funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

LA RECREACION EN AMERICA LATINA

Autor:

JUAN MANUEL CARREÑO C. *
Universidad Pedagógica Nacional

Origen:

IX Congreso Nacional de Recreación
Coldeportes / FUNLIBRE
14 al 17 de Septiembre de 2006. Bogotá, D.C., COLOMBIA.

 

 

 

 

×  Ir a más Documentos

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Congreso

 

 


Ponencia

En el siguiente escrito se brindan algunas reflexiones para la estructuración de programas de formación de profesionales en recreación desde una perspectiva socio cultural.  En la propuesta se tienen en cuenta elementos de otras perspectivas que han tratado los núcleos fundamentales de la discusión, realizando un presupuesto epistemológico que permita el estudio del problema recreativo en el contexto latinoamericano, y vinculado transversalmente por el problema del poder.

 

1.  El conocimiento en ocio y recreación

 

Aunque aun no se ha logrado el nivel de conceptualización que pueda generalizarse entre los distintos discursos que abarca el saber sobre recreación, es posible realizar un acercamiento importante a través de la indagación realizada por algunos autores acerca de los temas a tratar.

 

Siguiendo a Cuenca (1998) plantearemos el ocio como un estado o un sentir más que como una actividad inscrita en un tiempo determinado, aunque estos, como anotaremos adelante, le sean determinantes.  De manera general, se puede reconocer que las concepciones de ocio varían según el contexto histórico, geográfico y cultural desde el cual se plantee, "en función de los diversos modelos de organización social"  (Sue, 1992:16).  Para el contexto moderno, el ocio se puede diferenciar del tiempo libre, considerándolo como fenómeno ontológico que abarca el sentido de libertad, placer y diversión.  Desde este punto de vista existen varias referencias que sugieren que la diferenciación entre un ocio productivo o positivo, de uno perjudicial o negativo, persiste para nuestra época y ha de fundamentarse una educación para la sociedad que promueva el primero[1] (Bolaño, 2005:36).  Así mismo, se vincula el ocio a un tiempo y a unas manifestaciones determinadas que lo relacionan como actitud creativa y trascendente, o de formas que se limitan al consumo o al simple desaburrimiento.  Esta diferencia la plantea Kaplan (Citado por Llull, 1999:28) entre ocio y ociosidad.

 

De esta forma y teniendo en cuenta los postulados de Munné (1980) queda desdibujada la oposición entre trabajo y ocio, ya que dicha discusión solo corresponde a una forma de interpretar la realidad desde un punto de vista en que lo productivo capitalista sigue siendo el factor de medida de la existencia humana.  Sin embargo, la oposición entre el tiempo de trabajo y tiempo libre, parece aun vigente, no tanto por las consideraciones académicas, sino por la relevancia que tiene en el contexto cotidiano de nuestra sociedad.  En este sentido, el tiempo libre representa, en primer término,  el tiempo que no se dedica al trabajo obligatorio para devengar el sustento.  Este tiempo, sin embargo, contiene actividades que también son obligatorias como las actividades  básicas de subsistencia, las tareas domésticas, los compromisos familiares, etc.  (Munné, 1980; Rodríguez, 1992; Rodríguez, 1996; Ortegón, 1998) El tiempo que queda, es decir, donde el sujeto decide libremente que hacer, y que tiene connotación gratificante y autotélica, se le ha denominado tiempo liberado (Llull, 1999:20) en el que algunos autores fijan el espacio propio del ocio (Bolaño, 2005:37) En términos generales, podemos describir el tiempo libre y el liberado como aspectos de orden temporal en el cual se desarrollan actividades que representan espacios de libertad.  En este punto es necesario cuestionar la libertad dentro de un contexto de consumo y propaganda que ha de entenderse más allá de su perspectiva psicológica[2]. (Rodríguez, 1992.137)

 

Otra diferencia importante se encuentra entre ocio y lúdica.  Esta se puede entender como una dimensión humana que vincula la necesidad de sentir y expresarse "producida por emociones orientadas hacia la entretención, la diversión y el esparcimiento" (Bonilla, 1997:34) A diferencia del ocio, la lúdica se refiere a una función inherente del humano, la cual se objetiva y recrea en acciones concretas.  Algunos autores, como Gallego y Díaz (2002:55), establecen una función lúdica del sujeto relacionada con la construcción de representaciones simbólicas que proporcionan diversión y alegría.

 

A partir de los anteriores referentes podemos establecer una aproximación al concepto de recreación, entendiendo la continua reconstrucción de ésta como objeto de estudio.   Algunos años atrás se podía plantear la recreación como la forma de utilizar el tiempo libre (Jiménez, 1986:94) empero, al realizar las distinciones entre los tiempos, las intenciones y el sentido, se complementa el término como un conjunto de actividades donde se presenta libertad de decisión, creatividad y satisfacción personal (Gómez, 1991:27) alejándose de la acepción cotidiana que lo relaciona exclusivamente con la diversión[3].  En términos generales, podemos considerar la recreación como un concepto en construcción que recoge el tiempo libre, el ocio y la lúdica pero utilizados de forma diversa (Ortegón, 1998. 59) y por otro lado, como un hecho de carácter social que vincula la realización de actividades creativas, gratificantes y que promueven el desarrollo personal a través del ocio. (Bolaño, 2005; Mesa, 2004)

 

2.  La problemática del tiempo libre para América Latina

Se han planteado importantes referencias que sitúan el problema del tiempo libre en América Latina.  Entre ellas podemos nombrar las de Kisnerman en Argentina, Lenea Gaelzer en Brasil, Luis Acosta en Venezuela, entre otras.   En varias de estas propuestas se continúa la reflexión originada en discursos como el de Lafargue, Dumazedier o Munné, acerca del tiempo libre en contraposición a un sistema productivo que subvalora el sentido de lo humano por debajo de la producción capitalista.  En Colombia, también se han realizado avances en las problemáticas especificas de nuestro contexto.  Entre estos estudios sobresalen algunos que se originan en reflexiones relacionadas con el turismo (Por ejemplo: Jiménez, 1986; Borrero, 1996), y con la educación (p.e.: Bustamante, 2001: Bonilla, 1997; Gómez, 1991), introduciendo así, reflexiones teóricas relevantes sobre la recreación y sus núcleos fundamentales, a partir de propuestas que van desde discusiones filosóficas, y problemas sociales del tiempo libre, hasta la formación de profesionales en Recreación. (p.e.: Ortegón, 1998; Mesa, 2004; Bolaño, 2005)

A partir de estas referencias ubicaremos el problema recreativo con las particularidades del contexto sociopolítico predominante en Latinoamérica, es decir, intentaremos la comprensión del sujeto de la recreación afectado, en diferentes formas,  por la inequidad social, la pobreza y la violencia (Prieto, 2002:47).  Las proporciones que estas problemáticas han alcanzado en Latinoamérica diferencian los discursos que se hayan estructurado sobre otros contextos.  En efecto, desde Dumazedier entendemos que el manejo del tiempo libre depende de las clases sociales, sin embargo no es posible seguir hablando con los mismos referentes, si tenemos en cuenta los porcentajes de población en situación de pobreza con relación al distanciamiento de minorías que consumen en condiciones mucho más que satisfactorias.  Aun más si se relaciona dichas diferenciaciones con la forma en que se legitima el hambre o la muerte de algunos, frente al condicionamiento que reproduce el poder para beneficio de dichas minorías.   En otras palabras, el modelo laboral de ocho horas no parece vigente para una gran parte de la sociedad en la cual la acentuada configuración de procesos de exclusión describe una situación muy irregular del tiempo libre.  Por ejemplo, Los empleos no tienen jornadas iguales, y en el desempleo y el subempleo no se concibe una estabilidad, sino una continua crisis por la supervivencia que se conjuga, de formas muy diversas, con las opciones recreativas.

Si bien el ocio parece destinado a un tiempo en el que las necesidades básicas están satisfechas, la prolongación y el aumento de contextos de pobreza estructuran las necesidades lúdicas de las comunidades sobreponiéndolas con sus formas de supervivencia, en tiempos no necesariamente lineales y manifestados en muy diferentes maneras.  Desde este punto de vista, la recreación en Latinoamérica ha de ocuparse de deshomogenizar algunos discursos e intentar la comprensión de nuevas formas de tiempo libre, actitudes de ocio y manifestaciones lúdicas de una sociedad, frente a un sistema de control hegemónico que intenta reproducir el orden dominante.

3.  El juego como principio de subversión

 

La propuesta sostiene una tesis general: la Recreación no puede ser neutra, sus postulados y manifestaciones corresponden a un devenir ideológico y político concreto. En esos términos la Recreación reproduce el orden establecido o lo subvierte.  Desde este punto de vista se considera de relevancia el problema del poder y la forma en que se distribuye y se modifica.  Siguiendo a Foucault (2000), se trata  de observar las estructuras en que la dominación establece los disciplinamientos de los cuerpos.  En estos se concentran los hábitos y conductas necesarias para  el control, reproducción y regulación del sistema.  Son los sentidos el lugar en que la recreación ha servido para legitimar lo dominante y construir un cuerpo para la producción y el consumo, sometido al rendimiento y a la maquinización.

 

En este contexto, son los medios y la propaganda los mecanismos de sensibilización más eficientes de control de una sociedad.  A través de ella se fomentan procesos de identidad y normalización, que actúan en la conformación de conciencia colectiva en favor de un sistema político, un gobierno o un producto. (Chomsky, 1995).  Se cuestiona entonces, la representación de libertad, en un sistema al que no le conviene la diversidad (Cioffi,2003:4).  La supuesta sensación de libertad se configura como el autodisciplianmiento del sujeto hacia las posibilidades que han sido educadas y encarnadas como formas de regulación,  en las cuales el sujeto se siente feliz pero no piensa. (Ibíd.:27) 

 

Es aquí, el espacio en que el juego, entendido como manifestación lúdica y factor cultural con características  liberadoras (Huizinga, 1972), puede conformarse como núcleo fundamental de la recreación en la medida en que constituye, a diferencia del deporte y el espectáculo, procesos que trascienden la significación convencional y pueden asimilar una participación en la sociedad con connotaciones de resistencia y alteridad.  Nos referimos al juego que se contrapone a la orden, el que modifica las tradiciones y convencionalismos y el que recurre necesariamente al otro para entablar un acuerdo común de la experiencia.

 

El proceso de construcción de saberes en recreación debe indagar entonces, por una comprensión de lo lúdico en nuestra cultura y las manifestaciones que son propias del contexto, así mismo, la forma en que se oponen a una regularización y superan los niveles de distracción, tendiendo hacia una trascendencia personal.

 

4.  La formación del profesional en recreación

 

Retomando algunos conceptos de Mesa (2004) es posible distinguir la recreación a nivel profesional, ya que ocupa un ámbito y unos motivos diferentes a los del trabajo y la educación escolar, y se apropia de elementos particulares de estudio y reflexión (la fiesta, los juegos, los juguetes, el lenguaje lúdico, etc.).   Bajo estas premisas, es importante situar la formación de licenciados en recreación acorde al contexto y estructurando un discurso pedagógico  promotor de equidad y diálogo, con fines diferentes a la reproducción del orden establecido.

 

Siguiendo a Llull (1999:138) las metodologías que identifican un programa de recreación incluyen los procesos significativos, experienciales, activos y participativos.  En el marco de la propuesta presentada se establecen dichas metodologías desde una perspectiva sociocultural que permita, bajo premisas humanistas, la construcción de sentidos y conocimientos críticos sobre el contexto político y cultural de la sociedad actual.

Se puede reconocer, en términos generales, que en la recreación subyacen principios lúdicos, estéticos y de trascendencia (Bolaño, 2005:139).  Para el contexto latinoamericano, y teniendo en cuenta las particularidades antes mencionadas, es posible diferenciar algunas características que se podrían considerar en la dimensión ética del profesional en recreación en Latinoamérica:

a.  Resistente: que reconozca la recreación como posibilidad de alteración del orden dominante y factor que propende por el desarrollo de una sociedad  equitativa y justa bajo un proyecto de nación propio y coherente.

b.  Creativo: con capacidad de innovación y adaptación al contexto circundante y a las  necesidades de una comunidad.

c.  Investigador: que asuma la recreación como un proceso en construcción desde las referencias académicas y los vínculos con la experiencia cotidiana de la comunidad en la que esta inmerso.

d.  Trasgresor:  cuyo sentido de trascendencia se fundamente en la libertad y en el sentido de lo humano conformando así nueva conciencia política.

