funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

LOS MÚLTIPLES SIGNIFICADOS DE LA RECREACIÓN Y EL ESPARCIMIENTO

Autor:

GERMAN MOLINA
COSTA RICA

Origen:

IX Congreso Nacional de Recreación
Coldeportes / FUNLIBRE
14 al 17 de Septiembre de 2006. Bogotá, D.C., COLOMBIA.

 

 

 

 

×  Ir a más Documentos

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 

 


Ponencia

 

 

La recreación es una dimensión de la vida a la que cada vez más se le reconoce su importancia, sobre todo en un mundo donde también necesitamos cada vez más espacios para la vivencia de significados asociados con nuestra realización física, mental, emocional y espiritual.  La recreación es uno de esos espacios.

 

Las denotaciones: significados denotativos de la recreación

 

Existe evidencia de que la denotación “recreación” se utiliza desde el Siglo XV; no obstante, el desarrollo del tema se aceleró a partir de los años 1950, después de la Segunda Guerra Mundial.  La palabra recreación viene del Latín recreatio, que significa “aquello que refresca o restaura” (Malean, Hurd & Rogers, 2005;p.38).  .  Con base en la investigación empírica, los profesionales de la recreación (e.g., investigadores científicos, educadores, recreacionistas) generalmente definen recreación como actividades realizadas durante el tiempo libre (i.e., fuera del trabajo remunerado u obligaciones de las personas), placenteras, voluntarias, beneficiosas o positivas para las personas.  Usualmente se denota el “placer” en la recreación con un sentido amplio.  Por ejemplo, se considera que las actividades recreativas son placenteras en la experiencia inmediata a raíz de la sensación restaurativa (de naturaleza homeostática) que provocan en el cuerpo (lo cual en un mayor plazo puede contribuir a mejorar la salud y calidad de vida de las personas en general).  Por otra parte, el placer en la recreación comúnmente se asocia con el gozo de las personas desde una perspectiva más integral: un gozo derivado del crecimiento de las personas (más allá de su re-creación o restauración) no solo desde el punto de vista físico, sino que también desde las perspectivas mentales y espirituales.

 

Cuando los hispano-parlantes hacen referencia a la recreación (i.e., actividad fuera del tiempo de trabajo), es común que traigan a colación el término “ocio” (a su vez, una traducción común del término “leisure” en inglés).  La recreación ocurre fuera del trabajo, así como el ocio ocurre fuera del negocio (i.e., la negación del ocio). En el caso particular de la recreación, su esencia la constituye el ocio.  El término “leisure” desde una perspectiva más académica traducido aquí como “esparcimiento,” es útil para interpretar el gozo en la recreación.

 

Los significados connotativos del esparcimiento y la Interacción Simbólica

 

Por esparcimiento se entienden experiencias en que las personas viven significados (dimensiones) valorados que las hacen ser, crecer, trascender, expandirse, extenderse o esparcirse y por lo tanto gozar.  Estos significados se construyen y se viven en procesos interactivos simbólicos.  Consecuentemente, la teoría sociológica denominada Interacción Simbólica y entendida como experiencias de interacción humana mediada por el lenguaje y otros símbolos, es útil para entender como emergen los significados en las experiencias de esparcimiento. 

 

De acuerdo con Blumer (en Rossman and Elwood, 2003) se puede distinguir tres premisas básicas alrededor de la teoría de la interacción simbólica.  La primera es que es que el ser actúa hacia las cosas sobre la base de los significados derivados de los objetos.  Tales cosas incluye todo lo que los seres puedan notar en sus mundos, objetos, personas, instituciones, ideales (como los es la noción de independencia o la honestidad), la actividad de los “otros” o cualquier otro tipo de situación similar que las personas encuentran en su vida diaria.  La segunda premisa es que los significados de las cosas emergen de la interacción social que uno tiene con los que le rodean.  La tercera es que los significados se manejan y se modifican a través de procesos interpretativos utilizados por las personas para relacionarse con las cosas que le rodean.

 

Denzin (1989) presenta tres supuestos ligeramente diferentes, siendo el primero que la realidad social es una producción que depende de como la sentimos, conocemos y entendemos.  En otras palabras, inmersas en la interacción personal las personas producen y definen las situaciones.  Segundo, se asume que las personas son capaces de incursionar en un comportamiento pensado y auto reflexionado. Es así que las personas son capaces de dar forma y direcciona su propio comportamiento y el de otras personas.  Por último, Denzin señala que ocurren procesos interactivos ricos mientras las personas se posicionan ajustándose a como otros simultáneamente también lo hacen.  La interacción se ve como emergente y es frecuentemente impredecible.  La interacción es simbólica porque involucra la manipulación de símbolos, palabras, lenguajes y significados.

