funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

LA RECREACIÓN COMO UN COMPONENTE DE LA SALUD:
ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EQUIDAD E INCLUSIÓN A PARTIR DEL PROCESO DE PRÁCTICA PROFESIONAL DEL PROGRAMA DE RECREACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DEL VALLE

Autor:

MIREYA MARMOLEJO MARMOLEJO
Universidad del Valle

Origen:

VIII Congreso Nacional de Recreación
Vicepresidencia de la República / Coldeportes / FUNLIBRE
27 al 29 de Mayo de 2004. Bogotá, D.C., COLOMBIA.

 

 

 

 

×  Ir a Centro de Documentación

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 


Ponencia

 

"En el seno de la civilización occidental,

la elevación del nivel de la vida está

gangrenado por el descenso  de la

calidad  de la vida. El malestar

parásita el bienestar

Edgar Morín

 

Desde hace 3 años el Programa de Recreación de la Universidad del Valle, ha venido desarrollando una propuesta de Práctica Profesional en la cual los(as) estudiantes se desempeñan en diversos campos profesionales en los cuales pueden ver la relación Recreación-salud, Recreación-Educación Ambiental, Recreación- Educación Formal, Recreación-Educación Popular, - Recreación - Administración. En este documento me propongo presentar algunas reflexiones producto del trabajo de orientación ofrecido a los(as) estudiantes en el desarrollo de la práctica profesional[1]  y en la sistematización de dicha práctica, resaltando el eje temático que convoca este Congreso, como lo es la equidad e inclusión, desde la relación Recreación-Salud, y especialmente sobre la seguridad social en Colombia, definida por la Ley 100de 1993

 

Sobre la relación Recreación - Salud, asumo que hay diversas posiciones y puntos de vista en discusión, como también, que no hay una verdad revelada al respecto, ni hay puestas todas las soluciones.  Esta es una apuesta del Programa Académico de Recreación para contribuir desde la práctica profesional  al fortalecimiento del perfil del profesional en recreación.

 

Para acercarme a este debate, asumiré  tres aspectos, la génesis abreviada de la ley 100 de 1993, para ubicarnos en la comprensión, de lo que en ella se propone por salud y equidad.  Haré en este punto, algunas distinciones sobre esta política pública en salud para la equidad de género; en segundo lugar, presentaré las que yo llamo aproximaciones preliminares del Programa de Recreación de la Universidad del Valle en un ejercicio de inclusión del tema de Recreación como componente  importante a  valorar,  para  el  mejoramiento  de  calidad de vida o la construcción de estilos de vida saludables en los espacios de práctica profesional y finalmente, más que conclusiones, preguntas generadoras para el accionar de la recreación.

 

1.     UN POCO DE HISTORIA

GÉNESIS ABREVIADA DE LA LEY 100 DE 1993

 

En Colombia, hacia finales de la década de los 60, existían varias formas para atender los problemas de salud de las personas, de acuerdo a su capacidad de pago. Los pobres contaban con servicios de asistencia pública y de beneficencia.  Los obreros, empleados de sectores medios y trabajadores formales, se atendían con la seguridad social y para las personas de mayor capacidad de pago[2], .contaban con servicios privados o de medicina prepagada.  De igual manera, las prácticas médicas populares estaban en el libre mercado y se consumían  de acuerdo a las prácticas culturales y sus costos.

 

Se prestaban servicios preventivos, por medio de programas coordinados desde el Ministerio de Salud y desarrollados por diferentes instancias del mismo sistema, fundamentalmente a través de los hospitales públicos.

 

Entre los años 1974 y 1975 se creó el Sistema Nacional de Salud, siguiendo lineamientos del modelo de desarrollo propuesto por la CEPAL (Comisión Económica Para América Latina) y los nuevos planteamientos del Estado interventor de algunos sectores de la economía[3].  Este sistema tal como lo plantea Mario Hernández, "No era un servicio único de salud al estilo inglés, ni parecido al sistema  integrado chileno de comienzos de los años 70. (sic).... pretendía desde una perspectiva biologista de la  Teoría General de Sistemas- TGS, contar con una "cabeza"  o dirección de un sistema funcional construido por tres subsectores que aceptaban el legado del pasado: Un subsector denominado  "oficial " para los pobres a cargo del Estado. Otro denominado  Seguridad Social, para trabajadores formales; y otro denominado privado para los ricos"[4].  Es decir, se mantuvo en la lógica de este sistema, las diferencias de acuerdo al poder de pago de las personas.

 

Para la  década de los 80, creció la brecha entre cada uno de los tres subsectores. Para el sector oficial, se fue asignando ó aportando de manera decreciente el presupuesto para funcionamiento, obedeciendo el Estado las medidas de ajuste del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Esto condujo al crecimiento de la crisis hospitalaria, a una atención en salud limitada a un primer nivel de atención tanto de bajo costo como  de baja calidad y a una progresiva clientelización y concepción en la asignación de recursos.  Para el subsector de trabajadores formales y empleados de sectores medios, encontramos una autonomía total, clientelismo, sobrecostos e ineficiencias en la prestación de los servicios. En cambio para el subsector privado, se presentó una expansión no regulada captando población de medios y altos ingresos a medicina prepagada y seguro privado.  El crecimiento de este subsector, fue favorecido por el aumento del sector financiero y las inversiones de capital transnacional.

 

Durante esta época se vivenciaron presiones a nivel regional y local de movimientos sociales y de grupos  armados que buscando una incorporación política, condujeron más a reformas que promovían descentralización tanto política, como fiscal y administrativa del Estado, que a reformas de la política social.  Así, nuestro país inicia una etapa de reformas y en 1991 se promulga la Constitución Nacional.  Paralelamente tanto los estudios en varios países de América Latina, como las recomendaciones del Banco Mundial frente a la financiación de la salud y la educación fueron agenda "clave", para una reforma en estos dos sectores.  Cuatro estrategias se constituyeron en pilares para la reforma del financiamiento de la salud:   Cobrar cuotas a los usuarios de servicios estatales; proveer seguro u otras protecciones frente a los riesgos inherentes a la atención médica; empleo eficiente de recursos no gubernamentales,  especialmente sin ánimo de lucro; descentralización de servicios gubernamentales, con el fin de incrementar el recaudo y el gasto local y disminuir el gasto nacional[5].

 

Se impone entonces el concepto sobre bienes o servicios  públicos y bienes  o servicios privados, para una política pública en salud y educación. Así, se instaló una lógica de libre mercado en la producción de la mercancía salud, y se le asignó al Estado un papel de fiscalizador de las posibles imperfecciones del mercado.  Con la privatización, se entra en una lógica de la pérdida de derechos sociales, en donde la persona  que tiene con que pagar, tiene acceso, y quien no tiene con que pagar, no tiene acceso.

 

En el informe del Banco Mundial "Invertir en Salud" del año 1993, se plantea que los servicios privados  se dejan al mercado y los públicos al Estado, igualmente llama la atención sobre la inviabilidad económica de mantener a cargo con los recursos públicos, los derechos universales, por ello, mejorar la equidad, significaba  entregarle un subsidio a los pobres (subsidio a la demanda).

 

Así, en  1993, en medio de grandes debates de diversos sectores y forzando la aplicación de medidas impuestas por grandes organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial, se formula la Ley 100.

 

DE CUAL EQUIDAD HABLAMOS? 

 

La reforma del sector salud, hace que el Estado se desligue progresivamente de su responsabilidad con la salud pública, permitiendo el proceso privatizador de los servicios cuyo fin es el lucro y la exclusión de los más pobres.

 

Un impacto importante lo observamos en la creciente restricción para el acceso a la salud y en la baja calidad, cantidad y cobertura de los servicios.  En este sentido, les invito a que lean diversos contratos de prestación de servicios de entidades promotoras de salud y de medicina prepagada. Se trata de que el usuario haga cada vez mayores co-pagos,  se limita el cubrimiento de pre-existencias y de las denominadas enfermedades catastróficas y se establecen topes máximos de cobertura.  Una perversión del modelo de aseguramiento de la salud que ofrece el sector privado, y que ya se ha establecido en buena parte de los países, en cuanto al tipo cobertura y financiamiento, discrimina la mujer (principal cuidadora de la salud del grupo familiar y de la comunidad en general), con el impuesto a la reproducción.  Esto es, mujeres en edad reproductiva pagan 3 veces más que los hombres.  Paga más con útero y paga menos sin útero[6].

 

El sistema de salud, prometió universalidad, equidad y eficiencia. Con respecto a la equidad pensada en la idea de "dar a cada cual según su necesidad y pedir a cada cual según su capacidad,"  podemos inferir que aquella persona que aporta más y recibe más, no guarda equidad con aquella que aporta menos y recibe menos, pues las personas que pertenecen al régimen subsidiado solo tienen 60% de los servicios del régimen contributivo y de igual manera en  la medicina prepagada diferenciada (hay diversos tipos de planes). En general esto muestra una inequidad del mercado con relación a la salud.

 

Según informe del Departamento Nacional de Planeación del 2000, 4.38 billones de pesos fue el gasto total del presupuesto nacional (PIB) en salud,  el gasto de las familias para este mismo rubro, fue de 7.6 billones de pesos.  Con esto, se está cumpliendo lo que propone el Banco Mundial, que el aporte de las familias, supere el del presupuesto nacional.

 

El Plan Estratégico del Ministerio de Salud (2003), señala problemas centrales como: Incremento en los índices de mortalidad materna perinatal, embarazo adolescente, violencia intrafamiliar, aborto, infecciones de transmisión sexual y cáncer  de cuello uterino; igualmente refiere la situación de la enfermedad mental[7].  En cuanto a la situación nutricional, el Plan Estratégico señala que un 6.7% de los niños menores de 3 años presenta desnutrición  y que la prevalencia nacional de Bajo peso al nacer es del 7%, debido a la desnutrición de las gestantes y la falta de calidad de los servicios de atención materna que se brinda en los planes de salud.  Tanto la población  afrocolombiana como la indígena, tienen altos índices de necesidades básicas insatisfechas (NBI), mayor marginalidad, más baja calidad de vida y pocas posibilidades de acceso a atención en salud.  De igual manera la población desplazada, en la cual se incrementa mayor morbimortalidad por condiciones sanitarias, desnutrición, alteraciones en la salud mental.

 

Hoy, Colombia con casi 44 millones de habitantes, tiene 63% de pobreza, cuenta con un 55% de la población económicamente activa subempleada o desempleada[8].  La distribución funcional del Presupuesto General de Gasto del 2003, muestra que los recursos del Estado concentran el 30.7% del PIB;  68 billones que vale el presupuesto general de la nación, tiene como principal rubro, el pago de servicio a la deuda (37.8% del PIB); las funciones de regulación y control estatal, tienen 8.9% del presupuesto; los aparatos de justicia y represión, concentran el 16.6% del presupuesto[9].

 

Frente a lo anterior, de cuál equidad y de cuál inclusión hablamos?, puesto que los altos precios de los satisfactores de las necesidades básicas, la recesión económica, el ajuste fiscal y el aumento de las tasas de desempleo, hacen que las garantías de los derechos sociales se vengan resquebrajando[10].

El mes de enero de 2004, el Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud- CNSSS, recibió la comunicación del Ministro de Protección Social en la cual proponía a los consejeros aumentar el número de afiliados independientes al sistema y para el logro de esta iniciativa, la fórmula era reducir algunos de los beneficios del Plan Obligatorio de Salud - POS e incrementar el precio de las cuotas moderadoras y copagos a los usuarios. Esta propuesta afecta a más de 12.3 millones de usuarios y se reduce el principal beneficio en salud desde que se expidió la Ley 100, acceder a un paquete integral de servicios de salud, el POS.

 

Antonio Elizalde[11], nos señala los altísimos costos que en la Salud y el Medio Ambiente ha producido la aplicación del modelo neoliberal. Se refiere al empobrecimiento y la indigencia crecientes y a lo que éstas originan: aumento de violencia intrafamiliar,  de violencia juvenil, de violencia en los estadios y a lo que él llama  "desesperanza aprendida".  Como consecuencia de ello, se debilita la fraternidad, y la solidaridad, y quienes más pierden son aquellos que no tienen futuro.

Pero, también en las sociedades más modernas y desarrolladas, se tienen altos costos en la salud y la vida.  Al aumentar el poder adquisitivo como logro económico espectacular, también se aumentó el consumo de psicotrópicos y anti-depresivos, aumento de cuidados psiquiátricos, multiplicación del número de suicidios y hospitalizaciones psiquiátricas, e incremento en el consumo de tranquilizantes[12].

 

Lo que Edgar Morín llama Metástasis del Ego, es la otra cara de la individualización "causa y efecto de las autonomías, libertades y responsabilidades personales, pero la otra cara es la degradación de las antiguas  solidaridades, la atomización de las personas, el debilitamiento del sentido de responsabilidad hacia los otros, el egocentrismo..."[13].  Es decir, por esta vía, hemos llegado a una creciente insensibilidad social, y la pobreza material, no sólo genera condiciones de vida deplorables, también en la riqueza se tienen esas condiciones.

 

 

2.     PASO A PASO: ALGUNAS INCURSIONES PARA LA INCLUSIÓN DE LA RECREACIÓN EN LOS ESPACIOS DE PRACTICA PROFESIONAL

 

El  Programa de Recreación de la Universidad del Valle, tiene once años de existencia, y ha venido abriéndose paso para su posicionamiento a nivel local y regional, lo que ha significado grandes esfuerzos en los aspectos académicos y administrativos. Actualmente, se está llevando a cabo el proceso de acreditación de calidad, por lo que se ha convertido en un momento para realizar nuestra propia autoevaluación y la posibilidad de trazar los correctivos necesarios en un plan de mejoramiento continuo que garantice cada vez alcanzar una calidad académica.  Esta acreditación se hace a través del CNA (Consejo Nacional de Acreditación, ICFES y Ministerio de Educación).

En la construcción de su estructura curricular, se ha propendido por abordar desde diversas disciplinas la complejidad y diversidad de la condición humana. En ese sentido, se concibe que la recreación, permea la vida, y que tanto la calidad de vida y la salud, dependen de factores como vivienda, educación, alimentación, recreación, vestido, atención en salud, trabajo e ingresos, y participación entre otros.

 

La salud guarda relación con el bienestar físico, psíquico y social de las personas como miembros de una sociedad; es decir, la salud puede asumirse como un producto social.  La Organización Mundial de la Salud - OMS, define la salud como "el completo estado de bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de enfermedad". Nos distanciamos de este concepto, ya que  consideramos que obtener el "estado completo de bienestar" se vuelve algo inalcanzable y que la salud es un proceso biológico, social, que depende de las múltiples relaciones culturales, económicas, políticas, vitales del ser humano con la sociedad y sus entornos.  La enfermedad en esta mirada de salud, proviene de fuentes somáticas, psíquicas y sociales y civilizacionales[14].

 

Tanto el tema de la salud, como el del modelo médico no se agotan con el modelo imperante, ni tampoco con la Ley 100. Pensar la problemática de la salud, no  sólo desde lo económico, ni desde la normatividad, significa hacernos conscientes de lo que somos, es vivir procesos, que necesariamente incluyen la enfermedad y la muerte, y esto nos invita a trabajar con mayor ahínco en procesos que superen el deslinde mente - cuerpo, el emocionar y lo espiritual. 

 

Lo anterior, implica trabajar en:

 

  • Reconocimiento de otras lógicas y cosmovisiones de vida, asumiendo  nuestra gran diversidad cultural.  En la salud se mezclan hoy, medicinas diferentes, de culturas radicalmente diferentes.  Una persona puede perfectamente asumir un tratamiento de medicina alopática, con medicina homeopática, yoga, reiki, relajación y sanación pránica, acupuntura y botánica. Todo ello, crea estilos de vida diversos.  En el campo de la salud es donde más se puede comprobar una alta hibridización cultural.
  • Aproximarse al conocimiento de concepciones de salud alternativas.
  • Asumir la promoción de vida y la prevención de la enfermedad, reflexionando sobre los estilos de vida, las prácticas culturales, la construcción de identidades culturales y las políticas de Estado.
  • Trabajar por construir espacios en los cuales se dignifique, humanice y se haga universal al ser humano. Esto necesariamente implica relación con el entorno social, la convivencia y condiciones de vida digna.

 

En el Programa Académico de Recreación consideramos que los campos de práctica profesional tienen una incidencia muy importante en el proceso de formación de los(as) estudiantes, ya que se constituyen en el paso fundamental para la inclusión del tema de recreación como factor importante para la calidad de vida de las personas, y la promoción de una vida digna teniendo en cuenta las particularidades históricas, sociales y culturales de las comunidades.  En el caso particular de la práctica hospitalar, nos ubicamos en el Hospital Universitario del Valle, entidad de salud de nivel tres, una de las más importantes del suroccidente colombiano.  La población con y para la cual trabajamos son personas de estratos socioeconómicos 0-1 y 2, desplazados, niños(as) buena parte con traumas de maltrato infantil, transtornos de ansiedad,  entre otros. Hemos encontrado como resultados de las sistematizaciones desarrolladas con nuestras(os) estudiantes la importancia que las personas le han asignado al trabajo de recreación como factor coadyuvante a su pronta  recuperación, ya que se ha incidido en la construcción y en el fortalecimiento de las relaciones de las personas con el personal de salud, con sus familias y con los demás pacientes y ayudando a enfrentar con mayor autonomía la enfermedad y los trastornos emocionales inherentes a la misma. Igualmente,  a la humanización de la atención.

 

Aunque no ha sido nada fácil acceder a los diversos espacios de práctica profesional, por los imaginarios y las resistencias que se generan de parte de las instituciones o de los diversos profesionales frente a lo que puede hacer un profesional en Recreación, se ha logrado a pesar de esos condicionamientos, generar una nuevas miradas a la intervención, como por ejemplo:

 

·         Acciones educativas innovadoras en escuelas, fortaleciendo la construcción de relaciones entre padres y madres de familia, docentes y estudiantes, a través de procesos organizativos, recreando sus valores, recuperando sus historias.

·         Apertura a diálogos disciplinares, especialmente con los profesionales en medicina y de salud en general, a los cuales se les ha mostrado  los beneficios de la recreación en ambientes hospitalares y en otros espacios.

·         Apertura a trabajo interdisciplinar con otros profesionales psicólogos, biólogos, sociólogos entre otros, en procesos de resocialización con personal interno en un centro penitenciario: en programas de educación ambiental y ecoturismo; en capacitación en derechos humanos.

 

En estas intervenciones, se busca integrar salud y recreación como procesos vitales e inherentes, potenciando la construcción de resistencias necesarias[15] frente al modelo de desarrollo imperante, que posibiliten volver a rehacer el tejido social.

 

Por este camino vamos, con muchas incertidumbres, pero con la esperanza de que pueda tener una fuerza colectiva y que permita que la recreación tenga un papel importante en el tema de la salud e incida de manera más amplia en las políticas públicas.

 

 

3.  Y COMO SEGUIR

 

Más que conclusiones, me surgen preguntas generadoras para un accionar de la Recreación, frente a problemas estructurales como la situación en salud, educación, empleo, etc. Manfred Max Neef, plantea que a grandes problemas se deben proponer múltiples pequeñas soluciones.

 

Entonces, cómo fortalecer las nuevas resistencias civiles, a partir de nuestras pequeñas acciones y convertirlas en resistencias regeneradoras?[16]

Lo cierto, es que abordar la equidad y la inclusión, nos lleva a pensar que la recreación debe superar el carácter de práctica de evasión de todo aquello que está frustrado en la vida cotidiana,  para asumir la toma de conciencia como un aspecto clave para que las personas se piensen como consumidores y como constructores y transformadores de vínculos interpersonales que trascienden  la relación con el planeta y que permitan una vida de prosa y poesía[17].

 

Se trata de que construyamos juntos nuevas propuestas que muestren a la sociedad los beneficios de la recreación para el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, y particularmente en el aporte a la equidad y justicia social. , más aún, tomando en cuenta las condiciones sociales, políticas, económicas y culturales de nuestro país.  De otra parte, esa construcción de nuevas propuestas nos debe permitir trabajar de manera crítica y activa frente a las políticas nacionales de recreación direccionadas a través de Coldeportes, para incidir en diversos espacios, al igual que iniciar en el desarrollo de intercambios de estudiantes y docentes para compartir los avances en investigación y en los procesos de formación y cualificación profesional.

 

Finalizo con una frase de Eduardo Galeano  "Los seres humanos no sólo somos cuentas, somos cuento". Por ahí va nuestro caminar.

 

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 8º CONGRESO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica



[1]El espacio de práctica profesional está articulado a los seminarios de investigación y al trabajo de grado. Estos tres componentes deben articularse de tal modo que en el seminario de investigación y en la práctica profesional, se construyan elementos para el trabajo de grado.

[2]  HERNÁNDEZ, A, MARIO.  El proceso sociopolítico de las reformas sanitarias en Colombia. En: Cartilla de Seguridad Social, 5: 21-43, Bogotá, 1999.

[3] Detalles amplios de este aspecto se encuentran en HERNÁNDEZ, A. MARIO. El Derecho a la Salud en Colombia: Obstáculos estructurales para su realización. Revista de Salud Pública. 2 (2): 121-144   

[4] Op.cit.

[5]Banco Mundial.  El financiamiento de los servicios de salud en los países en desarrollo. Una agenda para la reforma. Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana, 103 (6). 1987 pp. 695-709

[6] TAJER, Débora. Coordinadora para el Cono Sur de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social-ALAMES. En: "Construyendo una Agenda de Equidad de Género en las políticas Públicas en Salud". Ponencia presentada en la Universidad Itinerante de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe- RSMLAC, Colombia, 2003

 

[7]Según el estudio de Salud Mental de 1993, la prevalencia de la enfermedad mental en Colombia es el 13.6%, representa la depresión  el 11.9% del total de enfermedades, presentándose con mayor frecuencia en la población mayor y entre las mujeres. La percepción es que la situación actual tiende a empeorar como consecuencia del fenómeno de la violencia, del desplazamiento, el conflicto armado. Agravado por las condiciones económicas tales como marginalidad de empleo, cambios en la estructura familiar, incremento del maltrato y la violencia intrafamiliar, especialmente en las mujeres, niños y ancianos(as). Frente a este panorama hay una gestión deficiente de inclusión de la promoción de la salud mental y la prevención y atención de la enfermedad mental dentro del sistema General de Salud, lo que genera inequidad para el acceso de la población a dichos servicios.

[8] SARMIENTO, A. LIBARDO. Las Políticas Sociales en el marco de la reestructuración y la globalización en Colombia. Universidad Itinerante - Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe - RSMLAC- Colombia, 2003.

[9] Ibid

[10] Con el planteamiento de permitir el acceso al sistema de trabajadores independientes, el Gobierno autorizó alzas en el servicio de 15%. Además se eliminarán medicamentos y servicios de Odontología del Plan Obligatorio de Salud- POS.

[11] ELIZALDE, H. ANTONIO. Salud Y Medio Ambiente, los talones de Aquiles del modelo neoliberal. Análisis crítico de las proyecciones exitistas de la racionalidad dominante en: Revista salud y Cambio Social, Santiago de Chile, 1993.

[12] MORIN, EDGAR.  La Política de Civilización. En: Ensayo y Error. Año 2, Número 3, Santafé de Bogotá, Colombia 1997

12. Ibid.

 

[14] Ibid

[15] En este proceso de globalización, de economía mundo, también se está revitalizando lo local y se está tomando conciencia del valor de los saberes ancestrales, de la riqueza cultural, de la bidiversidad, de la construcción de nuevas solidaridades. Son algunas de las resistencias necesarias para evitar que se privatice la vida misma.

[16] El término resistencia regeneradora, lo propone Edgar Morín, para referirse a una forma de resistencia civil que contiene en si misma la posibilidad de una reforma o un cambio de la civilización. Op. Cit. pp. 83

[17] Ibid  pp. 90