A modo de síntesis, podemos afirmar que las necesidades recreativas en Colombia están mediadas por la pobreza, la inequidad y la violencia.  Desde este punto de vista la recreación se presenta como una propuesta sociopolítica en las que están inmersas no sólo problemáticas tangibles como el hambre, la distribución del espacio, el desempleo o el desplazamiento, sino  un conjunto de representaciones que promueven procesos de diferenciación y exclusión (Carreño, 2005).  Así mismo, el contexto educativo que supone la recreación ha de relacionar las necesidades sensibles de la sociedad con las posibilidades de organización de esta.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Acosta, L. R.  (2002) La recreación: una estrategia para el aprendizaje.  Armenia. Kinesis.

Bolaño, T.  (2005) Que hacer del ocio.  Elementos teóricos de la recreación.  Armenia. Kinesis

Bonilla, C. (1997)  Una aproximación al concepto de lúdica. Kinesis Nº22: 33-39

Borrero, J.  (1996) Turismo recreativo.  Kinesis No. 22: 55-64

Bustamante, M. (2001) Educación y Tiempo Libre.  Bogotá. Centro Colombiano para el estudio del Tiempo Libre.

Carreño, J. (2005) La perspectiva histórico social como fundamento del conocimiento en recreación.  Memorias Primer congreso latinoamericano y segundo congreso colombiano de historia de la Educación Física.  Bogotá, I.D.R.D, U.P.N.

Cioffi,  F. (2003)  ¿Cuándo somos libres?. Bogotá. Universidad Pedagógica Nacional. 

Cuenca, M. (1998):  Significado actual de ocio.  Cuadernos de ocio  nº2: 33-42.

Chomsky, N. (1995)  Cómo nos venden la moto. Barcelona.  Icaria. 

Foucault, M. (2000) Defender la sociedad,  Buenos aires, Fondo de cultura económica.

Gallego, L.; Díaz, H.  (2002) Lúdica conflicto y realidad.  Bogotá, Fundación Universitaria Los Libertadores.

Garzón, L. A. et al. (2004) Programa curricular Licenciatura en Recreación, (documento de circulación interna, inédito), Bogotá, Universidad Pedagógica Nacional.

Gómez, H. (1991) Juegos Recreativos de la calle.  Una herramienta pedagógica.  Medellín, Consejo de Medellín.

Huizinga, J  (1972):  Homo ludens. Madrid, Alianza.

JIMÉNEZ, L. F.  (1986) Teoría Turística. Bogotá, Universidad Externado de Colombia

Lafargue, P. (1970) El derecho a la pereza.  Barcelona, Grijalbo.

Llull, J. (1999) Teoría y práctica de la educación en el tiempo libre.  Madrid, CCS.

Mesa, G. (2004) La formación profesional en Recreación: ¿un sueño o una necesidad indiscutible? Cali, Universidad del Valle.

Munné, F. (1980)  Psicosociología del tiempo libre. México, Trillas.

Ortegón, R. (1998):   Educación para el tiempo libre. Bogotá,  Asociación colombiana de recreación.

Prieto,  H. F. (2002)  Resistir a la administración total de la vida. Bogotá, Universidad del Bosque.

Rodríguez, J. (1992):  Tiempo y ocio. Bogotá,  Universidad Externado de Colombia.

Rodríguez, M. (1996):   Del tiempo libre a la recreación.  Educación física nº 240: 18-20

Sue, R.  (1992) El ocio.  México, Fondo de cultura económica.

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde hace más de 18 años ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL 9º CONGRESO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 



* Licenciado en Educación Física (1995) y Especialista en Teorías, Métodos y Técnicas de Investigación Social de la Universidad Pedagógica Nacional (2003), Candidato a Magíster en Investigación Social Interdisciplinaria de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (2005) Profesor Catedrático Universidad Pedagógica Nacional.

[1] Ver el ocio humanista de Manuel Cuenca (1998), el sentido humano del ocio en Tabares y Molina (1998)

[2] Más allá de la sensación de libertad, se trata de involucrar las discusiones filosóficas y sociológicas, que reflexionan el problema de la libertad desde la construcción política, social y ética.

[3] Confrontar a Borrero (1996) Turismo Recreativo. Kinesis No 22: p.56