 

Un significado connotativo (o simplemente significado) es un concepto(s) o noción(es)  apegada a símbolos que califican o describen con mayor profundidad los que se ha denotado explícitamente. Las connotaciones de los significados del esparcimiento (y probablemente de cualquier otro objeto) emergen en los procesos simbólico-interactivos dependen de los contextos culturales y sociales en general, y de los ciclos e historias de vida de las personas, sus emociones, sentimientos y situaciones interpretativas, en lo particular.  Las investigaciones empíricas han arrojado muchas categorizaciones de significados connotativos (Molina, 1999).  Por ejemplo, categorizaciones de significados connotativos del esparcimiento basadas en las dimensiones de competencia, socialización, introspección, aprendizaje y riesgo, son comúnmente reportadas en la literatura especializada (e.g., McLean, Hurd y Rogers, 2005; Csikszentmihalyi, M., 1990.  No obstante, generalmente la libertad es el significado central entre las múltiples dimensiones del esparcimiento comúnmente valoradas. Desde un ángulo “escapista” en las experiencias de esparcimiento las personas se sienten libres (e.g., de problemas u obligaciones); desde una perspectiva existencial las personas realmente deciden y ejercitan su libertad en la acción, i.e., no solo es un estado mental, sino que algo realmente pasa que nos permite crecer (e.g.,  nos ejercitamos, aprendemos, logramos terminar un proyecto, interactuamos, cantamos).  Las experiencias de esparcimiento “del ser,” pueden ocurrir en todos los dominios de la vida (e.g., en el trabajo, en la recreación, en la vida cotidiana de la familia, en los espacios espirituales.

 

 

Implicaciones de una visión de significados para la gestión de la recreación y el esparcimiento

 

A raíz de la naturaleza multisignificativa del esparcimiento existe una diversidad de implicaciones para la gestión de la recreación.  Podemos resaltar al menos cuatro de ellas (Rossman and Elwood, 2003).

 

Las situaciones interactivas corresponden a producciones de significados emergentes.  La interacción significativa es construida de tal forma que las personas asumen comportamientos determinados y reales.  Aunque se planea de la mejor forma y se predice el comportamiento de los participantes, los participantes en actividades recreativas interpretan los objetos en formas muy distintas, por lo que sus reacciones son muy diversas.  Cada ocasión interactiva es construida en forma diferente y no hay garantía de que una misma combinación de circunstancias genere los mismos resultados.  Por lo tanto los Gestores de la recreación deben esforzarse por estudiar y entender como el ser forma sus significados y como estos le dan forma a su comportamiento.

 

Las situaciones interactivas son frágiles. Muchas veces se dificulta proveer las experiencias deseadas debido a la fragilidad de los encuentros sociales.  Los gestores recreativos deben evitar imponer estructuras muy rígidas que eviten que los participantes en actividades recreativas interfieran con sus vivencias de libertad y experiencias generadoras de gozo.

 

Las personas siempre tienen un rol al construir las ocasiones recreativas.  La evidencia empírica que llevó a construir la teoría de la interacción simbólica nos dice que las personas siempre actúan un rol que da forma a los episodios interactivos y al los significados (connotativos) derivados de ellos.  El gozo no está ahí afuera por sí mismo sino que emerge cuando las personas interpretan los eventos.  Las experiencias de esparcimiento las hacen posibles los actores.  Por ello si los gestores de la recreación proveen excesiva dirección, los participantes pueden perder oportunidad para el involucramiento.  La autonomía de los participantes debe respetarse en los eventos recreativos.

 

Los gestores recreativos debe ayudar a situar e evento facilitando algún tipo de estructura.  Sin perder de perspectiva los beneficios de las implicaciones anteriores para una gestión exitosa de las actividades recreativas, los gestores deben proveer una estructura mínima de convenciones y normas que faciliten la libre interacción y construcción de significados valorados por los participantes en las actividades recreativas.   En este sentido conocimiento sobre la fenomenología de las vivencias de esparcimiento de los participantes en las actividades recreativas ayuda al gestor a determinar la estructura óptima.  La estructura está compuesta por normas y principios que facilitan la vivencia de libertad de los participantes en el evento recreativo.  Estas normas y principios despreocupan a los participantes de acciones indeseadas que les impida ser.

 

 

La recreación es un fenómeno complejo, lo que ha llevado a que sea objeto de estudio y desarrollo como una dimensión de la vida de múltiples significados y existencia propia.  El hecho de que la libertad, la multidimensionalidad y la contextualidad son componentes complejos y medulares de la recreación, implica que para lograr un diseño y operación efectiva de sus servicios ya sea en el ámbito privado o público, se requiere fortalecer el área investigativa, la enseñanza especializada y profesionalizar su aplicación.

 

 

Referencias

 

 

Csikszentmihalyi, M. (1990). Flow: The Psychology of Optimal Experience. NY: Harper & Row, Publishers, Inc.

 

Denzin, N.K. (1989). The research act. NY: Englewood Cliffs.

 

Mclean, D., Hurd, A. & Rogers, N. (2005). Recreation and Leisure in Modern Society. 7th Edition. MA: Jones and Barlett Publishers

 

Molina, G. (1999). Leisure meanings in a rural community in Costa Rica. Ph.D. Dissertation (unpublished): University of Illinois, Department of Leisure Studies.

 

Rossman, R. and Elwood S., B. (2003).  Recreation programming: designing leisure experiences. IL: Sagamore Publishing.

 

 

 

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde hace más de 18 años ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 9º CONGRESO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica