica de jóvenes de barrios de estratos 1 y 2 de la Virginia.

TREJOS, Jhon Jairo; CARDONA, Dora; CANO, Margarita María. Recreación psicoterapéutica conceptos básicos. Pereira: Editorial Postergraph. 2008.

VALDEZ, Demetrio. Ludoteca para la convivencia Una alternativa de Educación para el uso del tiempo libre. México:

WILF, Gisella. Trabajo en equipo. Disponible en internet: http://www.smu.org.uy/elsmu/comisiones/reencuentro/jornadas/trab_equipo.html.

 

 

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

1.       Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

2.       Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

3.       Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

4.       No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde hace más de 20 años ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 10º CONGRESO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2008

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 



[1] MARGARITA MARÍA CANO ECHEVERRI - Magíster en Educación y Desarrollo Humano, Docente Universidad  Tecnológica de Pereira

LUISA FERNANDA RODRIGUEZ VILLALBA - Profesional en Ciencias del Deporte y la Recreación

[2] Estadísticas medicina legal it. ed. (Colombia): Citado el 06 de diciembre de 2007. Disponible en internet. http://medileg.medicinalegal.gov.co/estadisticas/

[3] Alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados it.ed. (Colombia): Citado el 06 de diciembre de 2007. Disponible en internet. http://www.acnur.org/crisis/colombia/desplazamiento.htm

[4] Atención integral a población desplazada, Estadísticas de Registro de la Población Desplazada con corte a octubre 31 de 2006. itg. ed. (Colombia): Citado el 25 de Noviembre 2006. Disponible en internet. http://www.accionsocial.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=295&conID=556.

[5] ACCION SOCIAL, Decreto 250 de 2005 disponible en internet. http://www.accionsocial.gov.co/contenido/

[6] DICCIONARIO DE PSICOLOGIA. Itg. Ed. (Colombia): Citado el 04 de noviembre 2007. Disponible en internet. www.psicoactiva.com/diccio/diccio_a.htm

[7] EL TIEMPO. El libro de la convivencia, Casa Editorial El Tiempo. Bogotá.

[8] CRUZ ROJA COLOMBIANA. Guía del programa Paz, acción y convivencia PACO. Pág. 11-13.

[9] RAIMUNDO, Dinello, citado por BAUTISTA, Rosa. Ludoteca para la convivencia un espacio comunitario de recreación. Itg ed. (Colombia): Citado el 19 octubre 2006. Disponible en Internet. http://www.redcreacion.org/documentos/congreso6/REBautista.htm

[10]RUBIO, María, ¿Qué es una Ludoteca para la convivencia?  Itg. Ed. (Colombia): Citado el 18 agosto 2006. Disponible en Internet. http://www.correodelmaestro.com/anteriores/2002/abril/2anteaula71.htm. Correo del Maestro Núm. 71,abril 2002

[11] En entrevista En3r6-8

[12]  En diario Dclu7r5

[13] En entrevista En3r28

[14]  En entrevista En8r8-9

[15] GUZMÁN, Fernando. Asesor del programa de Cultura Ciudadana en Bogotá. Taller de cultura ciudadana y Mecanismos de regulación. Universidad Tecnológica de Pereira. 2002 REPUBLICA DE COLOMBIA.

[16] En grupo focal Gf1r132-133

[17] En entrevista En2r7-9

[18] En grupo focal Gf1r254-256

[19] En grupo focal Gf1r159-162

[20] En grupo focal Gf1r180-181

[21] En entrevista En7r62-68

[22] En entrevista En7r62-68

[23] En entrevista En6r99-101

[24] En entrevista En1r34-36

[25] En grupo focal Gf1r135-137

[26] En diario Dcmi3r16

[27] En diario Dcma1r110

[28]  En diario Dclu7r19-20

[29] En diario Dclu2r18-20

[30] En diario Dcmi2r9

[31] En diario Dcmi4r11

[32] En diario Dclu2r21-24

[33] En diario Dclu3r15-16

[34] En diario Dclu1r11

[35] En Diario Dcmi4r40-41

[36] En diario Dclu6r4-5

[37] En diario Dcmi2r9

[38] En Diario Dcmi3r4

[39] En Diario Dcmi4r19-20

[40] En diario Dclu1r60

[41] En diario Dcmi1r39

[42] En diario Dclu1r23

[43] En diario Dclu4r56

[44] En diario Dcmi1r18

[45] En diario Dcmi2r15

[46] En diario Dcmi4r12-15

[47] En diario Dclu7r32-33

[48] En diario Dclu7r33-34

[49] En diario Dcma1r39-40

[50] En diario Dcmi1r75-76

[51] En diario Dcma1r93-95

[52] En diario Dcmi3r29-30

[53] BORDEN, George A. op cit.

[54] En diario Dcma1r33-35

[55] En diario Dclu11r3-4

[56] En diario Dclu2r45-46

[57] En diario Dcmi1r95-96

[58] En diario Dcmi1r34,35

[59] En diario Dcmi1r41,42

[60] En diario Dclu1r30,31

[61] En diario Dclu3r5-6

[62] En diario Dclu11r14-16

[63] En diario Dclu1r33

[64] En diario Dcma1r75-77

[65] JOHANNOT, Henry. Óp. Cit.

[66] En diario Dclu2r51-52

[67] En diario Dclu7r21-22

[68] En diario Dclu10r14-15

[69] En diario Dclu11r7-8

[70] En diario Dcmi2r34-35

[71] En diario Dclu1r28,29

[72] En diario Dcmi1r82-83

[73] En diario Dclu1r56

[74] Periódicos asociados Ltda. Óp. cit.

[75] En diario Dclu3r4-5

[76] En diario dclu4r53

[77] En diario Dclu2r71-72

[78] En diario dclu4r40-41

[79] En diario Dclu2r60-61

[80] En diario Dclu2r67

[81] En diario Dcmi3r8-9

[82] En diario Dcmi2r44-45

[83] En diario Dcmi1r69

[84] PAPALIA, Diane; Óp. cit.

[85] HATTER, S.  óp., Cit.

[86] Periódicos asociados Ltda. Óp. Cit. Pág. 44

[87] _____________, Taller de auto cuidado, relajación y vida sana, manual del facilitador; disponible en internet, http://www.inta.cl/materialEducativo/Rojo1.pdf

[88] MARCUELLO GARCÍA, Ángel Antonio. Óp. cit.

[89] En diario Dclu10r10-11

[90] Periódicos asociados Ltda. Óp. Cit. Pág. 300

[91] En diario Dclu7r13-15

[92] En entrevista En2r104-107

[93] Periódicos asociados Ltda. Óp. Cit. Pág.