Nuevo:

 

 

 

 

 

República de Colombia
Plan Nacional de Recreación 1999 - 2002
Parte II

COMPOSICION DE LA COMUNIDAD  /  CONDICIONES DE LA COMUNIDAD / TECNOLOGIA /

 PATRONES CULTURALES E INDIVIDUALES EN RECREACION / MEDIO AMBIENTE / DESARROLLO INSTITUCIONAL DEL SECTOR DE LA RECREACION

III.   DIAGNOSTICO GENERAL

 

 

Las condiciones socioeconómicas en que se desenvuelve el ser humano, entran de una u otra forma a condicionar, incluso limitar, la posibilidad de encontrar las vivencias recreativas y la capacidad interior de tomar conciencia  critica de ellas.

 

Cada sociedad en su momento  y de acuerdo a su nivel de desarrollo, ha determinado e implementado los esquemas operativos que conduzcan a una práxis coherente en la concepción de la recreación en que se sustenta, por lo tanto, el reto será el proponer para nuestra sociedad, un esquema de acción social que viabilice una relación pertinente y congruente con  el marco propuesto en nuestro ordenamiento jurídico.

 

El  tránsito de la recreación individual y espontánea a la institucional generada con una intencionalidad, presupone la ampliación y profundización de conocimientos acerca de la recreación, ya que solo en la medida que puedan generarse y sistematizarse tales conocimientos, se podrá dar una aproximación estructurada y fundamentada a una gestión de la recreación que de respuesta tanto a las necesidades recreativas coyunturales e inmediatas de cada ser humano y cada comunidad, como a los requerimientos de un proyecto social.

La recreación, es indudable se ha venido afianzando con un carácter más social y trascendió el ámbito del tiempo libre. Como mediadora de procesos sociales necesariamente debe considerar al individuo y la sociedad,  más si se tienen en cuenta  las innumerables y variadas condiciones a las que está sometido el hombre de hoy y  frente a las cuales la recreación debe ofrecer alternativas, puesto que los acelerados cambios  exigen tanto a las mujeres como a los hombres de hoy un cambio de actitudes, creencias, conocimientos y habilidades, que parecen superar su  capacidad de respuesta.

 

Existen varias tendencias mundiales que es necesario considerar en el momento de formular una política en recreación y que de manera directa incide sobre el sector y sus diferentes áreas de efectividad: Entre las tendencias más relevantes se tienen:

 

·         Las diferentes manifestaciones culturales, su variedad y pluralidad, característica que para Colombia siempre ha sido más la norma que la excepción, pero que por efectos de la globalización y la información ahora necesariamente tendrá que actuar frente al supuesto erróneo de considerar que se ha de validar frente  a una cultura hegemónica.

 

·         En lo político y lo social se está empujando cada vez más hacia una sociedad democrática que plantea a las personas y comunidades un reconocimiento y conciencia de la necesidad de vincularse activamente a una comunidad humana, familiar y social organizada en la solución de los problemas, respaldado por procesos de organización y participación que desde lo local fomenten la capacidad de autogestión creativa.

·         Los cambios en la estructura familiar, la jefatura femenina, el trabajo de los padres, que hacen que la familia como medio educativo y recreativo,  haya perdido un espacio

 

·         El afianzamiento de la violencia no política que parece un camino sin retorno, convierte en un reto el fomentar la paz desde las interacciones cotidianas y la violencia política que ha conducido a un fenómeno de desplazamiento forzado a nivel nacional quebrando el tejido social y ahondando los problemas de pobreza ya de por sí alarmantes.

 

·         En lo ecológico, después de años de destrucción entramos en un punto crítico donde aún no se asume en la cultura y la acción la necesidad de proteger y sostener los recursos y el equilibrio preciso entre desarrollo y sostenibilidad.

 

·         El desarrollo de la ciencia y la técnica, no siempre en beneficio del bienestar del hombre así como  la influencia de los medios masivos de comunicación.

 

·         La disminución progresiva de las horas de trabajo y el incremento del tiempo libre que se deriva de ello afecta a todas las categorías de la población activa. El tiempo libre que antes era marginal, tiende a adquirir cada vez mayor importancia y las prácticas del ocio se han vuelto más intensas. El ocio ya no es ese tiempo vacío, se traduce en actividades individuales o colectivas que por la extensión e infraestructura que suponen hacen de él un fenómeno social de primera importancia.  

 

·         Los cambios en el habitat urbano que ha convertido la calle en un espacio peligroso para niños y jóvenes, demandan a la recreación un desarrollo institucional responsable.

 

Estas tendencias en Colombia se manifiestan de diferentes maneras, lo que necesariamente implica un avance gradual en la identificación y monitoreo de los factores que afectan una política de recreación en el país desde una perspectiva nacional, departamental y municipal.

 

El modelo que se presenta a continuación, pretende aportar un esquema que permita a las regiones avanzar en la recolección sistemática de información con base en protocolos de investigación y de planeación que en su conjunto informen sobre el estado y condiciones particulares de cada variable en una zona geográfica o cultural específica [1], de esta manera el modelo sirve como  base para tener un acceso gradual al conocimiento de estas variables, y realizar un análisis  con  relación a cómo influyen en la formulación de una política y la oferta y provisión de servicios en recreación.

 

Al modelo se le realizaron variaciones en cuanto a las variables enunciadas,  como respuesta a algunas consideraciones presentadas por los asistentes a los Encuentros Regionales realizados para la validación del documento base del Plan RECREACCION: Recreación con un Propósito, entre ellas especificar algunas tendencias, aunque se reitera la necesidad de recurrir a los documentos oficiales e investigaciones para ir gradualmente construyendo los perfiles regionales pertinentes para el sector de la recreación.

 

Figura 1: Variables que inciden en la formulación de una política en recreación

 
 

 

 

 

 


Cuadro de texto: COMPOSICION DE LA COMUNIDADCuadro de texto: CONDICIONES  DE LA COMUNIDADCuadro de texto: TrabajoCuadro de texto: TECNOLOGIACuadro de texto: MEDIO AMBIENTECuadro de texto: DESARROLLO INSTITUCIONAL DE LA RECREACION

 

Cuadro de texto: POLITICA EN RECREACION

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las variables que considera el modelo son: composición de la comunidad, condiciones de la comunidad, tecnología y patrones de comportamiento en recreación, las cuales se describen a la luz de unas condiciones que las determinan y a su vez influyen   sobre la formulación de una política en recreación. Se considera que este conjunto de variables están permeadas o reciben la influencia por una parte del medio ambiente natural y social que le sirven de contexto y por el nivel de desarrollo institucional que logre el sector, por cuanto las condiciones de cada una varía en la medida que la recreación a través de los planes y programas logre producir el impacto esperado en cuanto a los beneficios que ofrece a nivel social, psicológico, fisiológico, económico, ambiental y sobre los sectores que componen la política social.

1.      LA COMPOSICION DE LA COMUNIDAD

 

La forma en que se compone en general la comunidad colombiana y en particular la de cada región necesariamente condicionará la determinación de la población objetivo y la forma de atenderla. Ello presupone detenerse en la identificación, entre otros de los siguientes aspectos:

 

·         Las tendencias demográficas: El descenso en el comportamiento reproductivo de los colombianos que era de un promedio de casi 7 hijos por mujer entre 1950 y 1965, a un promedio de 3 en 1994, desaceleró el ritmo de crecimiento poblacional que actualmente es de 18 por mil.  Según el Informe de Desarrollo Humano Para Colombia – 1998, la distribución de la población para 1997  es de un 70.8% en cabeceras municipales y un 29.2% en el resto del país.

 

La mortalidad infantil ha decrecido  y ha adquirido un peso creciente la de los adultos jóvenes (15 – 44 años) originada en la violencia que ascendió de 19.5% a 27.7% y la del grupo mayor de 60 años que se incrementó de 45.1% a 48.9%.

 

La distribución relativa por grupos de edad para  el año 1999 ( tabla 1), es un referente para que quienes trabajan en recreación prioricen la intervención sobre segmentos poblacionales específicos.

 


Tabla No. 1: Población y distribución relativa por grupos especiales de edad  1993

(Tomado de Informe de Desarrollo Humano para Colombia – 1998, Departamento Nacional de Planeación)

 

Grupos de edad

Población

%

0 - 4

4.532.544

12.1

5 - 6

1.751.635

4.7

7 - 11

4.278.032

11.4

12 - 17

4.873.139

13.0

18 - 24

5.221.221

14.0

25 - 64

15.188.325

40.6

65  y +

1.583.209

4.2

Total pais

37.428.105

100

 

 

·         La diversidad cultural: La existencia de diversos grupos etnoculturales determina la necesidad de establecer unos “perfiles de recreación” para cada grupo y la consecuente formación de líderes recreativos que consideren estas especificidades y respeten sus creencias y valores culturales. Esta variable afecta la política y consideraciones conceptuales y metodológicas de los programas y servicios en el sector.

 

·         Distribución poblacional espacial: En el lapso de medio siglo la distribución urbano rural de la población invirtió su composición, cambio originado por las migraciones del campo a la ciudad, las cuales fueron significativas entre las décadas del 40 y 70, periodo a partir del cual ha disminuido y donde se observa que el crecimiento vegetativo de las zonas urbanas es la causa principal de expansión demográfica, sin que ello signifique que no continúen los procesos de redistribución territorial. Hoy la población rural representa menos del 30% del total del país y tiende a estancarse en un volumen que ligeramente sobrepasa los 11 millones de habitantes.

 

En relación con el Indicador de Desarrollo Humano – IDH -  el informe de Planeación Nacional muestra que las zonas rurales y urbanas han experimentado ganancias en salud, en la reducción del analfabetismo, en la mayor participación en actividades educativas y en el PIB per cápita, aunque con grandes diferencias entre las dos zonas.

 

En 1995 había en la zona rural, un retraso de 10 años en la esperanza de vida, un analfabetismo 3.5% veces mayor y en asistencia escolar la zona requería 23 años para igualar a la urbana si se conserva la velocidad de cambio de los últimos diez años.

 

Estas tendencias de distribución poblacional y de desarrollo señalan claramente a la recreación la exigencia de planear tanto para la zona urbana como para la rural.

 

Para la zona rural en la medida que el sector de la recreación no puede conciliar con el abandono del que han sido objeto desde la mayoría de los componentes de la política social, que es lo que ha sucedido hasta el momento según las observaciones realizadas por profesionales del sector en el proyecto del Plan Decenal de Recreación, El V Congreso Nacional de Recreación y en los Encuentros Regionales realizados para la validación de este plan y lo que se observó como producto del análisis de contenido de 21 Planes Departamentales del sector.

 

Los deficientes sistemas de planeación municipal que se caracterizaron porque los servicios van donde se hacen los asentamientos y no al contrario, conllevaron la generación de barrios con instalaciones sociales absolutamente precarias. Esa escasez se ve agravada por la tendencia a la especialización en la asignación y uso de los pocos espacios (el salón comunal, la cancha, la escuela, la iglesia), pudiendo la recreación coadyuvar a viabilizar una utilización multidimensional.

&n bsp;

Para la recreación, el proceso de urbanización en el país señaló una mayor presión por infraestructura y servicios en áreas metropolitanas, demandando no solo más instalaciones y programas de recreación, sino igualmente la necesidad de que en los planes de ordenamiento territorial aquellas queden previstas.

 


Igualmente la demanda por parques en zonas residenciales tiene la doble condición de requerir tanto la participación de la comunidad desde su diseño a efectos que ésta se apropie y cuide su espacio recreativo, como la programación de eventos recreativos como un servicio social preventivo de para reducir potenciales tensiones familiares y comunitarias.

 

Una variable que cobra especial relevancia en un país como Colombia y que incide sobre la distribución poblacional espacial es el desplazamiento forzado, contexto en el cual política en recreación debe responder en dos sentidos:

 

a)    Contribuyendo a crear las condiciones para que los pobladores de las zonas expulsoras no se vean en la necesidad de emigrar, lo cual es coherente con la propuesta del Plan Colombia planteado dentro del marco del Plan Nacional de desarrollo y

 

b)    La movilización de sectores rurales a cabeceras municipales y a las ciudades, señala la necesidad de considerar procesos recreativos que viabilizen la preservación de valores y lazos de los migrantes, así como la convivencia e integración con los habitantes del municipio receptor.

 

El Informe del Codhes, a  Febrero de 1999, muestra que el total estimado de población desplazada es mayor en Antioquia, Cundinamarca, Bolívar, Santander, entre otras (Tabla No. 2). 

 

Esto señala un panorama absolutamente claro de acción social de la recreación como mediadora de procesos de formación en valores, manejo de conflicto,  mitigación de los efectos psicológicos y sociales del desplazamiento forzado, sólo por contemplar algunos aspectos.

 


Tabla No. 2: Total Estimado de población desplazada en 1998 por Departamento

(Fuente:Cohes Informa, No. 17, febrero de 1999)

Departamento

No. Hogares

No. Personas

Antioquia

15045

64.694

Arauca

441

1900

Atlántico

2061

8950

Bolívar

67|3

28870

Boyaca

´747

3215

Caldas

474

2040

Caquetá

844

3630

Casanare

643

2765

Cauca

686

2954

Cesar

1994

8576

Córdoba

3104

13350

Cundinamarca

16413

70577

Chocó

2251

9680

Guajira

376

1618

Guaviare

301

1295

Huila

288

1239

Magdalena

2422

10418

Meta

1429

6148

N. Santander

1121

4822

Nariño

391

1685

Putumayo

483

2080

Quindio

228

984

Risaralda

274

1180

Santander

6313

27150

Sucre

1669

7|80

Tolima

1786

7684

Valle

3096

|3316

Total

71613

308.000.

 

·         Composición y funciones de la familia:  Esta condición dentro de la composición de la comunidad en relación con la planeación en recreación es determinante no sólo por el papel que juega la familia en la sociedad colombiana, sino porque la política social actual tiende a focalizar en la familia programas y recursos.

 

Los principales factores asociados a los cambios en la composición y funciones familiares, de acuerdo a un estudio realizado por el DANE, “La Familia Colombiana en el Fin de Siglo” son los valores culturales, las características de la estructura socioeconómica del país, por los procesos de cambio y por las dinámicas demográficas del comportamiento
de la nupcialidad, la fecundidad, la mortalidad y la migración.

 

En Colombia se han presentado transformaciones en la formación de uniones y en el ejercicio de la sexualidad no nupcial de jóvenes y adultos. La unión libre se ha duplicado para mujeres y triplicado para hombres con una disminución en personas casadas y se ha dado una mayor intensidad en la nupcialidad, lo que se deduce según las estadísticas de la disminución de hombres y mujeres solteras.

 

Se asocian a los cambios de nupcialidad  un leve aumento de la viudez con el notorio incremento de muertes masculinas por la violencia, los incrementos en la nupcialidad no legal como la unión libre y otras formas de convivencia, modificaciones en los patrones de edad a la primera unión donde los investigadores observaron un rejuvenecimiento en la edad media de los hombres y una postergación de la edad de unión por parte de las mujeres; aumento en la ruptura de uniones por separación y divorcio asociado a una revaloración cultural y normativa de la indisolubilidad del matrimonio.

 

Por otra parte la disminución de la fecundidad, que como se anotó se ha reducido a un promedio de 3 hijos,  influye en la reducción de las cargas generales y de dependencia demográfica y económica.

 

En relación con la nupcialidad – fecundidad se espera incremento en las parejas sin hijos como consecuencia de una menor valoración de la maternidad como componente esencial de la realización femenina.

 

El incremento de las tasas de mortalidad a causa de la violencia, incide en la composición por sexo de la jefatura familiar, disminuyendo los hogares con jefe hombre e incrementando la jefatura femenina.


Los patrones de asentamiento espacial tienen influencia sobre la formación de familias en términos de equilibrio numérico entre los sexos, el cual se ve afectado por condiciones de migración diferencial para uno de los sexos, como ocurre con la migración rural urbana en Colombia, en la que predomina la migración de mujeres jóvenes, lo que hace que la posibilidad de formar familias extendidas sea menor, dado que la mayoría de los parientes se queda en la región de origen.

 

En relación con los aspectos socioculturales se consideran factores tales como el aumento en los niveles educativos, los cambios en los procesos productivos, el mayor crecimiento de la participación femenina en el trabajo y la educación. Estos cambios son causa y efecto de la jefatura femenina y del nuevo ordenamiento de responsabilidades, competencias y autonomías de hombres y mujeres tales como reducción de la brecha salarial y tasas de desempleo entre los sexos, mayor reconocimiento de los jóvenes, las mujeres y las personas ancianas.

 

Por otra parte el incremento de los niveles de pobreza favorece la composición de la familia extensa o el allegamiento de no parientes como formas de rentar el espacio y a la vez las ganancias en los grupos más escolarizados, adultos jóvenes,  favorece la organización autónoma bien solos o en hogares nucleares.

 

Por último la violencia y los desplazamientos, como se anotó han incrementado la jefatura femenina en familias nucleares y extensas, un mayor número de viudas  y jefes de hogar muy jóvenes a cargo de sus hermanos.

 

La pérdida de preeminencia de la familia nuclear conlleva a la disminución del número de descendientes que cuidan y apoyan socialmente a sus parientes adultos mayores, requiriéndose programas recreativos para la tercera edad;
programas que, si se considera también el aumento de padres solteros o separados, pueden caracterizarse por su carácter “pasivo”, tales como el tener otro adulto con quien conversar.

 

Así mismo se debe prestar especial atención a la disminución del número de familias con los dos padres, lo que señala la necesidad cada vez mayor de servicios recreativos que provean modelos de roles positivos para los niños.

 

La vinculación de la mujer al trabajo remunerado y el aumento permanente de la duración de los desplazamientos diarios en la ciudad,  reducen el margen de tiempo libre para actividades en familia, y ese tiempo, en virtud de la percepción de inseguridad, tiende a gastarse dentro del hogar.

 

De acuerdo con el Segundo Estudio Nacional de Salud Mental y Consumo de sustancias psicoactivas, 1997, muestra que de casi una de cada cuatro personas en Colombia, la familia se encuentra desintegrada, según los datos dados en promedio el 75.9 de los hombres  y el 75.7 de las mujeres tienen una familia integrada, mientras que el 24.1 y el 24.3 respectivamente la tienen desintegrada, promedio que varía para los departamentos. Por ejemplo en Boyacá, Caquetá, Guajira, Guaviare, Quindío, San Andrés, Vaupés y Vichada se encontraron promedios por encima de 30.

 

Este panorama general acerca de la familia tiene serias implicaciones en la política de recreación, por mencionar algunos aspectos: en la formación de valores, la orientación de programas hacia mujeres jefes de familia, en servicios orientados a fomentar la integración familiar, entre otras, de modo que se responda realmente a la composición y funciones actuales de la familia, que como se anotó para la recreación se sale cada vez del sistema familiar.

 


2.      LAS CONDICIONES DE LA COMUNIDAD

 

Las tendencias del entorno en que se involucra la comunidad necesariamente modifican patrones de oferta y demanda de servicios recreativos.

 

·         La economía: El proceso de apertura acelerada, la crisis económica y la crisis fiscal señalan unos patrones de crecimiento poco positivos. Ello señala una tendencia a la disminución de recursos públicos que conduce a la privatización o a dejar de lado instalaciones y servicios recreativos que antes estaban a cargo de los gobiernos.

 

El actual crecimiento económico en el sector de la recreación en las grandes ciudades ha tendido a darse por empresas comerciales, lo que demandará la necesidad de que las instancias gubernamentales del sector desarrollen sistemas de regulación y monitoreo del número cada vez mayor de programas, infraestructura  y servicios a cargo del sector privado.

 

·         Mercado laboral:

 

Tasas de empleo: Los resultados preliminares a Marzo de 1999, arrojados por la Encuesta Nacional de Hogares, realizada por el DANE, en las áreas metropolitanas los indicadores de ocupación, desocupación, desempleo, se muestran en el Tabla No. 3,  los cuales tienen un impacto directo sobre la política, planes y programas de recreación.

 

Tabla No. 3: Tasas de ocupación y desocupación a Marzo 199

(Fuente Encuesta Nacional de Hogares – DANE – Informe preliminar)

 

Población en edad de trabajar

Tasa de ocupación

Tasa de desocupación

Santafé de Bogotá

4.842.124

52.2

18.0

Medellín – Valle de Aburrá

2.122.770

46.3

22.6

Cali

1.664.971

50.1

21.4

Barranquilla

1.147.859

49.1

16.8

Bucaramnanga

688.661

50.6

19.7

Manizales

292.087

45.2

21.1

Pasto

255.297

51.5

18.7

 


La crisis económica también ha conducido al desempleo y el crecimiento acelerado de una economía informal con un impacto negativo sobre las condiciones de trabajo y la afiliación al sistema de prestaciones sociales, entre ellas a los servicios de recreación que también afecta a ciertas categorías de subempleados.

Los datos de distribución porcentual de subempleados por posición ocupacional  para las 7 áreas metropolitanas a 1998, se muestran en la tabla No. 4.

 

Tabla No. 4: Subempleados por posición ocupacional en las 7 áreas

 (Fuente Encuesta Nacional de Hogares – DANE – Informe preliminar)

Posición ocupacional

%

Obrero o empleado particular

51.5

Empleado doméstico

3.2

Trabajador por cuenta propia

38.5

Trabajador familiar sin remuneración

1,6

 

·         Tiempo libre disponible: El desplazamiento de festivos a los días lunes señaló una ampliación en la continuidad del tiempo libre de los trabajadores, que sumado a los fines de semana y periodos de vacaciones, demanda un aumento correspondiente en los espacios y actividades  recreativas,  

 

Esta franja de tiempo puede tener un inmenso potencial en el establecimiento de hábitos de vida saludable, que trasciendan la simple programación de eventos aislados.

 

·         Condiciones de trabajo y calidad de vida laboral: La recreación laboral como ámbito de aplicación de la recreación debe entrar a jugar un papel importante en las políticas de Bienestar Social Empresarial como responsable de manejar los indicadores de calidad de vida laboral.

 

La recreación en este sector puede incidir y efectivamente ofrece beneficios sociales, económicos y psicológicos que trascienden a la recreación manejada a través de celebraciones y la realización de eventos puntuales.

 

El mandato legal de las horas de recreación para empresas con más de 50 trabajadores debería encontrar un correspondiente en la programación de servicios recreativos dirigidos a trabajadores con cargos similares por tipo de industria, igualmente debe considerar el diseño de programas que aborden los factores de estrés psicosocial que se generan en el espacio laboral, incidir sobre el aburrimiento, la rutinización y la desmotivación generada por la mecanización de los procesos de producción y en general servir como medio para la democratización de las  empresas, el manejo de conflicto, el establecimiento de las relaciones con las comunidades sobre las que influye, aspectos todos que no han sido suficientemente abordados desde la recreación laboral.

·         Condiciones de Salud: Las condiciones de salud biopsicosocial de la comunidad  son otro aspecto que influye sobre las políticas y la planificación en recreación. Según el concepto de recreación que subyace a este plan, ésta debe contribuir al desarrollo armónico del hombre,  y por ende, la salud del hombre y la mujer colombiana en todos sus aspectos.

 

El Segundo Informe Nacional de Salud mental y Consumo de sustancias psicoactivas – 1997, muestra que en promedio el 24% de la población tanto de mujeres como de hombres perciben su estado psicológico como de preocupado, irritable, deprimido, angustiado.

 

En cuanto al consumo, el estudio anota que las bebidas alcohólicas se comportan como la principal sustancia de inicio con más del 60% en los dos sexos.  Los datos de prevalencia de consumo para diferentes sustancias se muestran en la tabla No. 5.

 


Tabla No. 5: Prevalencia en  el último mes de consumo de drogas

(Tomado del Infome del Segundo Estudio Nacional de Salud Mental y Consumo de Sustancias Psicoactivas  1997)

 

Droga

%

Alcohol

43.2

Tabaco

22.2

Tranquilizantes

2.9

Marihuana

2.4

Cocaína

0.8

Basuco

0.7

Anfetaminas

0.3

Inhalantes

0.3

Heroína

0.7

 

La crisis social actual con innegables consecuencias sobre la percepción y calidad de salud de los colombianos y las colombianas, el ya sobrediagnosticado problema de violencia intrafamiliar, política, callejera, la violación permanente a los derechos humanos que indudablemente refleja una crisis de valores, el consumo de sustancias lícitas e ilícitas, demanda a la recreación el repensar sus conceptos y prácticas, operacionalizando la intencionalidad de las actividades y estableciendo una clara relación entre los objetivos y los resultados esperados de sus actividades, documentando y socializando sus beneficios.

Lo importante es que aún con la intencionalidad y funcionalidad que se le dé dentro del marco de los problemas sociales,  la recreación en todos sus sectores no pierda la esencia lúdica y libertaría que la define y caracteriza.

 

·         Educación: Las condiciones de cobertura y calidad de la educación en Colombia para los niños de estratos menos favorecidos son un factor que el sector de la recreación ha de tener en cuenta,  proponiendo alternativas que complementen los procesos educativos formales.

 

De acuerdo con el Informe de Desarrollo Humano 1998 del Departamento de Planeación Nacional, el analfabetismo se redujo en todo el país entre 1985 y 1993 en 2.4 puntos pasando al 9.9 por ciento, en la zona rural el descenso fue de 2.7 puntos y en la zona urbana de 1.4 puntos. En 1993, el sector rural tiene aún las tasas más altas que  el promedio del país. Por grupos de edad, el analfabetismo se da en las generaciones mayores, aunque para los mayores de 14 años se mantuvo la tasa y mucho mayor en relación con el sector urbano. A pesar de los logros obtenidos, en el área rural todavía hay una proporción importante de personas que, en plena vida productiva, no saben leer ni escribir (casi la decima parte de los jóvenes entre 15 y 24 años y la sexta parte de los adultos entre 25 y 39 años).

 

Las tasas de analfabetismo por encima de 11 se dan en Arauca, Bolívar, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Córdoba, la Guajira,  Chocó, N. De Santander, Nariño, Putumayo, Tolima, Vaupés y Vichada.

 

En cuanto a las tasas netas de escolarización primaria y secundaria los departamentos con mayores problemas son la Guajira, Chocó, Magdalena, Sucre y Cesar y los nuevos departamentos.

 

En relación con la calidad, en primaria los niños están aprendiendo menos de la mitad de lo que deberían aprender según el currículo vigente (Psacharopoulos G., 1992, citado por Informe de Desarrollo Humano  1998, Departamento de Planeación Nacional), en secundaria se encontró que la cuarta parte de los estudiantes no logra superar el nivel mínimo de pruebas de lenguaje en 7º grado y menos del 20% alcanza un nivel óptimo en 8º y 9º grado en las instituciones educativas públicas.

 

De acuerdo con el informe mencionado la baja calidad de la educación está relacionada con las altas tasas de deserción y sobre todo de repetición, lo que a su vez puede tener una influencia sobre la ineficiencia
interna del sector y de su incapacidad para universalizar las coberturas en primaria y secundaria.

 

Estas condiciones señalan para la recreación todo un reto: a) su intervención sobre población no escolarizada y analfabeta, b) la articulación de la pedagogía lúdica a los procesos de enseñanza  aprendizaje en la educación formal en los niveles de preescolar básica primaria y secundaria, c) la generación de alternativas para la extensión de la jornada escolar en el tiempo complementario, d) la articulación a los proyectos educativos institucionales de modo que los programas de enseñanza obligatoria en lo referente a educación para el tiempo libre y como complemento a la educación ambiental, educación sexual y educación para la democracia se sustenten en propuestas lúdicas.

 

Por último,  en la educación superior, la recreación  por su naturaleza social ha de contribuir a acercar la universidad a la realidad retroalimentando currículos y necesidades de formación y por otra mediante la  participación activa en la conceptualización y desarrollo de los programas de bienestar universitario en la educación superior,  éstos son apenas muestras del trabajo que la recreación debe abordar.

 

 

3.      TECNOLOGIA

 

En el contexto de este plan la tecnología ha de ser  vista desde su influencia positiva y negativa sobre el hombre, sus relaciones y su medio ambiente.

Los problemas psicológicos sociales y médicos tienen relaciones causales con  cambios en el medio ambiente, donde la aparición de nuevas tecnologías tales como aquellas basadas en el computador, tecnologías digitales, láser, genéticas, de nuevo materiales, etc., han transformado la vida en sus dimensiones ética, cultural, social, económica, de este siglo y el que estamos por empezar.

Dentro del marco de la recreación, el impacto de la tecnología sobre las relaciones humanas y del hombre con un medio ambiente cada vez más transformado por el hombre cobra importancia.

Por ejemplo, las relaciones humanas ya están empezando a ser mantenidas por computador, supeditada a intereses especializados con detrimento de las relaciones de amistad y lazos familiares, la intimidad, el contacto físico y la proximidad características de las relaciones afectivas, situación que ya se observa en algunas de las áreas metropolitanas del país y frente a la cual la recreación debe ofrecer opciones para el consumo no pasivo de estas opciones de relación  y uso del tiempo libre.

En una sociedad como la colombiana, donde el conflicto social, la pobreza y el riesgo son más la norma que la excepción, la oferta de servicios desde la industria del entretenimiento, tan avanzada en países desarrollados, se constituyen en una opción poco pertinente  y de acceso únicamente a niños y jóvenes con recursos económicos. Para la realidad social y económica del país, se debe pensar más en las posibilidades que ofrece el ocio y la recreación como medio para la construcción de cultura, de ciudadanía y para la transformación social.

 

Por otra parte, el acceso a la tecnología conlleva para el sector diversas implicaciones: viabiliza el trabajo en red para compartir información y experiencias entre las instituciones del sector; el desarrollo de nuevos aparatos y aplicaciones resultará en nuevas formas de actividades recreativas y nuevas formas de entender la recreación y el tiempo libre.

 

El avance tecnológico exige a la recreación institucional el generar programas de formación para el uso del tiempo libre y sus medios de modo que la diversidad y cantidad de productos recreativos producidos desde la industria del entretenimiento no sean consumidos acríticamente.

 


4.      PATRONES CULTURALES E INDIVIDUALES EN RECREACION

 

·         Creencias, hábitos y comportamientos en recreación: Un elemento fundamental a considerar en la formulación de una política de recreación es el conocimiento de los patrones de actividades recreativos que sigue la población, lo cual supone identificar con exactitud sus creencias, conceptos, comportamientos, preferencias y actividades en que se usa el tiempo libre, disponibilidad de tiempo, espacios recreativos que prefiere, eventos culturales y recreativos tradicionales, el uso del alcohol como satisfactor de necesidades de recreación, entre otras.

 

En nuestro país desafortunadamente no disponemos de investigaciones periódicas y comparativas de esos patrones, situación que además de señalar que la programación se hace más teniendo en cuenta el gusto o la intuición de quien programa (lo que podríamos denominar una PPP: “Planeación Por Pálpito) que a quien va dirigida, es más grave en cuanto dificulta, por no decir imposibilita, evaluar el impacto de la política global.

 

Es fundamental avanzar rápidamente en la precisión de esos patrones, especialmente en  la identificación de los grupos prioritarios de adultos mayores, jóvenes, mujer, discapacitados y etnias, igualmente es fundamental avanzar en el estudio de las percepciones del tiempo libre y de la satisfacción con el uso que se le da.

 

·         Factores que determinan los patrones de comportamiento individuales y comunitarios en recreación: Los patrones de actividades recreativas están determinados fundamentalmente por la relación costo–beneficio, por las tradiciones culturales y recreativas de las comunidades y regiones y por la disponibilidad de instalaciones y de voluntarios que dinamizen programas y eventos.


-        Relación costo-beneficio: En un análisis costo beneficio los resultados se evalúan en términos financieros, los beneficios se relacionan con la cantidad de dinero que se ahorrará en el cuidado de la salud hacia el futuro.

 

En el caso de la recreación tradicional,  infortunadamente  se hace una valoración inmediatista del resultado coherente,  por su misma concepción,  como una actividad compensatoria que descansa y divierte. Sin embargo, los estudios han demostrado que la recreación va más allá de la ganancia en el momento de la vivencia, ésta genera beneficios individuales y sociales que dan una mayor significancia e importancia a la práctica cotidiana de la recreación en todos los ámbitos de la vida del hombre.

 

Para que la persona, el grupo o la comunidad establezcan este costo beneficio, el sector debe generar investigaciones que los fundamenten y socializar tal conocimiento, de modo que al considerar los costos económicos y la inversión en tiempo, dinero, energía, etc., esté en capacidad de primero, concebirla como una inversión y segundo, como un ahorro en términos de los cuidados en salud. Ejemplo, de ello, son los costos que en algunas sociedades y aún en la nuestra se están invirtiendo en manejo clínico del estrés como consecuencia de la adicción al trabajo y otros factores medioambientales que podrían ser mitigados por la recreación.

 

Además se debe avanzar sobre los análisis costo utilidad y costo efectividad, de modo que el sector pueda argumentar el impacto de la recreación sobre la expectativa de vida y la calidad de vida y el desarrollo económico, lo que dará elementos de toma de decisiones a los individuos y los grupos acerca de optar o no por la recreación como parte de un estilo de vida saludable.


Los estudios han demostrado el valor del impacto de la recreación manifestado en beneficios  entre los que se pueden mencionar los relacionados con la calidad de vida, la salud física, psicológica y social. La recreación promueve y dinamiza procesos de liderazgo, organización y fortalecimiento de los lazos familiares, de amistad y comunitarios, al afianzamiento de la identidad individual y de las mismas regiones, contribuye al empoderamiento de los grupos para el incremento de su capacidad de autogestión.

 

En lo económico permite una relación costo efectividad positiva, al mejorar y mantener condiciones de salud en la población que la hace  más productiva; el turismo, la inversión en infraestructura y el sistema de programas y servicios son en si mismas un componente de la economía que cada vez se fortalece más.

 

En lo ambiental, contribuye a la salud ambiental de las comunidades; la inversión en el ambiente a través de la provisión de parques y espacios abiertos en áreas residenciales conduce a un incremento en el valor de las propiedades; y la tendencia hacia actividades de ocio basadas en ambientes naturales asegura un nuevo y mejorado futuro ambiental.

 

-        Infraestructura: La ciudad ha desarraigado a los niños y jóvenes de las calles, las viviendas son cada vez más pequeñas, frente a lo cual el sector debe generar alternativas que convoquen a la integración y den la posibilidad de disfrute a familias, niños y jóvenes.

Por lo tanto, es importante identificar los estándares de metros cuadrados de zona verde por habitante, las condiciones de la infraestructura y disponibilidad y accesibilidad a los mismos.


Así mismo se requiere determinar la concentración geográfica de las instalaciones y su correspondencia con la composición de la comunidad donde se encuentran. No es raro encontrar que en barrios con mayoría de población de niños se instalan canchas múltiples en las que menos de una decena de jóvenes desplazan a centenares de niños.

 

·         Disponibilidad de voluntarios: Dado el impacto profundamente local es absolutamente viable dinamizar procesos de voluntariado en recreación para la recreación. Experiencias de servicio social obligatorio en recreación de bachilleres han trascendido el número de horas impuestas y dan lugar al compromiso comunitario del joven.

 

Determinando la composición de la comunidad es viable articular voluntariado de la tercer edad y adultos mayores jubilados con la de jóvenes bachilleres y universitarios.

 

 

5.      MEDIO AMBIENTE

 

La mayor conciencia sobre la necesidad de un desarrollo ambientalmente sostenible orientará tanto la valoración de la importancia de los parques y zonas de recreación, como la educación ambiental con carácter recreativo.

 

Se debe resaltar el papel de programas de educación pública que orienten la selección de actividades recreativas “ambientalmente amigables”, como la priorización del uso de la bicicleta para el acceso a espectáculos públicos y los campamentos de bajo impacto ambiental.

 

6.      DESARROLLO INSTITUCIONAL DEL SECTOR DE LA RECREACION

 

Pese a que la intencionalidad de la Ley 181 fue articular un Sistema Nacional del Deporte, la Recreación, el Aprovechamiento del Tiempo Libre, la Educación Extraescolar y la Educación Física, el sesgo deportivo terminó imponiéndose y el Sistema quedó caracterizado como Sistema Nacional del Deporte.

 

Ello explica que dentro del componente sector privado solo se hace referencia al Comité Olímpico Colombiano, Las Federaciones, Ligas y Clubes Deportivos, y no se mencionan las Corporaciones de Recreación Popular, las Asociaciones Recreativas, las ONGs que se han estructurado con ese objetivo, las Cajas de Compensación y otras múltiples formas de organización recreativa comunitaria.

 

Igualmente es sintomática la denominación dada a los entes departamentales y municipales creadas en desarrollo de la Ley, que en su mayoría son Institutos de Deporte -INDEPORTES y la minoría son Institutos de Deporte y Recreación - INDER.  Y es que el problema no es solo de nombre, es usualmente de reconocimiento explícito del campo de interés.

 

Esa tendencia igualmente se proyecta a la asignación de presupuestos, donde el nombre es usualmente directamente proporcional a la asignación de recursos: INDEPORTES, 90% Deporte, 10% Recreación.

 

Existe la voluntad política de dinamizar la consolidación de la recreación como sector, lo que se ha expresado en diversas iniciativas en curso:

 

-        La adopción de la recreación como programa Presidencial.

-        El traslado de la competencia por el deporte de alto rendimiento de COLDEPORTES al Comité Olímpico Colombiano, concentrándose el Instituto en los campos de la recreación y la Educación Física,

-        La conformación de la Red Nacional de Recreación como uno de los mecanismos de articulación del Sector en cumplimiento de los objetivos del Sistema Nacional del Deporte.

-        La orientación del Servicio Social Obligatorio de bachilleres y universitarios hacia la Recreación.

 


En materia de fuentes de financiación, amén del requerimiento de aportes del Presupuesto Nacional y de la potencialidad de los Recursos administrados, es de esperarse que en la medida que el sector pueda consolidar sus componentes de investigación, formación, vivencias y gestión, será más factible recurrir a fuentes como la de los convenios con las Cajas de Compensación previstos en la Ley 181, la consecución de donaciones con beneficio tributario, y lo que es más relevante, la consecución de recursos en otros sectores no explícitamente recreativos pero que obtienen un beneficio directo con nuestros servicios (léase salud, trabajo, seguridad, resocialización, seguridad, prevención de drogadicción, bienestar familiar, entre otros).

 

Lo anterior trae implícito el reconocimiento de la importancia tanto de la sensibilización sobre los beneficios de la recreación, como de las intervenciones multisectoriales.

 

La otra fuente, las tarifas al usuario basadas sobre una fijación de precios con costos marginales, es apropiada en la medida que la recreación pueda ser considerada un bien privado. No obstante debe evitarse las tarifas a usuarios en situaciones donde los beneficios externos son muy grandes y/o cuando las implicaciones distributivas de imponer tarifas son indeseables. En particular, no debería aplicarse a servicios recreativos que benefician a individuos de bajo ingresos (Slack, 1.991).

 

Pese a que un diagnóstico ideal sería aquel que nos brindara datos locales, regionales y nacionales consolidados por cada uno de los aspectos enunciados, se considera importante llamar la atención sobre lo fundamental de identificar las especificidades de cada uno de ellos con su consecuente referencia a la extensión en que condiciona la política y programación recreativa.

 

 

Ir a la sección del Plan Nacional de Recreación 1999 - 2002

Página Principal

Parte 1

Parte 3

Parte 4

 

 

 

Regresar a Documentos de:

| Red Latinoamericana de Recreación y Tiempo Libre | Red Nacional de Recreación | FUNLIBRE |

© Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE / 2005