funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

EL PAPEL DEL RECREADOR COMO TRANSFORMADOR SOCIAL

Autor:

PABLO CARLOS ZIPEROVICH
CÓRDOBA, ARGENTINA

Origen:

VII Congreso Nacional de Recreación - II ELAREL
Vicepresidencia de la República / Coldeportes / FUNLIBRE
28 al 30 de Julio de 2002. Cartagena de Indias, COLOMBIA.

 

 

 

 

×  Ir a más Documentos

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 


Ponencia


 

Si realizamos prácticas sociales y educativas en forma ingenua, aséptica, improvisada y desvinculadas de lo que sucede dentro y fuera de nosotros, no estaremos construyendo el camino que deberíamos imponernos en el contexto de la presente realidad en el mapa latinoamericano.

Sería dejar de mirar lo que ocurre desde lejano en nuestro planeta. El que aún nos contiene, pero sujetos a merced del peligro constante de ser expulsados en cualquier momento, por obra y gracia de quienes asumen los roles de dominadores. Es decir de los destructores, de los que se creen eternamente poderosos en el espacio y en los tiempos.

La destrucción se ha convertido en el símbolo manifiesto de una constante alerta, que se traduce en una especie de monstruo amenazante en mi País, en éste País, en los países del mundo.

Símbolo de una minoría que arrasa tras sus consignas, manejos y manoseos de tierras, aires, objetos, personas, ideas, sueños y conquistas sociales y culturales.

Suena, me suenan mis propias palabras, el experimentar tener entre manos una bomba activada y pese a saber que está pendiente mi vida y la de los que me rodean.....y hasta la de la humanidad toda, a muchos nos cuesta, no tener claro o saber como actuar y lograr que la bomba o las bombas se paralicen.

Vivimos en las intersecciones de depresiones y anhelos, en las contradicciones originadas por el cruce de presiones e intereses, de acontecimientos y proclamas diarias con el de las esperanzas que aún subsisten y retroalimentan nuestros emprendimientos.

¡Que contradicción! Por un lado rojo de alerta y de peligro, por otra parte rojo de vida, de sangre, de canal para la procreación y sustento para mantener la vitalidad presente y futura.

Aunque resulte ambiguo esa misma contradicción nos está señalando el camino de avance para quienes asumimos roles que implican compromisos sociales.

Sin desconocer lo que acontece cerca o lejos de nuestra existencia, que no discrimina a nadie y nada, tenemos la imperiosa necesidad de afrontarlo, intentando reconquistar los valores que subsisten en la inmensa mayoría de los habitantes de la tierra. Intentando salvar lo que logrado a través de los tiempos o lo queda de posible y positivo.

Cerrar los ojos, taponarnos los oídos, sentarnos inmovilizados ver pasar las cosas, pueden convertirse en actitudes perversas, para si mismo y para afrontar estas crecientes e imparables realidades negativas que surgen de esas latentes alertas.

Tenemos que permanecer dentro de ella, como alternativa necesaria para inducir su recuperación y cambio, acompañándola en todas las propuestas, proyectos y trabajos.

Las acciones no alcanzan a cubrir las demandas. Ahí esta la cuestión básica: ser transformadores sociales por principio y resultante de una formación que nos debemos sea consistente, actualizada, clara, exigente, solidaria y defensora de todos los derechos humanos.

Conscientes de que no se encierren y manifiesten como hechos aislados, que no nos aislemos en lo personal. Aún reconociendo que cada realización, por más pequeña y pasajera que sea, podrá sumar al conjunto si está impregnada de intencionalidades sanas en sus propósitos, temáticas y metodologías de aplicación.

Bregar por que los saberes resultantes, acrecienten la convivencia, el diálogo, el enriquecer el proceso comunitario, enmarcado en el pensamiento y la acción democrática y participativa.

Recuperar sin demoras, sin titubeos, sin ceder argumentos y espacios a los destructores de turno, se convierte en bandera y tarea. Dos soportes que los Recreadores tenemos que incorporar en nuestras intencionalidades, proyectos y producciones.

Recuperar desde cualquiera de nuestros roles humanos, llámense profesionales, laborales, familiares, comunitarios, serviciales y educativos.

En este hoy, sin esperar el devenir, podemos y debemos estar en ese camino, aún con más fuerza y decisión, pese a los obstáculos, seamos educadores formales o no formales, recreadores, animadores sociales, trabajadores de la cultura, dirigentes, religiosos o ateos; en cualquier lugar, misión o responsabilidad particular o colectiva.

Vale la intencionalidad honesta y sincera, el no titubear, el actuar nutrido de esos saberes a que hacía mención, porque la responsabilidad requiere estar presente todos los días, en todos los momentos y en todas las instancias.

Los que nos involucramos, de una manera u otra, en la defensa de nuestro mundo, lo hacemos porque queremos que siga corriendo la roja sangre por los cuerpos de cada uno de los bebés, de los niños, jóvenes, adultos, minusválidos, débiles y en estado de extrema pobreza. Remarcando a estos tres últimos, porque nos enseñan como luchar, tratando de no bajar los brazos, enfrentando con pocas herramientas a la vida que les jugó una mala pasada.

En el siglo XX y en lo que va del XXI, subsisten perspectivas de mantenernos con mayor o menor intensidad, con poca o relativa esperanza. Estamos en la balanza desequilibrada por una realidad sujeta a previsibles e imprevisibles movimientos, en los que generalmente no somos consultados. Esto no nos exime de sentirnos parte comprometida, aunque a veces muchos no lo percibamos.

Esos destructores intentan cegarnos par tener su camino libre. Por suerte todavía no lo han logrado totalmente.

Significa, en este momento de la humanidad, no marginarse, tratar de entender y hacer entender a otros cuál es o son los caminos y las alternativas reales e imaginarias. Evitando en la medida de las posibilidades, construir respuestas que traten de sentirlas sólidas y efectivas, cual sea su papel social y su concepción ideológica ( es decir ideologías en pro del crecimiento humano, en contra de lo que implique destrucción.

Compromiso que hace a una responsabilidad compartida, no sólo para que se logren cambios, sino para que ante todo perduren los resultados obtenidos.

Compromiso que hoy nos demanda ser activos, lúcidos y actuantes a los Recreadores y Animadores especializados o no, en todos los espacios de socialización en los que desarrollamos nuestra actividad, con viejos y nuevos instrumentos... pero provistos de ellos para que avancemos en los ideales.

Asumiendo actitudes por sobre las aptitudes y las carencias y obstáculos; concretándolo en una práctica basada en la interpretación de qué y porqué nos está pasando algo serio y peligroso. Para establecer los qué y cómo responder, con qué instrumentos y dónde contextualizarnos para resolver y re-convertir los crecientes reclamos de la sociedad mayoritaria.

Entre ellos lo de tener trabajo y educación, justicia y seguridad, tiempos para disfrutar los tiempos extra-trabajo; ofertas para cultivarse, entretenerse, compartir con los suyos y compartir con el colectivo, para jugar, reírse, estudiar, acordar para que sus conquistas continúen y encarar emprendimientos; elegir y ser elegido, respetar y ser respetado.

La Recreación entendida como uno de los recursos protagónicos en la consolidación de los valores y pensada en la multiplicidad de posturas y espacios, al decir del Lic. Sergio Rascován (Buenos Aires, 1988), "la Recreación está en el lugar del entrecruzamiento entre un sujeto con su actitud, su deseo y un ámbito propicio para su desarrollo", significa que tenemos las posibilidades alternativas de recrearse (entretenerse, jugar, descubrir, enseñar, aprender, intercambiar), el deseo para lograr una "función que llamaremos lúdica" y que se "desenvuelva en un ámbito témporo ESPACIAL y SOCIAL determinado y en determinadas condiciones de subsistencia".

El papel de quienes asumimos trabajar y producir en el campo de la Recreación compartiendo la construcción del desarrollo humano, nos impone experimentarlo dentro de una amplia caja contenedora en la que caben ese y otras campos, áreas, disciplinas, propuesta y productos. Vinculada y parte del todo, como componente del proceso histórico y de las situaciones que alientan el andar de los hombres.

Hablar de los tiempos humanos es connotar la presencia del juego, de la libertad, de la practica innovadora y creativa, del ocio para sostener la recuperación de las obligaciones cotidianas, de la defensa de los valores y bienes comunitarios, culturales, ambientales y los de la propia Recreación.

Reactualizar el "volver a...", " retomar el...", " crear nuevos espacios para intentar nuevos logros", " aprovechar las experiencias en....", " capacitar profesionales para....".

Propugno que nuestra función recreadora debe este signada por las cosas del pasado, del presente y de la visionaria proyección de futuro.

Lo que hicimos o intentamos hacer, lo que nos propongamos de aquí en más, ensanchará el caudal en calidad y cantidad, en cuanto seamos sujetos capacitados en la teoría, conocimiento, búsqueda, experimentación, investigación, debate de ideas y fundamentalmente en la aplicación concreta en terreno para fortalecer las vivencias. Demostrando nuestra capacidad de protagonismo para usufructo de la colectividad.-

Encuentro atinado lo que el citado Autor Rascován expresa "el concepto de juego no es el juego mismo, el de recreación no es el de la recreación en sí, el de educación no es el de la educación en sí". En estos conceptos encuentro que Juego, Recreación y Educación, se darán en la medida del papel que ocupen en la CONSTRUCCION ideal y progresista de las diversas funciones y actividades humanas.

En ese contexto está el verdadero RECREADOR del presente.

Recreador como un emprendedor profesional, que procura ubicarse y ubicar sus propósitos y acciones en el marco de su realidad, en la que le toca desempeñarse, en la que puede ser aportante para beneficio de muchos, respondiendo a las demandas del hoy, pensando en que puede hacer para prevenir el mañana.

Nuestras tareas en este campo requieren abarcar múltiples áreas, entre ellas las motrices, sensoriales, intelectuales, socio-afectivas, para que sean formativas, acordes a los recursos y trascendentes. Generadoras de lo lúdico como espacio propio y compartido, capaz de intervenir frente a los déficits emergentes de lo formal, no formal e informal de nuestros sistemas de trabajo y capacitación.

Tres ejes contiene este Panel: Recreador, Transformador y Social:

  • RECREADOR es decir RECREACION desde, con y para todos. No apuntando a la dependencia, a la enajenación, a la pasividad, al desacuerdo, a la fractura de símbolos y valores, que nos contenga como personajes asumidos, actualizados en permanente ebullición y partícipes vinculados a todo el quehacer de la humanidad.
  • TRANSFORMADOR es decir alertos y predispuestos a trabajar por producir y acompañar cambios, desde nuestra especificidad a la diversidad.
  • SOCIAL al decir de Amanda Toubes, Educadora de Adultos de Argentina: " La
  • Recreación es un artefacto (casi tecnológico) para ver, conocer, detectar carencias" y peligros o el mensaje del Uruguayo Fabián Vilas: " crear espacios de Recreación, contribuye a mejorar la calidad de vida de los pobladores"... es ante todo "el respeto por los sujetos". Sumando lo del Cubano Aldo Pérez Sánchez, aludiendo a la Recreación en el tiempo social, dice que "este tiempo es la forma de existencia de los fenómenos materiales fundamentales de la sociedad que resultan una condición necesaria para el desarrollo, el cambio consecuente de las formaciones socio-económicas como proceso histórico natural".

Es decir que nos referimos a un campo que tiene una increíble riqueza en nuestras mentes y manos, porque allí se juega el porvenir, un juego más, con toda la seriedad que encierra.

Entrelacemos las tres palabras, los tres ejes y seguramente estaremos construyendo un mundo diferente, quizás por momentos algo utópico, por momentos absolutamente cierto y factible.

Si algunos de los tres cayera al vacío, se desmembraría la perspectiva y serían palabras livianas, que cual pluma al viento, volarían sin destino y se perderían en la negra oscuridad del mundo de los que pretenden obtener, a cuesta de los pobladores del planeta, beneficios basados en su ideología mezquina e individualista. Ideología que trasunta maneras de actuar, de gobernar, de imponerse sin importarles lo que arrasan a su paso.

Encuentros de este calibre, se convierten juntos a los que impulsan mexicanos, uruguayos, argentinos, brasileños y tantos otros, en esos espacios que la Recreación es capaz de incentivarnos para impulsar y proveernos reflexiones y herramientas, con toda la conciencia y el esfuerzo que significan, para reconvertir la realidad local, la nacional y la latinoamericana.

Encontrarnos para gritar presentes, juntos a los que en tantos sitios del mundo bregan por cambiar, por ser ciudadanos de la defensa de los derechos que todos tenemos derecho.

TRANSFORMAR es el papel sumatorio de cada uno de nosotros, es la suma del hacer comunitario en todos los espacios. Un hacer hormiga, para avanzar por los canales subterráneos y aparecer a la luz, tomados de las ideas y los brazos de quienes están cerca o lejos y trabajan asiduamente, sin descanso por un mundo mejor.

Transformar es aportar, apoyar y apuntalar interviniendo sin imponer, pero sin perder la brújula que nos conduzca a solidificar lo bien realizado y cambiar con espíritu renovador lo que adolece y reclama el Estado, la escuela, el club, el campo, la plaza, la calle, la villa de emergencia o la favela, el jardín familiar, el ámbito y patrimonio urbano y rural, la naturaleza.

"Así yo no juego más" quiero jugar al juego de una vida distinta, jugar al juego de la permanencia y la persistencia, al juego de la construcción de un mundo de cambio, válido para todos y no para los pocos que quedarán.

A eso quiero jugar. A eso quiero que juguemos... sino "no juego más" o más bien preguntarme a que juego?, a que me hacen jugar?, a dónde llega, a dónde llegaremos con el fruto del juego en que estamos jugando todos los días, todos los minutos de nuestra existencia?

Amigos, juguemos a jugarnos con el Juego, con la Recreación, por una Sociedad de seres vivos, enfrentando con nuestras herramientas recreativas y sociales a la violencia, a la destrucción, a la muerte. Para que siga corriendo la sangre por nuestro interior, sin derramarse, vitalizando nuestras acciones cotidianas.

 

Así vale la pena JUGARSE.

Córdoba, Julio de 2002

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde hace 18 años ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 7º CONGRESO - II ELAREL

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica