funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

LA UTILIZACIÓN DEL JUEGO EN LOS PROCESOS DE EDUCACIÓN FÍSICA Y DEPORTE EN EDAD ESCOLAR EN LA CONSTRUCCIÓN DE ESTADOS LÚDICOS.

Autor:

GUILLERMO EDUARDO ORTEGA MORA

Universidad de Cundinamarca, Colombia.

Origen:

XII Congreso Nacional de Recreación
III Encuentro Latinoamericano de Recreación
Coldeportes / FUNLIBRE
16 al 19 de Agosto de 2012. Cali, Valle, COLOMBIA.

 

 

 

 

× Ir a más Documentos

 

Ú Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 

 

Ponencia

 

Ir a la Maestría

Resumen

La necesidad de hacer de la labor del profesional de la educación física un proceso más eficaz en esa ardua tarea de contribuir a la formación integral del niño participante en sus actividades propuestas, ya sea como docente en el sector de la educación formal, o como Maestro–Formador en los métodos de trabajo del deporte formativo, ha permitido que en esa búsqueda de herramientas didácticas- metodológicas, retomar el uso del juego como instrumento mediador pedagógico, que por sus características le permite al sujeto que participa del mismo , la interacción en dos mundos de manera simultánea ; el mundo real y el mundo imaginativo, donde puede desarrollar su creación e innovación, favoreciendo sus procesos adaptativos funcionales y de aprendizaje, a lo que se ha denominado desde la neurofisiología Estado Lúdico (producción cerebral de neurotransmisores que generan gran placer, favoreciendo la creatividad y aprendizaje).

De esta manera podemos decir que el juego nos permite la construcción de Contextos Re-Creativos Guiados, en espacios de desenvolvimiento del profesional de la educación Física, favoreciendo en sus participantes el desarrollo de un pensamiento imaginativo creador, a partir de unas condiciones propias como son su cuerpo y movimiento, permitiendo transformar procesos culturales de su entorno, mediante actos móviles de producción de vida (creación hábitos), como expresiones mínimas necesarias para vivir humanamente.

PALABRAS CLAVE: Juego, formas jugadas, neurofisiología, estado lúdico.

Abstract

The need to make the work of professional physical education more effective in this arduous task of contributing to the formation of the participating child in their proposed activities, either as a teacher in the field of formal education, or as Master process -formador in the working methods of sports training, allowed in the search for Notes- methodological tools, resume use of play as a pedagogical instrument mediator, which by its nature allows the subject involved the same, the interaction of two simultaneously worlds; the real world and the imaginative world where you can develop your creativity and innovation, favoring functional learning and adaptive processes, to what has been called from neurophysiology State Playful (brain's production of neurotransmitters that generate pleasure, encouraging creativity and learning).

Thus we can say that the game allows us to build Contexts Re-Creative Guided in areas of development of professional physical education, favoring its participants to develop an imaginative creative thinking, from some specific conditions such as his body and movement, allowing cultural processes transform their environment by moving production life events (creating habits) as expressions minimum needed to live humanely.

KEYWORDS: Game played forms, neurophysiology, playful state.

 

PERCEPCION DEL CUERPO, MOVIMIENTO Y JUEGO EN LA SOCIEDAD EDUCATIVA ACTUAL

Si tenemos en cuenta la importancia que ha tenido el juego en el desarrollo del ser humano durante todo su proceso de evolución. Se puede intuir que el juego como instrumento de progreso hace parte de la cotidianidad del niño en sus procesos de formación a nivel formal (escuelas y centros educativos) y en las demás acciones que constituyen sus actividades extraescolares (tiempo libre y ocio), donde cuerpo, movimiento y juego, son los insumos necesarios para la creación de un ser humano integral (multidimensional), que responda a las exigencias que tiene la vida hoy en día, permitiendo su interacción mediante desempeños óptimos a nivel, cognitivo, motriz y social.

La realidad y cotidianidad educativa es otra; donde cuerpo, movimiento y juego son tres elementos que no tienen mucha cabida en la formación de instrumentos estandarizados y competentes vistos en función de trabajo y productividad. Donde la actividad de jugar se le ha dado una estigmatización que no es de todo exacta: siendo considerada por padres de familia, docentes y administradores de los procesos educativos como: ¨ una cosa de niños, algo sin sentido, algo que se hace y es poco serio¨ TRIGO AZA (2006), perdiéndose la posibilidad de acceder a una dimensión fabulosa de la vida, escenario donde se inician grandes cambios para el ser humano gracias a las modificaciones y adaptaciones emocionales, actitudinales, físicas, etc; Que se producen en cada jugador dando posibilidad abierta a un nuevo crecimiento, maduración y una nueva acomodación a otras reglas del juego que se desarrolla día tras día, ¨la vida misma¨.

Los procesos adelantados en el marco de la educación física y el deporte escolar son caracterizados por la utilización de diversas formas de ejercicio, que buscan en el niño participante, el mejoramiento de sus capacidades físicas condicionales y la automatización de gestos técnicos deportivos con el propósito reduccionista de contribuir a la formación de ¨seres humanos competitivos, productivos y estandarizados¨. Haciendo aburridos y poco llamativos estos espacios a los intereses del niño. Esto sumado a la pérdida de espacios para el juego como la calle, donde el niño estimulaba su imaginación y creatividad de forma libre y espontanea, lleva a presupuestar que la oportunidad de contribuir a formar de los niños de hoy en día, seres humanos integrales a través de la actividad física y el deporte es cada vez más remota.

En la actualidad el desempeño de los profesionales de la educación física que interactúan en día a día de la educación formal y el deporte escolar, se ha visto definida por las exigencias del medio que demandan de su labor no solo la incidencia en el ámbito biomotriz (desarrollo y optimización de las capacidades condicionales y coordinativas del movimiento), sino también la incidencia que tiene este proceso en su interacción total consigo mismo, con otros organismos y el medio ambiente, denominados aspectos del ámbito sociocultural.

Es por ello que el proceso docente educativo desarrollado por el profesional de la educación física debe conjugar estos ámbitos como objetivos y/o sentidos de manera indistinta en función al resultado esperado, siendo elemento imprescindible un microdiseño de cada una de las situaciones de aprendizaje donde lo realmente educativo son las condiciones en que puedan realizarse estas prácticas posibilitando al niño comprometer y movilizar sus capacidades de manera tal que ésta experiencia organice y configure su propio yo, ya que la vivencia propuesta deja opciones abiertas de satisfacción, que permiten definir y estructurar la personalidad del que está viviendo dicha práctica.

PORQUE EL JUEGO Y LAS FORMAS JUGADAS COMO HERRAMIENTA DE INTERVENCION PEDAGOGICA EN LOS PROCESOS EDUCATIVOS Y DEL DEPORTE ESCOLAR

Al ser el juego un fenómeno que se apoya en acciones, actitudes o alguna otra expresión, no se pueden descartar las mismas de forma independiente para su estudio. El juego sin la acción de jugar no es juego, partiendo de la base que el juego se expresa generalmente a través de alguna actividad más o menos especifica (tangible, observable), dichas actividades se caracterizan por desarrollarse en un tiempo y un espacio diferente al de la vida cotidiana, espacio y tiempo donde las posibilidades de acción se amplían así como el grado de libertad que adquiere cada participante desde la posibilidad de elegir el juego y participar en el mismo, en el roll que cada uno desea. Libertad condicionada por la historia personal de cada uno.

En el jugar hay un cuerpo involucrado, un cuerpo real y un cuerpo imaginario, un cuerpo propio y un cuerpo del otro que en su interacción van conformando un cuerpo lúdico, un cuerpo que está en movimiento no solo expresado exteriormente, sino también en el movimiento interno que cada participante experimenta permitiendo y favoreciendo una serie de modificaciones emocionales, actitudinales, físicas; que producen en cada jugador la posibilidad abierta a un nuevo crecimiento y maduración integral. ÖFELE (2007).

Es necesario destacar el doble movimiento que se hace presente en el jugar; un movimiento externo y visible, y un movimiento interno no perceptible, generados por un cuerpo físico y un cuerpo imaginario, para así poder establecer y reflexionar que es lo que se pone en marcha ¨al jugar¨. De la resultante de apropiarse de la ecuación JUEGO= CUERPO EN MOVIMIENTO.

Dentro del movimiento no perceptible generado por el juego encontramos la posibilidad de acceder por parte del jugador a lo que de aquí en adelante denominaremos: estado lúdico que se caracteriza por la mayor secreción a nivel cerebral, de sustancias endógenas como las endorfinas. “Estas moléculas mensajeras según la neurociencia, se encuentran estrechamente asociadas con el placer, el goce, la felicidad, la euforia, la creatividad, el aprendizaje, que son procesos fundamentales en la búsqueda del sentido de la vida por parte del ser humano” JIMENEZ (2000).

Todo ser humano cuando juega es creativo siendo requisitos indispensables en el cerebro normal del jugador los siguientes elementos enunciados por Castañeda en su libro ´pases mágicos¨ y retomados por Jiménez en su escrito ¨las 4 fases del juego¨: las tensiones (Actividad creada por la contracción y relajación de los músculos y tendones del cuerpo), la integralidad (acto de considerar el cuerpo como una unidad completa, competente y perfecta).

