funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

EL SERVICIO SOCIAL:
UNA ESTRATEGIA PEDAGOGICA PARA LA PARTICIPACION SOCIAL JUVENIL.

Autor:

FREDY ALBERTO BELLO B.
FUNLIBRE

Origen:

VIII Congreso Nacional de Recreación
Vicepresidencia de la República / Coldeportes / FUNLIBRE
27 al 29 de Mayo de 2004. Bogotá, D.C., COLOMBIA.

 

 

 

 

×  Ir a Centro de Documentación

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 


 

Ponencia

 

La Ponencia presenta la sistematización del proyecto realizado gracias al Convenio Unicef – Funlibre.

Unicef Entidad financiadora. Asesoría y acompañamiento técnico: Mercedes Jiménez

 

Equipo técnico de Funlibre:

 

Esperanza Osorio C. Directora del proyecto. Coordinador nacional Fredy Alberto Bello B.

 

Coordinadores y facilitadores municipales:

Istmina: Kelly  Lozano, Natalia Grajales y Nestor Sánchez.

Pasto: Luz Helena Arias.

Popayan:  Marco Tulio Díaz.

Bogotá:  Hernando Mahecha, Alexander Urrego.

 

Soporte técnico

Javier Mayor en el área de políticas de juventud

Consuelo Suárez: asesoría pedagógica dinámicas del laberinto

 

Voluntariado

Ana María Filártiga

Maestra en entrenamiento - Paraguay

 

 

PRESENTACION

 

El proyecto servicio social: Una estrategia pedagógica para la participación social y juvenil, se constituyó en un espacio de expresión con y para los jóvenes y las jóvenes participantes en el proyecto.

 

La respuesta y compromiso con el proyecto, si bien fue variable en concordancia con las características individuales de los jóvenes en general logró abrir un espacio creativo y constructivo, el ambiente propició que se expresarán más allá de los estereotipos y desde sus propias individualidades y sueños.

 

Aunque los grupos de los diferentes municipios viven y son de culturas diferentes, se identificaron expectativas y esperanzas comunes como seres humanos y ciudadanos.

 

Traducir al papel la vivencia es difícil pues se quedan por fuera expresiones emocionales que cobran sentido y significado en momentos específicos de la experiencia; sólo se puede decir, que el encuentro con ellos fue enriquecedor y una vez más ratifica la importancia de abrir y construir con los jóvenes las oportunidades para que sean visibles y protagónicos y para que tenga la posibilidad de poner en escena sus capacidades y potencialidades, concientes que no son el futuro sino el presente mismo.

 

EL SERVICIO SOCIAL: UNA ESTRATEGIA PEDAGÓGICA PARA LA PARTICIPACIÓN SOCIAL JUVENIL, se configura como un proyecto donde se pretende aportar al fortalecimiento de la capacidad de participación de los jóvenes.

 

Se parte del convencimiento de las capacidades de los jóvenes para intervenir en los procesos que los afectan, y la exigencia ética que nos plantean los escenarios actuales de cómo adultos ser facilitadores en este proceso.

 

De ahí que la apertura de escenarios donde el joven tenga la posibilidad de “vivenciar” experiencias democráticas, basadas en el juego y en las formas jugadas, se constituye en un medio para aproximarse más a ellos en un espacio de relaciones equitativas y justas.

 

El alcance de logros cualitativos con estrategias como las que aquí se plantean cada vez son más exigentes y requieren de un trabajo conciente e intencional en la transformación de las relaciones adultos – jóvenes y en los aprendizajes que cada generación debe obtener para lograr que realmente la participación social del joven se constituya en un medio y un fin en la tarea de lograr una sociedad más justa.

 

Por otra parte demandan un alto nivel de articulación entre las instituciones, las organizaciones juveniles, y en general todos aquellos comprometidos en los procesos de desarrollo de los jóvenes y en la garantía y protección de sus derechos.

 

Este proyecto realizado en Bogotá, Pasto, Popayán e Istmina pretendió sembrar semillas de reflexión, habilidades y conocimientos en los jóvenes, nos aportó también su saber y sus deseos, de  todos dependerá que el esfuerzo invertido se potencialice en el marco de los procesos locales, que sus opiniones sean tenidas en cuenta y que los mismos jóvenes enriquezcan el espacio de aprendizaje abierto.

 

A continuación presentamos entonces el consolidado nacional del proyecto, esperando que sea una experiencia que pueda ser replicada y enriquecida por otros.

 

RESUMEN

 

El objetivo de este proyecto fue abrir un espacio de participación social a los jóvenes a través del servicio social, que aportara a la construcción de lineamientos de política en los campos de recreación y el servicio social como tal. En el proyecto participaron un total de 866 estudiantes de Bogotá, Istmina, Pasto y Popayán, de colegios públicos y privados que estaban cursando los grados 9º. A 11º. Para cumplir con el objetivo propuesto se implementó con los estudiantes una propuesta metodológica que buscó principalmente generar un ambiente de aprendizaje y socialización para los jóvenes basado en el juego y la recreación y que no sólo divirtiera sino que además generará un análisis crítico de los temas. Uno de los ejes que atravesó el proceso, fue el proyecto de vida el cual se desarrolló a lo largo de las diferentes sesiones. La metodología contemplo cinco momentos principales: el primero, que se constituyó en el acercamiento a las instituciones educativas y los jóvenes para crear las condiciones necesarias para su compromiso con el proyecto; un segundo momento, donde los jóvenes conocían a más profundidad los contenidos y metodología propuesta, con lo cual se buscaba que la inscripción fuera voluntaria, en tercer lugar se desarrolló la capacitación, con el fin que entrarán a la práctica social con unas bases mínimas y la comprensión de los temas que se estaban abordando; en la última y también con base en un proceso de aprendizaje los jóvenes hicieron el diseño y planeación del momento denominado práctica social, y que para el caso particular de este proyecto consistió en un encuentro recreativo y juvenil, espacio dentro del cual se recogieron y analizaron los elementos para la formulación de los lineamientos de política. Los resultados mostraron que: 1) los conceptos, prácticas y proyección que dan a la recreación en sus vidas y la comunidad es bastante amplia, no únicamente la ven como un medio para su desarrollo personal, familiar y de grupo, con beneficios a nivel físico, educativo, social, psicológico sino también como una estratega de participación social y mediante la cual pueden prestar ayuda a la comunidad; 2) el servicio social es visto como una oportunidad e participación basada en la ayuda a los otros y un medio para participar y abrir espacios de socialización para los jóvenes. Muestran especial interés en trabajar con y para los segmentos poblacionales más desfavorecidos. En general, tanto en su proyecto de vida como en el trabajo realizado a través de todo el proyecto, los participantes muestran un interés especial por aportar a sus comunidades y a la sociedad como un todo, expresan sus deseos de desarrollo personal y visualizan un futuro como profesionales, como parte de una familia, económicamente estables, pero también como aportantes a la sociedad. Los textos que se incluyen en este informe y la respuesta de la mayoría de los jóvenes al proceso demuestran que en ocasiones son más los estereotipos, creencias y rótulos, algunas veces negativos asociados a la juventud y los jóvenes que la realidad misma de su enorme potencial como actores sociales. Corresponde a la sociedad, las instituciones, los adultos y los jóvenes mismos abrir mayores oportunidades de educación, socialización y aprendizaje que pongan en escena todo este potencial y facilite en ellos el desarrollo de capacidades humanas.

 

 

1.   MARCO DE REFERENCIA

 

 

Trascender el concepto de participación más allá del requisito o la condición para validar un proceso, usualmente representado por el número de participantes en un proceso exige un trabajo concertado de los diferentes actores sociales y agentes de socialización que inciden sobre la vida pública y privada de los jóvenes.

 

La participación como capacidad humana no es ajena a los procesos formativos y educativos que se dan en la escuela, la familia y los ámbitos de interacción sociales y públicos. Es compleja en la medida que requiere de actitudes, conocimientos, posiciones ideológicas que se construyen desde la infancia y se ejercen en los diferentes espacios desde el momento que se opina hasta aquel en que es posible realmente ser partícipes en la toma de decisiones y las acciones que éstas involucran.

 

La concepción del servicio social como una estrategia de participación juvenil propone desde su enfoque no únicamente que sirva como espacio de formación sino que realmente posibilite el que el joven haga presencia en las dinámicas que se generan alrededor de él, a través de actividades recreativas las cuales se constituyen en una metodología más próxima a ellos.

 

El servicio social como una estrategia de participación para los jóvenes y un medio para aportar al desarrollo de sus propios procesos, se ve enfrentado a varios obstáculos más relacionados con su concepción y uso; por una parte, está su carácter de obligatorio para el grado de bachiller, perspectiva que es afianzada justamente por la forma en que muchas instituciones lo abordan, donde los estudiantes simplemente cumple un número de horas haciendo tareas u oficios que no necesariamente contribuyen a su desarrollo  o mínimamente a su sensibilización como actor social.

 

En el “mercado” se encuentran diferentes propuestas de servicio social donde los jóvenes hacen de mensajeros al interior de las instituciones, archivistas, y si en el mejor de los casos, se les asigna tareas que podrían ser aprovechadas como dispositivos pedagógicos, en la práctica se reducen al ejercicio rutinario de una función. Igualmente se conocen experiencias de servicio social en los colegios donde el requisito es pintar las paredes del colegio, hacer un trabajo específico para salir del paso, etc., conjunto de opciones que realmente no responden a la responsabilidad ética que corresponde en términos de aprovechar el servicio social como una oportunidad para trabajar con y para los jóvenes, articulándolo a su proceso de formación integral.

 

En este contexto la propuesta de Unicef de estimular el que el servicio social se repiense es pertinente; no es atrevido afirmar que los procesos de socialización política aún son débiles y es necesario fortalecerlos tanto desde los ámbitos formales como no formales.

 

Es desde esta perspectiva que el servicio social se puede constituir en un mediador de procesos de sensibilización, capacitación, reflexión con los jóvenes acerca de sí mismos y su realidad, no únicamente para que tomen conciencia de ella, se comprendan sus fenómenos sino que se desarrollen capacidades para su transformación.

 

Un servicio  social pensando desde el desarrollo humano, supone que éste debe mediar la generación de unas condiciones pedagógicas que promuevan en el joven el desarrollo de capacidades humanas a través de técnicas que posibiliten la relación del joven con el conocimiento, la creación de espacios de reflexión y la oportunidad de desarrollar acciones a favor de sí mismo y la comunidad, es decir, donde lo individual y lo colectivo se conjuguen e interactúen creando espacios para la vivencia, una vivencia donde lo racional y lo sensible sea posible.

 


Si se supone, que el desarrollo  es que las personas tengan un acceso a los bienes y recursos, que los beneficios de las políticas lleguen de manera equitativa y con justicia social, que abra  oportunidades a las personas en condiciones desfavorables  (económicas, culturales, sociales, éticas, ambientales, etc.), el objetivo del servicio social, es contribuir a procesos de empoderamiento, configurarse como un ambiente de aprendizaje para el joven.

 

Otra de las limitaciones del servicio social se deriva de su concepción restringida, se le limita a cierto número de horas (80), lo que se constituye en un elemento negativo en la medida que así se asume “literalmente”. Como se anotaba anteriormente, esto en ocasiones conduce a que muchos de sus oferentes lo piensen desde ahí, e igualmente estimulen en el joven y en los colegios esta mirada al programa.

 

Los pocos recursos de los que dispone el país para el cumplimiento de la política social, exige que las instituciones privadas y públicas, ONG y profesionales, orienten su trabajo bajo criterios unificados, en un intento por optimizar tales recursos mediante la unión de esfuerzos y la colectivización de las metas, de ahí como se decía, la importancia de la propuesta de Unicef de abrir espacios para la formulación de unos lineamientos orientadores para de servicio social nacionales pero con pertinencia en lo local.

 

En este contexto, la propuesta de servicio social objeto de este proyecto, buscó fundamentalmente por una parte, formular con sus participantes lineamientos de política de servicio social y recreación.

 

El servicio social se concibe como un programa que puede hacer más equitativa la oferta de servicios recreativos a diferentes segmentos poblacionales, con altos niveles de cobertura, en relación con  sus resultados e impacto, permite, por una parte, validar estrategias no sólo de acción social adaptables a todas las regiones del país, sino de contribuir de manera intencional, sistemática y con calidad, a la facilitación de espacios de formación para el ocio y la recreación, con miras a crear y fortalecer en Colombia, una cultura recreativa que “fomente un aprovechamiento creativo del tiempo libre, Ley 115 de 1994.

 

Plan General de Educación, artículo 5º, como fin de la educación y que ratifica su importancia en el artículo 14, en lo relacionado con los programas de enseñanza obligatoria en el literal b) que dice: El aprovechamiento del tiempo libre, el fomento de las diversas culturas, la práctica de la educación física, la recreación y el deporte formativo, para lo cual el Gobierno promoverá y estimulará su difusión y desarrollo. ... Los programas a que hace referencia el literal b. del presente artículo serán presentados por los establecimientos educativos estatales a las Secretarías de Educación del respectivo municipio o ante el organismo que haga sus veces, para su financiación con cargo a la participación en los ingresos corrientes de la Nación, destinados por la ley para tales áreas de inversión social.

 

La recreación, el deporte y el aprovechamiento del tiempo libre, no son desconocidos ni obviados dentro del marco normativo de la Ley de Educación, por el contrario, se reitera su importancia a través de toda la ley, incluyéndose en los objetivos específicos de la educación preescolar, básica primaria y básica secundaria (literales g), j) y ñ) de los artículos 16, 21 y 22, respectivamente.

 

Desde el contexto de este programa, más que manejar el tiempo en los jóvenes y niños parcelado en tiempo de estudio y tiempo libre, desde la recreación se pretende contribuir a que los ciclos de vida del hombre en sus diferentes espacios y ámbitos, se den como un continuo de aprendizaje y formación para la vida; esto requiere de una estrecha articulación entre la escuela, la familia, la comunidad y las instituciones que ofrecen servicios y programas para el tiempo libre  o extraescolar, para lograr con el objetivo planteado, de intensificar la jornada académica, mediante el desarrollo de programas estructurados en jornada complementaria.

 

La recreación en este aspecto puede ofrecer al sector educativo opciones para cumplir, dar flexibilidad al calendario académico, como lo plantea en el artículo 86 la Ley General de Educación, facilitando el aprovechamiento del tiempo libre y la recreación en familia.

 

El servicio social, optimiza recursos y articula al proceso a los jóvenes, potencializando su capacidad de participación y generando espacios de formación de los mismos en valores democráticos, y que pueden contribuir a diseñar mecanismos y hacer realidad el objetivo de participación propuesto por la Ley de Juventud (Ley 375 de 1997).

 

Los principios del programa, se derivan en una mirada interdisciplinaria que facilita la aproximación al trabajo en recreación y a los problemas sobre los que actúa de una manera integral e integradora. De esta manera, los fundamentos de los programas, se trabajan alrededor de:

 

·         La pedagogía y más específicamente la pedagogía lúdica y la pedagogía social

·         La psicología política  y psicología social en cuanto a los factores que inciden en la formación del joven como sujeto político

·         La sociología y sus aportes al conocimiento del hombre como sujeto social y las diversas relaciones sociales frente a la comunidad y a la sociedad en su conjunto.

·         La comunicación social, en relación con los procesos de comunicación que se dan como producto de la interacción entre individuos y de éstos con su comunidad y el uso de medios alternativos en el ámbito local.

·         La administración y sus aportes al diseño de modelos de gestión y gerencia social.

 

Como un elemento integrador, la investigación es el medio a través del cual se articulan los saberes de las distintas disciplinas para la construcción de modelos de trabajo y la generación de proyectos de investigación teórica aplicados, que den soporte a la cualificación y a los fundamentos de los programas; es así como se hace una reelaboración conceptual y metodológico permanente de los programas y una sistematización de los procesos, a partir de los cuales se ha venido profundizando en área tales como:

 

·         Formulación de estrategias para el fomento de la democracia, la resolución de conflictos y convivencia pacifica como eje orientador de los programas.

·         Educación ambiental y desarrollo sostenible.

·         Construcción y validación de modelos integrales de Prevención de la enfermedad y promoción de una cultura de la salud con jóvenes, mediante estrategias derivadas de la animación sociocultural y la pedagogía lúdica con énfasis en recreación, deporte y cultura.

·         Desarrollo de modelos de trabajo con comunidades con énfasis en el fortalecimiento de procesos de organización y participación en el ámbito local.

·         Construcción de modelos de trabajo para la educación para y en el tiempo libre, como estrategia de formación integral.

·         Propuestas de educación no formal para la formación de recreadores, con énfasis en lo social, y promotores comunitarios.

·         La animación sociocultural como  un medio para el fomento de la democracia cultural.

·         La consolidación de un voluntariado nacional formado principalmente por los jóvenes que han participado en los programas de servicio social de la Fundación.

 

Los procesos de formación se basan en la aplicación de la pedagogía lúdica, como instrumento que puede permear todos los espacios de socialización, a través  de diferentes medios de expresión cultural y social como son: el arte, la expresión plástica, el teatro, la danza, la música, el cuento, la poesía, la recreación dirigida y el deporte y generar un espacio para la formación en valores, actitudes, comportamientos, acciones individuales y colectivos, estilos de vida saludables, actitudes positivas y habilidades en diversos aspectos de la realidad cotidiana.

 

Esta panorámica permite vislumbrar las bases de los programas de Servicio Social, que se enmarcan dentro de unos fundamentos conceptuales que apuntan a la contribución, al fomento de la democratización de la sociedad en los diferentes ámbitos: cultural, social, educativo y ambiental, a partir de la facilitación de espacios de formación que coadyuven al desarrollo de valores, actitudes, conocimientos y habilidades, y en general, a abrir caminos que conduzcan a la construcción de un hombre colombiano solidario, autónomo y respetuoso de sí mismo y en los demás.

 

En este proceso, los estudiantes son considerados parte activa y fundamental de la sociedad con potencial para implementar los cambios sociales que requiere el país, en cuanto al desarrollo de una nueva sociedad civil, donde la convivencia pacífica sea el punto de partida para el crecimiento sostenible en todos los ámbitos de la sociedad. Esto requiere necesariamente la apertura de espacios de formación para el joven en sus diferentes dimensiones como ser humano y en sus espacios más cercanos de socialización: la escuela, la familia y la comunidad.

 

En lo estructural, se pretende  que la recreación desde sus diferentes sectores (Gráfica No. 1) aporte mediante la vivencia  la posibilidad de contribuir al desarrollo integral del ser humano. Esto requiere de un manejo conceptual y metodológico particular, en la medida que la intencionalidad dada a la experiencia recreativa no sacrifique la esencia de la calidad de la vivencia y sus componentes como son su sentido libertario, el derecho de quien se recrea a optar por el qué y cómo de la actividad y equilibrar las  dimensiones de la recreación: actividad, tiempo y espacio, sin que pierda su capacidad divertir y crear las condiciones para que los participantes  tengan una actitud “lúdica” frente al proceso.

 

La recreación da la posibilidad de propiciar espacios de formación en las diferentes jornadas pedagógicas, que conducen a procesos de reflexión que fomentan el fortalecimiento de  la capacidad crítica y autocrítica del joven para construir conocimiento y asumir sus propias debilidades  y fortalezas, con miras a tomar decisiones que le den elementos para construir un proyecto de vida donde tenga la capacidad de volver las metas de los otros, metas propias y colectivas.

 

Las actividades de ocio y recreación cada vez van adquiriendo una mayor importancia en la vida cotidiana de las personas. Las graves crisis en el socioeconómico, político, y otros ámbitos de la vida nacional, con un impacto bastante negativo sobre la calidad de vida de la población hace necesaria la facilitación de espacios que coadyuven al logro y mantenimiento de la salud mental de los colombianos.

 

Además los lugares de ocio y las actividades pueden mantener y mejorar la identidad étnica, el encuentro de necesidades de segmentos particulares de la sociedad, que no pueden ser cubiertas de otra manera. Durante el ocio también hay una mayor integración familiar y otros tipos de cohesión social e integración que le adicionan mayor significado a la vida.

 

La evidencia muestra que el sistema social de soporte y la compañía contribuyen a mayores expectativas de vida, menos enfermedades y mayor calidad de vida. Ciertamente muchos de estos sistemas dependen de manera importante de las oportunidades de ocio, lugares y conductas. Por otra parte, las oportunidades de ocio  y recreación son adecuadas son necesarias para el desarrollo del niño, para reducir la alienación social y para facilitar el tratamiento y recuperación de poblaciones institucionalizadas  -clínicas, cárceles. También se ha encontrado que estas oportunidades si son estructuradas y administradas apropiadamente, contribuyen significativamente a la reducción del consumo de sustancias, el crimen y otras patologías sociales.

 

Prueba de ello es el largo e histórico proceso que se ha tenido que andar para avanzar en el proceso de consolidar una política pública social de recreación que privilegie su potencial para el desarrollo social y educativo sin restarle sus condiciones esenciales: que divierta, genere satisfacción intrínseca y extrínseca y abra espacios para la re-creación de experiencias y la creatividad.

 

En una investigación realizada por Funlibre en el año 1999 con 800 estudiantes de servicio social de diferentes colegios de Bogotá, se encuentra que las preferencias de los jóvenes en cuanto a las prácticas de recreación son muy diversas y abarcan desde opciones individuales como hablar por teléfono, escuchar música o ver televisión, hasta el deporte, el campismo, la recreación artística cultural, entre otras[1]. Desde esta investigación se sugiere la importancia de identificar las representaciones sociales de los jóvenes en relación con el ocio, la recreación y el tiempo libre, como marco antecedente para la formulación de la política en este campo.

 

Los resultados de las investigaciones muestran que los jóvenes dan a la recreación un carácter intencional y positivo para sus vidas. Consideran que las experiencias pueden posibilitar aprendizajes, salud, participación, libertad, entre otras[2].

 

La vinculación servicio social – recreación hace parte de la búsqueda de métodos que abran nuevas posibilidades a la acción, búsqueda en la que es necesario reconocer su dimensión histórica y compleja, su manifestación transitoria susceptible de ser transformada por los hombres, los valores y concepciones diversas desde diferentes posiciones sociales.

 

En este proceso se deben mantener las especificidades de la educación para y en el ocio y la recreación las cuales se conjugan dialécticamente en el mismo espacio. Con esto se quiere decir que por una parte se garantiza a los participantes descubrir las contradicciones y determinantes impuestas por la organización, y por el otro se le permite una aprehensión crítica y creativa de los contenidos de la experiencia.

 

De igual manera llamamos la atención de la recreación como una práctica pedagógica orientada a la emancipación del hombre, como un mundo de posibilidades de apropiación y desarrollo de determinadas habilidades y valores necesarios para su autodeterminación como individuo colectivo, mediante la tematización y reflexión sobre sus diversos contenidos y dentro de las condiciones de su propia existencia histórica

 

Pensar la recreación desde esta perspectiva lleva a cuestionar sobre las actividades que podrían responder a esta concepción. La recreación pasa a ser vista como una fuente de valores y contradicciones, se constituye en un agente difusor de contenidos vivos, idiosincracias de las realidades que se producen. Un hombre se presenta como una síntesis concreta de múltiples influencias y como sujeto social, político e histórico. Un conocimiento emerge de la propia experiencia del grupo, su crecimiento se deriva de la participación activa de sus miembros dentro de un modelo autónomo y organizado de reflexión y debate. La práctica de la recreación se configura en cuanto una posibilidad de construcción de sujetos coparticipantes del proceso educativo que se transforma en la medida en que modifican también sus propias circunstancias de vida[3].

 

Así el diseño del servicio social no se piensa únicamente desde la puesta en escena de juegos y actividades divertidas y estimulantes, se crea y planea desde una concepción de hombre y sociedad y particularmente desde un enfoque de ocio y recreación para la emancipación, la libertad y la acción transformadora.

 

2.        OBJETIVOS

 

 

2.1.     OBJETIVO GENERAL:

 

Recoger y analizar la experiencia del servicio como una estrategia de participación juvenil y un espacio de acercamiento de los jóvenes a las dinámicas institucionales y locales, en la perspectiva de identificar elementos que posibiliten su cualificación como un medio para la participación genuina.

 

2.2.          OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

 

  • Identificar cuáles son los deseos y expectativas que los jóvenes tienen desde su proyecto de vida, particularmente como actores sociales en sus comunidades.
  • Identificar los conceptos que los jóvenes tienen acerca de las políticas  públicas y la participación juvenil. 
  • Identificar y analizar las tendencias en relación con los conceptos y prácticas de recreación, ocio y tiempo libre por parte de los jóvenes, como base para la formulación de los lineamientos de política en esa área.
  • Identificar los conceptos y significado que los jóvenes dan al servicio social como una estrategia de participación y acción con la institución educativa y la comunidad.
  • Construir de manera participativa los lineamientos de política en recreación y servicio social teniendo en cuenta el marco de antecedentes conceptuales de los jóvenes.
  • Elaborar las recomendaciones pertinentes para cualificar el servicio social como una estrategia de participación genuina de los jóvenes.

 

 

3.        METODOLOGÍA DEL PROGRAMA

 

 

La propuesta metodológica del servicio social ha sido siempre un proyecto en construcción que crece y se cualifica con los jóvenes que han pasado por el proceso.

 

Para este proyecto se flexibilizó con base en las características de cada municipio y el desarrollo mismo del proceso. Este proceso de municipalización se hizo con base en una estructura metodológica global (ver gráfica No. 2).

 

El punto de partida fue el proyecto de vida, el cual se enriquece, y vitaliza a partir de los procesos reflexivos que dinamiza la metodología y se revierte en un espacio humano de interacciones de sujetos que desde su individualidad se movilizan hacia construcciones colectivas, trascendiendo el pensar sólo en su propia individual para abordar, a partir de un ejercicio responsable de su ciudadanía, el análisis de escenarios para otros (pares cercanos conocidos, o aquellos desconocidos que entran en la llamada categoría de jóvenes y adolescentes del municipio).

 

Pero la reflexión no se queda en el conversar y compartir como eje de la construcción, se concreta en la construcción de unos lineamientos de políticas públicas que al articularse a las dinámicas municipales e institucionales en los PEI van a tener repercusiones en la vida de otros jóvenes.

 

Desde estos ajustes en cada uno de los municipios las actividades que se logró observar como centrales son aquellas que tuvieron en cuenta las condiciones esenciales observar al joven como centro del proyecto.

Cada sesión se trabajó  a  partir de  guías metodológicas las cuales eran el insumo base para el proceso de capacitación, en la  primer sesión por ejemplo se implementó el “circuito interpersonal[4]”, el  cual tenia como objetivo inicial  que los participantes  se integraran y reconocieran al otro como parte del grupo; pero por otro lado esta actividad arrojó información sobre el concepto de recreación, ocio, por que están en este grupo etc, que es insumo para la estructuración de los lineamientos de políticas públicas en el ámbito Nacional.

De esta forma cada una de las actividades centrales que se generaban en cada sesión contenía un componente lúdico recreativo que permite entregar y recibir información para le proyecto. Este tipo de actividades al ser vivenciadas por los participantes permitió que se generan no solo un  cruce de información, simultáneamente  los y las jóvenes se sensibilizaron y  reflexionaron frente al resultado mismo de las actividades.

Por ejemplo la actividad el “Arbol” permitió para el proyecto tener un diagnostico de necesidades de los jóvenes en lo local, pero de igual forma el joven observaba que disponía de poca información frente a  su municipio o barrio, que realizaban un sin número  de requerimientos para solucionar su problemática, pero al momento de proponer alternativas de solución no eran lo suficientemente propositivos; por lo tanto el balance era un desconocimiento sobre la dinámica local.

Como elemento central se tenia el proyecto de vida el cual permitía tejer entre una sesión y la otra las actividades y reflexiones, por lo tanto era importante que los jóvenes se sensibilizaran y observaran sus reales fortalezas  y debilidades con su proyecto, para este objetivo se implementó la actividad “el viaje del aventurero”, actividad en la cual  se observa aquellos que tenia algo claro en su corito o media plazo, quienes tenia  bases claras o borrosas, o  por que razón estaban en este Servicio Social. Cada uno de los participantes se les entrego una guía en la cual estaban unos puntos básicos para su proyecto de vida, en cada sesión se trabajaba sobre un punto para el final observar unos proyectos de vida que daba una tendencia sobre los jóvenes del municipio

Una vez que se avanzaba en las sesiones  de capacitación el tipo de actividades tomaban mayor vigor y estas  eran aprovechadas por lo jóvenes para  ampliar sus conocimientos y lograr proyectarse al grupo, actividades como el “alcalde” en la cual el joven a partir de un presupuesto debe adelantar proyectos que solucionen la problemática del municipio o barrio, generó en los grupos aportes que permitieron ver como el joven desde un juego de roles puede  proyectarse a la comunidad y crear desde un  imaginario proyectos  en bien tanto de los jóvenes como de colectivo.

La construcción de propuestas colectivas  fue una de las últimas actividades, en estas se iniciaba con un problema y se finalizaba con las propuestas de solución en la cual cada uno  de los participantes había aportado y como resultado se tenia una  propuesta  coherente y que era producto de la concertación.

Gráfica  No. 2: Elementos para la creación de ambientes para el desarrollo humano


 

 

Momentos metodológicos:

 

La categoría momentos se asume como acciones del proceso que se pueden se pueden dar gradual o simultáneamente. Los puntos críticos de cada momento los determina el logro del resultado principal para continuar con los siguientes pasos (Gráfica No. 3).

 

Momento 1: Acercamiento con las instituciones educativas y de la administración local, con el fin de lograr la cooperación y el aval para el desarrollo del proyecto en cada municipio.

 

 El objetivo es formalizar la cooperación y crear las condiciones para que los resultados del proyecto sean tenidos en cuenta en las políticas públicas de adolescencia y juventud del municipio. Igualmente se realizó un reconocimiento del municipio, sus recursos, espacios, dinámicas principales, un sondeo de la participación de los jóvenes en los procesos municipales, entre otras.

 

Momento 2: Se hizo una presentación del proyecto a los jóvenes de tal manera que se diera un proceso de inscripción informado y voluntario. Para ello se realizaron jornadas recreativas crearan un clima cálido pero a la vez reflexivo sobre el proceso que se iniciaba.

 

En cada una de las instituciones y  dependiendo del interés de esta se ampliaron en reuniones con las directivas o ccordinadores de Servicio Social. De esta forma en algunos municipios jóvenes que ya habían presentado su Servicio Social mostraron su interés  por estará en es te proyecto, ya que observaron el potencial del cual se disponía para una proyección comunitaria.

 

Momento 3: El proceso de formación – capacitación,  parte de una propuesta metodológica para la definición de los elementos esenciales del proyecto de vida. El espacio entre sesión y sesión fue aprovechado para la reflexión sobre lo construido y la elaboración de un “plan de acción personal”, con el cual se iniciará la sesión siguiente.

 

A partir de este momento los contenidos tratados fueron  articulados a través de la vivencia y las dinámicas de reflexión con el proyecto de vida y particularmente con el plan de acción personal social sin perder de vista los componentes afectivo, espirituales, psicológicos, laborales, recreativos, etc.

 

Contenidos desarrollados por municipio:

 

Los ejes temáticos trabajados en el proyecto en los cuatro municipios fueron:

 

·         Servicio social

·         Participación

·         Políticas de juventud y políticas de recreación

·         Recreación

·         Proyecto de vida como eje transversal

 

 

Gráfica No. 3: Momentos metodológicos del programa

 

 

Cuadro de texto: Proyecto de vidaCuadro de texto: Fundamentos - diseño de programas y técnicas de recreaciónCuadro de texto: EVALUACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA - MEMORIA DEL PROCESO

 

 

En el anexo 1, se presentan los documentos de apoyo elaborados para el desarrollo de las sesiones de capacitación. En el anexo 2, se hace una presentación de la guía utilizada

 

Momento 4:

 

La práctica social en este caso estuvo orientada al diseño y ejecución de los Encuentros Recreativos juveniles. Para lograr este objetivo se trabajó la metodología de proyecto.

 

El proceso en este momento debía dar como resultado la formulación de los lineamientos de política en servicio social y recreación.

 

Como medio principal para la dinamización se utilizó la metodología de laberinto acompañado de otras técnicas o propuestas generadas por los jóvenes, entre  las cuales  se destacan  la “escalera”, “el parchis”.

 

En cada uno de los municipios el laberinto permitió que los jóvenes se integraron frente a un proyecto colectivo el cual era la ambientación de la telas que conformaban el laberinto, y de la misma dinamización al interior, ya que para este encuentro asistieron diferentes personas que no habían estado en el proceso de capacitación, y que por lo tanto este laberinto sirvió tanto de información como de recepción de propuestas.

 

En el anexo 3 se presentan algunos ejemplos de las técnicas utilizadas tanto en el proceso de capacitación como de práctica social y en el anexo 4, la guía utilizada para el desarrollo de los encuentros.

 

Aspectos administrativos:

 

Para efectos de los procesos de planeación, coordinación y seguimiento se utilizaron diferentes instrumentos de registro y evaluación (Ver anexo 5), y las fichas operativas correspondientes a cada uno de los momentos.

 

 

4.        PARTICIPANTES EN EL PROYECTO

 

Los jóvenes y las jóvenes que participaron en el proyecto son estudiantes de colegios públicos y  privados de las ciudades, de: Bogotá, Istmina, Pasto y Popayán. Cada uno de ellos se vincularon de forma voluntaria al proceso, previa presentación del proyecto en las instituciones. A continuación se observa un breve perfil del tipo de población que conformaron a nivel nacional el  proyecto: “Servicio Social  una estrategia para la participación social juvenil”.

 

4.1.      Número de instituciones participantes:

 

En el proyecto participaron un total de 11 instituciones educativas y 11 privadas,  con una mayor representación pública en la ciudad de Bogotá y privada en la ciudad de Pasto. (Ver tabla No. 1).

 

Con el total de instituciones se realizó un convenio de cooperación para el desarrollo del proyecto. Los aportes de las mismas se tradujeron básicamente en préstamo de las instalaciones para el mismo, colaboración en algunos horarios para que los alumnos salieran mas temprano de la jornada escolar, información sobre alguna eventualidad del proyecto.

En relación con el comportamiento general de los colegios frente al proyecto se puede observó  que si bien lo recibieron con una buena actitud en términos de la contribución que éste podría hacer los estudiantes, la misma no se reflejó en un compromiso explícito de acompañamiento a los procesos. Fueron casos  asilados el acompañamiento que algún coordinador de Servicio Social  o profesor se involucrara en la propuesta por ejemplo en el municipio de Istmina o Pasto, en el cual los profesores  y profesoras jugaron un mayor liderazgo  frente al desarrollo del proyecto, pero fueron esfuerzos individuales no institucionales.


 

Tabla No. 1: Instituciones educativas participantes y número de estudiantes por institución

 

Colegio

Tipo

No. De Estudiantes

Público

Privado

BOGOTÁ

Inem

X

 

57

Britalia

X

 

32

Villa Rica

X

 

37

La Amistad

X

 

27

Oea

X

 

20

Nuevo Kennedy

X

 

23

San Luis Gonzaga

 

X

20

Coopertivo Timiza

 

X

20

Subtotal

6

2

236

POPAYÁN

Francisco Antonio Ulloa

X

 

170

Subtotal

1

 

170

ISTMINA

San Pablo Industrial

X

 

98

Normal Nuestra Señora De Las Mercedes

X

 

160

Subtotal

2

 

258

PASTO

Aurelio Arturo Martinez

 

X

24

Champagnat

X

 

13

Ciudad De Pasto

 

X

14

Cuidad De Pasto

 

X

2

Filipense

X

 

11

Jose Antonio Galan

 

X

31

Liceo Central De Nariño

 

X

36

Liceo Cooperativo Boyacá

 

X

14

Mercedario

 

X

25

Municipal Chambú

 

X

15

San Felipe Neri

 

X

17

Subtotal

2

9

202

TOTAL

11

11

866

 

Número de participantes:

 

Al proyecto se vincularon según inscripción 866 estudiantes en los cuatro sitios donde se desarrolló el proyecto, con un mayor número en Istmina (258) y menor número en Popayán con 170.

 

Tabla No. 2: Número de estudiantes participantes por ciudad

 

Municipios

Total

%

Bogotá

236

27

Istmina

258

30

Pasto

202

23

Popayán

170

20

Total

866

100

 

 

Figura No. 1: Porcentaje de participantes por ciudad


Nivel de escolaridad:

El proyecto estaba dirigido según ley general de educación a los alumnos que pertenecen a los grados 9º, 10º y 11º, esta distribución se observa en la tabla No. 3, el mayor número de estudiantes estaba cursando 9 y 10 grado.

Tabla No. 3: Nivel de escolaridad de los participantes

 

Municipio

9 Grado

10 Grado

11 Grado

Total General

Bogotá

60

176

 

236

Istmina

61

197

 

258

Pasto

15

158

29

202

Popayán

67

103

 

170

Total general

203

634

29

866

 

 

Hubo poca  representación del grado 11 debido a que ya habían prestado el servicio social, requisito indispensable para el grado.

Del total de 866 participantes 503 fueron mujeres y 363 hombres. En Bogotá, Istmina y Pasto hubo una mayor representación de mujeres, en Popayán hubo una mayor participación de hombres.

 

Tabla No. 4: Número de mujeres y hombres participantes y total para el proyecto por sexo

 

Municipios

Mujeres

Hombres

Total general

Bogotá

148

88

236

Istmina

160

98

258

Pasto

118

84

202

Popayán

77

93

170

Total general

503

363

866

 

58%

42%

100%

 


 

Figura No. 2: Porcentaje de mujeres y hombres participantes en el proyecto


Los puntos anteriores se observan a los estudiantes desde cifras e indicadores, pero también se articuló durante todo el proceso un medio a través del cual los  jóvenes  estructuraba sesión tras sesión  su proyecto de vida.

En este aparte del documento se hace una descripción general, - tendencia – de lo que mostraron y expresaron los jóvenes en relación con su proyecto de vida, la presentación específica de cada grupo se hace cuando se aborda el informa de cada ciudad.

El proceso de formación del ser humano le va permitiendo, progresivamente y a veces de manera casi inconsciente, dar forma a un proyecto de vida que, lógicamente, combina las dimensiones individual y social de su naturaleza.

Este proyecto implica dar una dirección a las acciones de la persona, a partir de una valoración que da prioridad a ciertos propósitos, valores y comportamientos que se consideran son importantes para el propio desarrollo o de las personas que le son más significativas en la vida.

Igualmente el proyecto de vida recoge todas las esferas de la vida, la sentimental-amorosa, la socio-política, la cultural-recreativa y la profesional, cada una de las cuales puede adquirir importancia fundamental en la vida del joven, en función tanto de su propia personalidad como del entorno en que se desarrolla.

Esto lo vemos reflejado en los sueños y deseos de los jóvenes, su familia y sus amigos son parte fundamental de sus vidas, su reconocimiento y bienestar.

De ahí que muchas de las reflexiones acerca de quien soy?, reflejen ese deseo de desarrollo pero ligado al bienestar de los otros. El trabajo por ejemplo se ve más como un medio para alcanzar la estabilidad económica y la de la familia.

Si se asume el proyecto de vida como aquél que se constituye en el referente de las acciones tanto individuales como sociales sin dejar de lado el desarrollo espiritual.

La lectura de los textos de los jóvenes, con lo que ella implica de interpretación y sin asignarle una explicación teórica arbitraria refleja básicamente cinco categorías: (Ver gráfica No. 6).

·         Compromiso, ganas, responsabilidad y voluntad para mejorar la situación del país.

·         Capacidad de lucha por sus ideales, por cumplirlos, por realizar sus metas, explotar sus poténciales, aspiraciones y ser reconocidos.

·         Mezclan lo físico con los sentimientos

·         Exclusivamente con la forma de ser

·         Deseo de superación y de ser futuros profesionales valorados por la sociedad.

 

Figura No. 3: Categorías emergentes en el análisis de los textos frente a la reflexión ¿Quién Soy?

 


 

 

En esta pregunta los jóvenes se definen principalmente desde sus valores y características de personalidad. Adjetivos como soy alegre, comprensivo, o por el contrario malgeniado, compasiva(o), amistos(o) reflejan descripciones que los jóvenes hacen de si mismos.

La capacidad de lucha y la importancia de sus ideales son aspectos que también sirven de referencia para sus descripciones, lo cual se ratifica en otros textos, donde le asigna un importante significado a tener metas en la vida y hacer todo para lograrlo, con consecuencias especialmente positivas para ellos mismos y sus familias.

En general los jóvenes se enmarcan dentro de parámetros comunes al explicitar su proyecto de vida, el estudio, el trabajo, el desarrollo económico son relevantes y lo ven como un camino posible. A pesar de sus diferencias de edades y cultura, los sueños parecerían orientarse hacia una misma ruta: un desarrollo integral.

En relación con su reconocimiento se autorefieren principalmente a sus características de personalidad y en menor frecuencia a su aspecto físico, condición que se da principalmente en la mujeres, donde su autoimagen refleja un mirada positiva de ellas mismas desde sus propias condiciones físicas.

Desde sus planteamientos su visión dentro de su proyecto de vida se orienta principalmente hacia la formación profesional, seguido por el logro de la felicidad  y de sentirse orgullosos de si mismos.

 


Figura No. 4: Ejes que orientan la visión de “vida” de los jóvenes


 

Otro eje tiene que ver con la posibilidad de estudiar en el exterior que sólo tuvo un 6% dentro del grupo total; dentro de las categorías que se orientan a otros están la familia y la comunidad con un 13%.

En relación con las metas la principal es estudiar, seguida por ayudar a la familia económicamente, ayudar a la sociedad y encontrar satisfacción en la vida

 

Tabla No. 5: Ejes que orientan la misión de “vida”

 

Categoría

Frecuencia

Meta estudiar

230

Meta formar familia

37

Meta trabajar

56

Ayudar a la familia económicamente

82

Meta servicio a la sociedad

99

Meta reconocimiento social

42

Meta satisfacción

71

Meta superación personal

53

 

En relación con lo que les es más importante, los jóvenes hicieron referencia principalmente a ellos mismos, la familia y Dios; e igual se reitera la importancia del estudio y el cumplimiento de metas en sus vidas.

 

Tabla No. 6: Los ejes más importantes de sus vidas

 

Categoría

Bogotá

Istmina

Popayán

Pasto

Yo

6

17

14

23

Familia/Amigos

37

73

49

55

Dios

9

33

4

3

Mi futuro, metas, estudio

34

67

60

19

Bienestar económico.

2

5

5

 

 

 

Aunque en este espacio del análisis la clasificación pueda parecer formal, es necesario mirarlo desde el contexto de sus cotidianidades y contextos en los cuales no cuentan con las oportunidades necesarias para el desarrollo de su proyecto de vida, que como bien se puede observar vincula lo individual, lo social, lo afectivo, sus deseos.

Es compromiso de ellos, de las instituciones de los adultos, buscar crear las condiciones para crear escenarios reales para el desarrollo humano y donde esos sueños sean posibles, donde las opciones y el acceso a oportunidades les posibilite desarrollarse como seres humanos integrales, a partir del reconocimiento de sus potencialidades y capacidades.

 

5.      RESULTADOS

 

Bajo el supuesto que el trabajo y la reflexión acerca de los lineamientos de política en los campos de la receración y el servicio social no se podía dar en el vacío, desde el inicio del proyecto se facilitó un proceso con los jóvenes y las jóvenes en la perspectiva de crear un ambienet de aprendizaje donde se informarán, reflexionarán y fueran gradualmente construyendo los argumentos para el producto final.

Uno de los retos desde la posición del equipo técnico y las actividades realizadas era privilegiar de manera permanente la “participación” de los jóvenes y las jóvenes, de tal manera que con se corrieera el riesgo de que fueran sujetos pasivos del proceso.

Por ello, en cada momento metodológico el espacio para la discusión siempre estuvo abierto, de tal manera que se pudiera de manera conjunta ir construyendo y aproximándose a la formulación de los lineamientos.

 

5.1.     Conceptos antecedentes para la formulación de los lineamientos

 

Uno de los ejes de este ejercicio fue el recoger con los participanentes los principales conceptos asociados a los ejes temáticos del proyecto: políticas, recreación  y servicio social.

A continuación se presentan los resultados de tal análisis los cuales son articulados en la parte final a los lineamientos de política.

 

CONCEPTO DE POLÍTICA PÚBLICA Y CONSEJOS MUNICIPALES DE JUVENTUD DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS PARTICIPANTES

 

El tema de las políticas es uno de los ejes fundamentales del proyecto y se consideró pertinente hacer un acercamiento a lo que el joven y la joven  piensan de las mismas, con el fin de obtener elementos de juicio más cercano a sus saberes y a partir de ahí sugerir estrategias que coadyuven a la formación del joven como sujeto político.

Una de las preguntas que nos hacíamos frente a los jóvenes era hasta que punto los problemas de corrupción y la politiquería habían incidido., - de manera subjetiva – en los imaginarios de los jóvenes acerca de la política.

El Objetivo General de una Política Pública de Juventud es brindar un marco estratégico adecuado para orientar los planes, programas y proyectos tendientes a brindar a los jóvenes y las jóvenes, sin exclusión, un conjunto de oportunidades individuales y colectivas, así como un conjunto de capacidades que, mediante la acción que ellos y ellas mismo(a)s realicen, les permita convertir en realidad sus proyectos de vida en beneficio propio y de la sociedad de la que hacen parte.

En este contexto la participación del joven en su formulación se constituye en un eje estratégico de cualquier propuesta de desarrollo, dado que no únicamente está en posibilidad de expresar y opinar sus deseos, opiniones y propuestas, sino comprometerse también en su ejecución y evaluación, en una posición de corresponsabilidad con el Estado.

Así cualquier propuesta de formación para la ciudadanía entendida más allá del derecho al voto – lo que haría a un amplio segmento poblacional joven no ciudadano-, como una apuesta por la participación social y el ser sujeto político de cualquier persona en una sociedad, demanda procesos de empoderamiento que le den la oportunidad de formarse para hacerlo y para acceder a los recursos sociales, políticos, culturales que encuentra en el entorno.

Desde esta perspectiva entonces se considera que acercarse en primera instancia a los conceptos que el joven tiene de la política es un primer insumo para generar estrategias de formación social y política que contribuyan cualitativamente a su formación como actor social, con capacidades humanas complejas que le den las herramientas no únicamente prácticas sino personales para abordar sus realidad, realidad que en el caso de muchos jóvenes es un reto permanente contra la desesperanza.

Los textos surgieron de la pregunta: Qué conoces de las políticas?

Par hacer el análisis de los conceptos de política de los jóvenes se tomaron un total de 216 textos, puesto que una tendencia general en los cuatro grupos fue de no respuesta.

Para la definición de las categorías se tomaron como unidades de registro aquellos textos donde el joven hacía sinónimo de la política: la ayuda a la comunidad, normas o leyes, espacios de expresión, las instituciones o los políticos.

Las categorías principales que surgieron fueron:

·         No se nada, no conozco, no me interesa, ni idea

·         Asimilan el concepto de política con normas y leyes o con la manera de conducir un gobierno

·         Asimilan el concepto de política con los derechos y los deberes de los jóvenes

·         Se refieren a la política a través del concepto de elecciones o con las campañas que hacen los políticos para hacerse conocer, o a “políticos que hacen cosas políticas”

·         Servicios y propuestas que se realizan con la comunidad

·         Lo hacen sinónimo de democracia

·         Actividades deportivas y recreativas para entretener al a gente, pedir colaboración a los jóvenes

A partir de la categorización se hicieron conteos de frecuencia de respuesta en cada caso y para todos los municipios individualmente y como total.

Es importante resaltar que no todas las categorías se hicieron presentes en cada uno de los municipios. En la Tabla No. 7 se presentan los resultados.

Del total de 573 jóvenes que diligenciaron el instrumento 447 no respondieron o manifestaron no tener una respuesta, indicador que llama la atención en términos de generar estrategias que faciliten la formación de los jóvenes como sujetos políticos y procesos de socialización política desde donde estén en capacidad de construir y elaborar sus propios conceptos y opiniones sobre temas que son relevantes para su propia formación como ciudadanos.

 


Tabla No. 7: Conocimiento sobre políticas públicas

 

Qué conoces sobre las políticas públicas?

Bogotá

Istmina

Popayán

Pasto

Total general

No sabe / No responde

141

59

94

153

447

Acercamiento a la Comunidad, desarrollo de la comunidad

8

14

 

 

22

Acciones de los Políticos, y formas en que los políticos se hacen conocer

6

 

 

12

18

Conjunto de Normas y deberes, manera de conducir un gobierno

6

8

 

4

18

Espacios de Expresión, participación ciudadana

4

22

 

 

26

El Referendo

2

 

 

 

2

Instituciones

2

 

 

 

2

Malas prácticas y politiquería

 

8

1

 

9

Procesos electorales, prácticas democráticas

 

8

5

4

17

Deporte y Teatro, programas recreativos

2

 

5

4

11

Clandestinidad

 

1

 

 

1

Total

171

120

104

188

573

 

Solamente 22 y 26 del total consideran que es una forma de ayuda a la comunidad o de expresión y participación.

En lo que hace referencia al análisis de los conceptos que los jóvenes y las jóvenes manejan de Consejos Municipales y Locales de Juventud se tienen los siguientes resultados:

 

Tabla No. 8: Conocimiento sobre los consejos municipales de juventud

 

Qué sabes de los consejos municipales?

No.

No sabe nada / no responde

537

Espacios de participación social y política de los jóvenes

22

No hay

7

Reconocimiento de derechos

4

Total general

570

 

En relación con el conocimiento de los consejos municipales de Juventud  sólo 22 respondieron que era un espacio de participación, como en el caso de las políticas la frecuencia más significativa está en aquellos que no sabían o no respondieron.

 

Nuevamente es un indicador que necesariamente debe movilizar inquietudes en torno a los procesos de formación e información que están recibiendo los jóvenes y el desconocimiento que tienen acerca de la Ley de Juventud.

 

Es importante destacar que la información se recogió previo al trabajo sobre el tema de la ley de juventud con los jóvenes, pues el interés en ese momento era determinar cómo llegaban al proceso.

 


CONCEPTOS, PRÁCTICAS Y ALTERNATIVAS DE  RECREACIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS PARTICIPANTES

 

En relación con recreación se tomaron básicamente tres niveles, cuáles son los conceptos de los jóvenes de recreación, cuál es la oferta que identifican en su entorno y cuáles son las prácticas que realizan.

 

El objetivo en este caso era conocer los conceptos de los jóvenes desde su propia experiencia con el tema de tal manera que sirviera como base para la formulación de los lineamientos de política en cada municipio.

 

Concepto de recreación:

 

Para agrupar las categorías que más se encontraron en los textos de los jóvenes se tomaba aquella unidad de registro al que se le daba mayor énfasis en la respuesta, por ejemplo, desestresarse, relacionarse, crear, etc., que aparecen en negrilla en la tabla Nº 11.

 

Tabla Nº: 11. Concepto de recreación de los jóvenes

 

QUE ES RECREACIÓN

BOGOTA

ISTMINA

POPAYAN

PASTO

Diversión: trabajo, romper la rutina, actividades al aire libre, desarrollo del cuerpo, a través del deporte, orientada al desarrollo, para mantener la salud, actividades al aire libre, distraerse, para relacionarse con los otros, asociada a la libertad, a la participación, expresarse, hábitos

37

29

28

47

Divertirse relacionarse: actividades deportivas, desarrollarse, solidaridad y convivencia, en el tiempo libre, aprender

35

30

30

36

Divertirse divertir a otros: niños, jóvenes, adultos, enseñar

29

1

11

9

Tiempo: tiempo en general, tiempo libre, actividades como el deporte, tiempo divertido

17

14

1

7

Aprender: reflexión, habilidades, conocimientos, divertirse, relacionarse, enseñar, romper la rutina, tiempo libre, diversión, mostrar habilidades

14

8

8

27

Actividades: deportes/desarrollo/tiempo, divertirse, deporte, salud

13

3

2

8

Desestresarse (olvidar los problemas): diversión, aprendizaje, expresión, relaciones, romper la rutina, tiempo libre,  reflexión, liberación.

12

16

8

29

Otras: expresarse, como una forma de vida, como expresión de libertad, para obtener logros, para participar, como un medio para servir a los demás y transmitir felicidad, un pasatiempo, dedicar tiempo para uno mismo

9

2

2

3

Crear: divertirse, expresarse, movimiento, libertad del cuerpo, desarrollo

6

9

5

8

Distracción: actividad, tiempo,

3

3

4

5

divertirse romper esquemas, romper la rutina, descanso, relacionarse

3

2

4

5

Total general

169

117

103

184

 

Como se puede observar, relacionarse, desarrollo, divertirse, aparece casi transversal a la mayoría de los textos, por lo tanto la separación arbitraria de las mismas se hizo para efectos del análisis intentando no romper la estructura de los mismos ni sesgarlos. De ahí que los términos de la tabla sean extractados de los textos mismos.

 

Para los grupos de los cuatro departamentos la tendencia más marcada está en un concepto de recreación orientado a la diversión, la participación, el romper la rutina y olvidarse de los problemas y  por otra parte en una recreación vinculada a la posibilidad de socializar y relacionarse con los otros.

 

Figura Nº  5.  Que es recreación para los jóvenes


 

Del total de los jóvenes  que contestaron a la pregunta sobre qué es recreación,  se puede observar que en conjunto la mayoría lo relacionan con la intencionalidad que le dan a la misma, más que las actividades o el tiempo en que éstas se hacen.

 

Alternativas de recreación que reconocen en su entorno:

 

En esta categoría los jóvenes hicieron reconocimiento de la oferta por los lugares y por las actividades.

 

Dentro del grupo general (para los cuatro departamentos), los lugares que fueron reconocidos abarcaron muy distintas opciones, desde iglesias, teatros, bibliotecas, polideportivos, clubes, el colegio.

 

Dentro de los más reconocidos como espacios de recreación son las bibliotecas, los parques y los teatros; en Istmina ninguno en especial, pues las frecuencias son muy bajas, y en Popayán el Parque de la Salud y Comfacauca.

 

En la ciudad de Pasto, los jóvenes que definieron la oferta por lugares específicos, las instituciones y los parques son los que tienen un mayor reconocimiento. En el primer Lugar que son reconocidos como alternativas de recreación del entorno es el caso el Banco de la República, Casa de la Ciencia, y Comfamiliar son los más mencionados.

 

 

Tabla Nº: 12. Lugares que son reconocidos como alternativas de recreación del entorno

 

Lugar

Nr

110

Parques

97

Ninguno

75

Institución

56

Otros

51

Polideportivos

13

Aire libre

11

Bibliotecas

11

Clubes

6

Centro comercial

6

Museos

5

Acs

4

Escuelas de formación deportiva

4

Colegio

4

Grupo

4

Centro vacacional

1

Fincas

1

Iglesias

1

Casas de la cultura

1

Jardines

1

Oficinas de juventud

1

 

Como se dijo, por otra parte se encuentran aquellas respuestas, donde los jóvenes reconocen las alternativas del entorno por el tipo de actividad que se ofrece. Al respecto se encontró que la oferta más reconocida en todos los lugares, excepto Popayán es el deporte, seguida por juegos y actividades lúdicas o recreativas en general.

 

Como se observa en la tabla Nº 13 se destaca que los jóvenes no reconocen en la televisión una alternativa de recreación.

 

En relación con la calidad de la oferta, la mayoría de los jóvenes piensan que son buenas,  porque les ofrecen beneficios para su desarrollo o  porque aprenden y les permite relacionarse.

 

Tabla Nº: 13.  Actividades más reconocidas como oferta recreativa en el entorno

 

Actividad

Bogotá

Istmina

pasto

Popayán

Actividades sociales, rumbas, relaciones sociales

3

4

10

1

Principalmente actividades infantiles o que se hacen con los adultos mayores

31

 

16

 

Artes, cine, danzar, bailar, cantar, música, conciertos

6

7

22

1

Capacitación, y sitios culturales

22

4

1

1

Deportes y actividad física

31

21

55

7

Feria, encuentros, festivales, fiestas, carnavales

3

1

1

 

Ver televisión

5

 

 

 

Juegos, actividades recreativas, actividades lúdicas, vacaciones recreativas

64

30

42

45

Vídeo juegos

1

 

1

1

No conocen ofertas

25

 

 

 

Total general

169

 

2

 

Lectura

 

 

 

 

Salidas, paseos,

 

 

6

7

 

Prácticas de recreación de los jóvenes:

 

A continuación se presentan los datos de los jóvenes en relación con el tipo de prácticas que tienen en relación con la recreación, se incluyen tanto las que realizan en el colegio como en tiempo extraescolar.

 

Tabla Nº. 14: Tipo de prácticas que tienen en relación con la recreación

 

Deportes/actividad física

Bogotá

Istmina

Pasto

Popayán

Baloncesto

8

6

52

6

Fútbol

6

4

39

6

Voleibol

7

125

9

 

Otros deportes (ciclismo, aeróbicos, montar en bicicleta, skate, patineta, natación)

17

17

74

23

Actividades relacionadas con las artes: pintura, danza, teatro, etc.)

6

3

69

7

Ver televisión

 

1

 

 

Compartir con los amigos y la familia

 

9

23

36

Lectura

 

 

13

 

Escuchar música

3

 

 

 

Actividades culturales

1

 

27

 

Actividades varias (campamentos, salidas, paseos, jugar, grupos juveniles, alfabetización)

18

44

45

16

No reportan actividad

27

25

45

7

*No se calcula total dado que muchos estudiantes realizan más de una actividad, por lo tanto las frecuencias totales no reflejan el número total de participantes.

 

Como se puede observar en la tabla anterior, hay una preferencia sobresaliente en el área de deportes, particularmente baloncesto para las mujeres, y fútbol para los hombres; el voleibol lo mencionan ambos grupos con una menor frecuencia.

 

Otro tipo de actividades como la recreación artística y cultural, ecológica, el voluntariado, etc., aparecen en una menor proporción entre los estudiantes.

 

Escuchar música es una actividad preferida para las mujeres  y aquellas categorizadas en la línea de las artes, donde la más mencionada fue la danza.

 

En general los jóvenes no reportan una sola actividad,  por ejemplo juegan microfútbol, baloncesto y juegan, etc. Hay una menor variedad de actividad entre las mujeres quienes, como se dijo se refieren principalmente a la gimnasia, el patinaje, escuchar música, leer, pintar, etc.

 

CONCEPTO DE SERVICIO SOCIAL DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS PARTICIPANTES

 

Aunque el servicio social durante años ha sido un espacio y una oportunidad para que las instituciones educativas y los otros sectores estimulen en el joven el voluntariado como estrategia formativa, de inversión del tiempo extraescolar y para que los jóvenes tomen conciencia de su realidad y adquieran herramientas para transformarla, no en todos los casos se ha asumido de esta manera.

 

Haciendo una comparación gruesa, con el servicio social puede suceder y sucede como en ocasiones pasa con las tesis de grado, se convierten en un requisito para graduarse más no en una oportunidad para “cerrar” el ciclo formativo de una manera cualificada.

 

El desarrollo de una tesis de grado, en esencia se constituye en un espacio par profundizar en una temática específica, para establecer una mejor relación con el conocimiento o afianzar una actitud positiva hacia la investigación, sin embargo, en muchos casos se convierte en un ejercicio forzado y hasta una “tortura”.

 

Lo mismo sucede con el servicio social, es un momento en que el joven está en sus últimos años de bachillerato, y como tal le puede aportar información sobre el entorno, su realidad e incluso como orientador en la elección que hace en relación con su proyección técnica, profesional o laboral.

 

Igualmente se ha observado que el servicio social sensibiliza a los jóvenes, en la medida que los acerca a realidades, que si bien muchas veces ellos mismos viven, él  verlas en otros, sirve como dispositivo pedagógico para generar procesos de concientización social y de valoración de sus propias capacidades para ser más activo y propositivo frente su realidad cercana y comunitaria.

 

Es esta la perspectiva que los jóvenes muestran en sus textos, el concepto y la proyección del servicio social.

 

Para hacer este análisis e identificar qué estaban pensando los jóvenes acerca del servicio social se analizaron un total de 1755 respuestas dadas por los estudiantes en los cuatro municipios.

 

Los textos se tomaron en las dos primeras sesiones de capacitación, es de aclarar que en este momento ellos ya habían tenido información sobre el proyecto y sus fundamentos.

 

Las preguntas que se plantearon como dispositivo para la reflexión fueron:

 

¿Qué es servicio social?     

¿Cómo le gustaría participar en servicio social?

¿A través de que actividades le gustaría participar?

 

Para el análisis de los textos se identificaron las unidades de registro de los mismos: Por ejemplo, para el concepto de servicio social, cuál era el eje de cada respuesta; Ayuda a otros, aprendizaje o intercambio de conocimientos, etc.

 

Tales unidades de registro fueron incluidas en cada texto y con base en ellas se hizo un conteo de frecuencia de presentación de la unidad en cada una. El análisis cuantitativo fue enriquecido con el contenido mismo de los textos y los relatos de los jóvenes durante el proceso de capacitación.

 

Concepto de servicio social:

 

Las categorías que emergieron de los textos de los jóvenes fueron:

 

  • Es una forma de colaborar, de comprometerse con la sociedad y con la comunidad, integrase y compartir bajo principios de solidaridad.
  • Es un medio para aprender, ayudarse  y ayudar a los otros integrándose
  • Es un requisito para graduarse.
  • Es un medio para participar, organizarse, compartir y expresarse, de convivir en sociedad.
  • Es una ayuda que se puede prestar a través de la recreación.
  • Es un medio para alcanzar nuestras metas y compartir con otros lo que se aprende.
  • Es un trabajo difícil, pero bueno para la gente.
  • Se asocia con otras actividades.
  • No se nada

 

En relación con el servicio social con el total de los jóvenes se trabajó alrededor del concepto que tienen del mismo, su proyección y posibilidades. Como se puede observar en la tabla No. 8, del total de los 570 jóvenes que contestaron a esta pregunta, el 62% considera que es una forma de contribuir a la comunidad y la sociedad.

 

Tabla No 15. El concepto de servicio social que tienen los jóvenes

 

¿Qué es servicio social?

Bogotá

Istmina

Popayán

Pasto

Total General

%

Es un medio para participar, organizarse, compartir y expresarse, de convivir en sociedad. Es una forma de colaborar, de comprometerse con la sociedad y con la comunidad, integrase y compartir bajo principios de solidaridad. Es una ayuda que se puede prestar a través de la recreación.  Es un medio para aprender, ayudarse  y ayudar a los otros integrándose Es un trabajo difícil, pero bueno para la gente.

145

93

73

158

469

82

Es un requisito para graduarse

7

4

3

9

23

4

Es un medio para alcanzar nuestras metas y compartir con otros lo que se aprende

1

1

12

19

33

6

Se asocia con otras actividades

6

10

10

 

26

5

No se nada

9

6

3

1

19

3

Total general

168

114

101

187

570

100

 

En general se podría afirmar que ven al servicio social como un medio y como un fin. Como medio por que consideran que con procesos de participación y organización a través del Servicio Social se  ayuda la comunidad (particularmente a las personas más desfavorecidas), se da la oportunidad de crear espacios de integración y acercamiento de los jóvenes con los otros, de fomentar valores y contribuir a la cohesión de la comunidad.

 

Entonces como se ve, si bien, las ofertas y concepciones del servicio social en su mayoría lo siguen viendo como el requisito de grado, para ellos va muchos más allá de eso. Si bien las respuestas de los jóvenes de alguna manera fueron influenciadas por el proceso de capacitación que se desarrollo en el proyecto, es significativo el hecho que lo empiecen a apropiar como un medio para contribuir al cambio social, lo que también se observa en la proyección que hacen del programa como se  observa en la tabla No. 9.

 

Proyección del servicio social:

 

Para identificar la proyección que los jóvenes dan al servicio social se tomaron los textos relacionados con las preguntas acerca de los niveles y contextos en los que les gustaría participar y a través de cuáles actividades.

 

Las unidades de registro en este caso fueron: participación, ayuda a los demás, intercambio de conocimientos  (aprender y enseñar, compartir lo que se sabe), la recreación como estrategia del servicio social, organización juvenil y cualquiera.

 

Las categorías que surgieron fueron las siguientes:

 

Organización juvenil.

Ayuda a los demás (comunidad, niños, adultos mayores, a las personas con discapacidad, a los desplazados, a los mismos jóvenes, particularmente con problemas de adicción), en áreas como salud, para promover procesos de cohesión comunitaria en el barrio, para ordenar la ciudad, en hospitales, centros de rehabilitación. Recreación para ayudar a los demás, enseñar deportes a otros, ayudar a los discapacitados, para trabajar en salud y principalmente recreación infantil (en jardines, guarderías recreación con adultos mayores, recreación. Vinculándose a proyectos ecológicos, de salud.

Compartiendo las ideas, lo que se aprende a través de la capacitación y las habilidades a través del arte, enseñando deportes, cuidando a los niños, promoviendo la salud, ayudando a los adultos mayores, compartiendo talentos, alfabetizando, educación en valores.

Cualquiera

No sé

En todas siempre que me reporte aprendizaje y beneficio

 

En la tabla No.10, se muestran las preferencias de los jóvenes en relación aquellas actividades que les gustaría participar y cómo hacerlo, por municipio, por sexo y para el total general.

 

El análisis por sexo, se hizo con el fin de determinar si había diferencias, sin embargo, dado que el porcentaje de participación de las jóvenes es más alto se considera que en promedio la comparación no arrojó tendencias distintas.


 

Tabla No. 16: Proyección que dan a la comunidad

 

Categoría

Bogotá

Istmina

Popayán

Pasto

Total

Total

%

F

M

F

M

F

M

F

M

F

M

Organización juvenil. Que sea  participativa para ayudar a los demás, enseñar deportes a otros, ayudar a los discapacitados, para trabajar en salud y principalmente recreación infantil (en jardines, guarderías recreación con adultos mayores, recreación)Ayuda a los demás (comunidad, niños, adultos mayores, a las personas con discapacidad, a los desplazados, a los mismos jóvenes, particularmente con problemas de adicción), en áreas como salud, para promover procesos de cohesión comunitaria en el barrio, para ordenar la ciudad, en hospitales, centros de rehabilitación, Participando a través  de la vinculación  a proyectos ecológicos, de salud,

84

39

50

22

37

30

38

26

209

117

326

63

Compartiendo las ideas, lo que se aprende a través de la capacitación y las habilidades a través del arte, enseñando deportes, cuidando a los niños, promoviendo la salud, ayudando a los adultos mayores, compartiendo talentos, alfabetizando, educación en valores

9

20

23

3

8

7

21

7

61

37

98

19

Cualquiera

9

1

8

1

7

5

35

34

59

9

68

13

No sé

 

1

6

2

5

 

 

2

11

5

16

3

En todas siempre que me reporte aprendizaje y beneficio

2

 

2

 

1

 

4

2

9

2

11

2

Totales

349

170

519

100

 

Como se puede observar las dos categorías que tienen una mayor preferencia son aquellas que tienen como eje fundamental la ayuda a los demás. En el primer caso los jóvenes lo expresan de manera general sin identificar ningún medio o estrategia en particular, en la segunda, la estrategia fundamental que proponen es la recreación con un énfasis importante en la población infantil.

 

Estos resultados confirman y son coherentes con el concepto presentado por las jóvenes y los jóvenes, en relación con la orientación fundamentalmente social y solidaria del servicio social.

 

Es importante resaltar en términos de los contenidos de los textos, que para muchos es importante que el servicio social  les de la oportunidad de compartir sus conocimientos e ideas con los demás, así es visto como un programa en que es necesario abrir ambientes de aprendizaje, para a partir de ahí ellos revertirlos en los otros.

 

Aunque lo hacen con una menor frecuencia, se considera que es importante resaltar el que el servicio social sea visto también como una herramienta de organización juvenil, espacios que ellos consideran pueden contribuir al desarrollo de ellos y de la comunidad o de segmentos poblacionales específicos.

 

En este contexto es evidente entonces la necesidad de repensar el servicio social desde el sistema educativo y los colegios en particular, pensar un servicio social donde el estudiante sea en primera instancia el sujeto del proceso de formación, de tal manera que contribuya a su preparación  y formación como actores sociales en sus comunidades.

 

5.2.     Lineamientos de política de recreación:

 

La tendencia general en cuanto a los lineamientos de política en recreación para los jóvenes se tienen:

 

Desde los principios, el planteamiento es que la recreación debe facilitar la apertura de espacios de participación para los jóvenes, espacios para la expresión y generación de proyectos que contribuyan al desarrollo de las comunidades y de ellos mismos, basada en valores de solidaridad, equidad y justicia social.

 

Por otra parte, consideran que la recreación debe estar pensada desde sus beneficios e intencionalidades como: que promuevan la convivencia pacifica, contribuya a su propio desarrollo y crecimiento personal y de los otros, entre otras.

 

Un énfasis especial que los jóvenes dan es que la recreación posibilite la organización y el protagonismo juvenil.

 

Por último algunos de las reflexiones de los jóvenes se dan en torno a sus derechos, consideran que la recreación puede mediar procesos de difusión, garantía y protección de los mismos.

 

Con respecto al planteamiento en el ámbito nacional de los que se consideran los objetivos para un política pública en recreación en cada uno  de los municipios los jóvenes y las jóvenes plantearon que esta debe ser altamente participativa que ayude  e integre a  la comunidad, que promueva el adecuado uso del tiempo libre y que no deje de ser recreativa, lúdica y formativa. Por lo tanto se observa que estos objetivos los han planteando sobre las bases de los beneficios de  la recreación.

 

Es importante destacar como para los jóvenes una  política pública  en recreación debe propiciar el adecuado uso del tiempo libre, sobre firmes opciones como por ejemplo la prevención del consumo, es necesario que la recreación juegue un papel destacado frente a este tipo de prevención, y por último plantean una recreación que tenga la posibilidad de ser intergeneracional, que sea capaz de observar un proceso amplio al interior  de al comunidad y que si bien es cierto se diseñan programas para la juventud se entienda que esta hace parte de un contexto social, cultural y familiar muy amplio en el cual interviene la niñez los adultos y adultos mayores.

 

En la siguiente tabla No. 17, se pueden observar las  categorías amplias de los objetivos planteados por los jóvenes.

 

Tabla Nº 17: Grupos de objetivos de una política pública en recreación

 

Categoría

Bogotá

Istmina

Pasto

Popayán

Que  sea participativa, que ayude a la comunidad propiciando los derechos y deberes

55%

60%

51%

56%

Lúdica, formativa y recreativa

28%

24%

30%

22%

Que promueva el adecuado uso del tiempo libre

14%

 

 

22%

Que tenga en cuenta los derechos de la juventud y que solucione la problemática de esta.

 

16%

8%

 

Que prevenga el consumo

 

 

8%

 

Que propicie el trabajo en parques

3%

 

 

 

Que fomente la practica intergeneracional

 

 

3%

 

 

 

Se deduce a partir del análisis que el objetivo general de una política en recreación para los jóvenes es: Diseñar y poner en marcha los planes municipales de recreación que responda a las necesidades de los jóvenes, que  sean el producto de procesos participativos y generando la implementación de programas recreativos incluyentes que respondan a los derechos, expectativas y necesidades tanto de jóvenes como de la comunidad en general, ampliando de esta forma los procesos de articulación entre jóvenes comunidad y políticas municipales.

 

En términos de orientaciones generales o estrategias los jóvenes otorgan una variedad de insumos para direccionar cada una de las políticas públicas, que al ser revisados son la línea que lograría mantener las acciones que se implementen en el  corto o largo plazo.

 

Entre las estrategias principales que proponen están generar procesos organizativos con los jóvenes, poner en marcha estrategias de comunicación y difusión de los servicios de recreación,  y el trabajo intersectorial para garantizar unidad de criterios y mayor inversión en la ejecución de la política.

 

5.3. Lineamientos de política en servicio social:

 

Las tendencias generales en relación con los lineamientos del servicio social fueron coherentes con los planteamientos surgidos en relación con los conceptos y proyección del servicio social.

 

En relación con los principios fundamentalmente proponen también un servicio social orientado a la comunidad y la apertura de espacios de participación para los jóvenes mediados por pedagogías que se acerquen a su cultura e identidad y que promuevan procesos de formación ciudadana.

 

Los jóvenes en el nivel nacional plantean objetivos para  una  política pública en Servicio Social, la cual en primer instancia debe estar dirigidos a proyectar y propiciar la participación y que a su vez genere una ayuda y colaboración a la comunidad. Seguido se plantea que esta debe tener un componente de diversión  que de cómo resultado una positiva ayuda al joven. Se rescata en estos objetivos el proyecto de vida el cual nuevamente lo observan como estratégico para  que desde el Servicio Social se fortalezca el trabajo y desarrollo de sus metas a corto y largo plazo.

 

 

Tabla Nº 16: Grupos de objetivos de un política pública en Servicio Social

 

Categoría

Bogotá

Istmina

Pasto

Popayán

Participativa y ayuda a la comunidad

83%

60%

75%

67%

Divertida participativa Y  que ayude al joven

4%

30%

6%

 

Que beneficie al joven

 

 

 

33%

Que fortalezca el proyecto de vida.

13%

 

1%

 

Que  enseñe y forme

 

10%

 

 

Que escuchen y respeten al joven

 

 

12%

 

Que conozcan la problemática d e la juventud

 

 

6%

 

 

 

En el ámbito   nacional se observa un Servicio Social como dinamizador de proceso participativos de  ayuda a los jóvenes y a  la comunidad,  de esta forma se parte del principio de un Servicio Social que más que una obligación o requisito para el grado sea la oportunidad a través del cual tanto el joven como la comunidad convergen en un proyecto común y en búsqueda del mutuo apoyo y colaboración.

 

La vivencia de la experiencia al igual que el proceso de su práctica entrego insumos en lo que se denominó proyecto de vida, aspecto que se refleja en otro referente para la construcción de los  objetivos,  que el Servicio Social fortalezca el proyecto de vida de los jóvenes, y que por lo tanto este sobre la línea de sus expectativas y planes de corto y largo plazo, que sea un Servicio Social que construya junto con el joven procesos e identidades tanto individuales como colectivas.

 

Y como último  punto se plantea que este tipo de programas no deben perder la diversión para el joven de esta forma se  plantea que sea un Servicio Social divertido y que a la vez ayude,  obsérvese como  no solo se plantea que el joven sea el único beneficiario del proceso junto a su diversión, se requiere que este apoye y proyecte valores a la comunidad con la cual se interviene.  Por lo tanto se solicita que las políticas de un Servicio Social no solo se parta de lo que para una comunidad sería lo conveniente o que puede solucionar con la implementación de estos programas, también se  plantean que debe tener también en cuenta los ideales y conceptos  de lo que para los jóvenes es diversión y sentirse bien con lo que realizan.

 

Desde un marco general el servicio social está para generar en los jóvenes que realicen su Servicio Social y a través de este procesos participativos en los cuales tanto los jóvenes y la comunidad se integren alrededor de una propuesta  de mutuo  apoyo y colaboración, con programas y actividades que redundan en el fortalecimiento de la participación, ayuda al joven, formación y que fortalezca el proyecto de vida de los jóvenes sin que se pierda la posibilidad  diversión  y el disfrute de la actividad.

 

En relación con las estrategias, se plantea que deben existir unos lineamientos comunes en relación con el deber ser del servicio social que defina intencionalidades en relación con el papel que el joven puede jugar en los procesos de desarrollo comunitario y de ayuda a las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad (económica, social, cultural).

 

Igualmente plantean que el servicio social ha de mediar procesos de organización y participación juvenil que faciliten aprendizajes y desarrollo de capacidades y competencias en beneficio de su propio futuro y de sus comunidades.

 

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 8º CONGRESO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica



[1] Osorio, E., Pineda, Nisme; Rico, Carlos, A. Hacia la formulación de una política Distrital en Recreación. En Osorio, E. (ed). Juventud y ocio: Buen negocio para el desarrollo Humano. Funlibre, Bogotá, 2002.

[2]Bello, Freddy A. Los jóvenes habitantes de Bogotá, ante un servicio social no obligatorio como opción de desarrollo. En Osorio, E. (ed). Juventud y ocio: Buen negocio para el desarrollo Humano. Funlibre, Bogotá, 2002.

[3] Mascarenhas, Fernando. Lazer como prática da libertade. Editora UFG, Gojania, 2003.

[4] Ver actividad en los anexos