El niño por intermedio del juego busca crear artificialmente dichas tensiones de manera individual o colectiva, de esta manera dichas tensiones (movimiento externo, visible), conduce necesariamente a la liberación de las moléculas de la emoción que logran interrelacionar los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino en una misma red como función integral, que permite que la acción del juego esté presente en todas las partes del cuerpo, por el trabajo de los péptidos que actúan como mensajeros y circulan por esta red alcanzando todos los rincones del organismo favoreciendo procesos bioquímicos que estimulan la memoria, la sensibilidad corporal, la emoción, la capacidad defensiva de la integralidad de las células, tejidos y órganos;(Movimiento interno, no perceptible). En este proceso multisistémico existe el desprendimiento de la neurohormona llamada ¨oxitocina¨ (hormona del amor), que induce al juego aplacando las sensaciones de estrés, intensificando el apego del niño por el proceso lúdico que está experimentando, por la sociabilidad y la necesidad de proximidad física y del tacto que necesita el niño, especialmente cuando se encuentra solo y busca el juego para suplir dichas ausencias psico- afectivas. De esta manera el niño a través del juego y su práctica lúdica encuentra placer y seguridad. JIMÉNEZ (2005)

Durante el juego en el cerebro se desencadena la producción de una serie de neurotransmisores como las encefalinas y las endorfinas, que reducen en el niño la tensión posibilitando un estado propicio para el acto creador, también se producen las beta-endorfinas que contribuyen a mantener las emociones relacionadas con la alerta y el ánimo requerido en el desarrollo del juego, la dopamina que actúa sobre el sistema nervioso originando una alta motivación física, la serotonina que reduce la ansiedad y regula el estado de ánimo del jugador, el juego también estimula la producción de acetilcolina el cual favorece los estados de atención, aprendizaje y memoria, hallando la importancia grande del juego como espacio propicio que estimula la creatividad. JIMÉNEZ (2008)

En síntesis podemos decir que a través del juego el ser humano en sus diferentes estadios de desarrollo encuentra gran placer, optimizando la producción cerebral de drogas Opiáceos, que favorecen sus procesos creativos, posibilitando el poder interactuar en mundos ilusorios, imaginativos y fantásticos. Dando pie al desarrollo y crecimiento del ser humano de manera integral en el mundo real, propiciando modificaciones que nacieron en ese punto que une la realidad con la fantasía, la cordura y la locura, donde lo imposible es posible.

Por tal motivo se hace el llamado para la educación en general y para la educación física en particular, para que se adopte el juego como un elemento importantísimo en la función educativa que los docentes buscan desarrollar en los niños, asumiendo su labor cotidiana a través de la interiorización de esquemas de acción y percepción del conocimiento, en el espacio y tiempo creados por la didáctica de la fantasía, donde el niño a través de la participación en un juego o forma jugada dirigida, con una intención pedagógica, alcance la posibilidad de acceder a lo que en apartados anteriores en este mismo escrito se ha denominado ¨ESTADO LUDICO¨ , en el cual por la mayor secreción de sustancias endógenas como las endorfinas (moléculas mensajeras), generan placer, goce, euforia, felicidad, posibilitando así el acto creativo (actividad mental que opera en dos mundos; el mundo de la realidad – objetividad y el mundo de la fantasía), proceso fundamental del ser humano en la necesidad de transformar y dar posibilidad abierta a un nuevo crecimiento y maduración integral.

De esta forma el Docente y/o maestro/formador debe conocer, con el apoyo de las ciencias específicas, las distintas estructuras humanas que comprometen con sus propuestas y sobre todo como funciona su interacción, para que su quehacer no esté sujeto a mitos imaginativos, sino que esté respaldado por el conocimiento científico. Parte de este conocimiento tiene que llegar, obviamente al niño, para que de ésta forma compartan la misma filosofía educativa. Y así contribuyen a que cada uno de ellos tenga la actividad físico –deportiva incorporada al mundo personal como un habito de vida que es en ultimas el objeto de aprendizaje de la educación física y del deporte formativo en edad escolar. (Cagigal, 1979).

BIBLIOGRAFIA

CAGIGAL, J. (1979) “Cultura Intelectual y Cultura Física”, Editorial Kapelusz, Buenos Aires Argentina

JIMÉNEZ, C. (2000) Neuropedagogía, lúdica y competencias, Bogotá, Magisterio.

JIMÉNEZ, C. (2005) La inteligencia lúdica: juegos y Neuropedagogía en tiempos de transformación, Bogotá, Magisterio.

JIMÉNEZ, C. (2008) El juego nuevas miradas desde la Neuropedagogía, Bogotá, Magisterio.

ÖFELE, M. (2007) Juego, cuerpo y movimiento en la institución educativa. Conferencia presentada en el marco del quinto congreso argentino de educación física y Ciencia, Universidad Nacional de La Plata.

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

1.    Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

2.    Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

3.    Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

4.    No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 13º CONGRESO

Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2015

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica