funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

EL EDUCADOR FISICO
UN EDUCADOR PARA EL OCIO Y EL TIEMPO LIBRE

Autor:

FERNANDO DE LA ESPRIELLA A.

Universidad de Córdoba

Origen:

III Simposio Nacional de Investigación y Formación en Recreación.
Vicepresidencia de la República / Coldeportes / FUNLIBRE
Noviembre 27 al 29 de 2003. Bucaramanga, Colombia.

 

 

 

 

×  Ir a Centro de Documentación

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Simposio

 


Ponencia

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Durante el desempeño  como docente de educación física en los diferentes niveles de la educación, he tenido la oportunidad de evolucionar y entender de mejor manera cual es el real compromiso que tenemos los educadores físicos con la educación en la sociedad colombiana.

 

La presente  es una propuesta que parte de la  búsqueda de  una resignificación del quehacer del educador físico para el siglo XXI, se sustenta en la constitución política colombiana,  la ley 115,  la carta internacional de la educación física y el deporte, el manifiesto mundial de la educación física, la conferencia iberoamericana de ministros de cultura año 2000, cuyo tema fue “políticas de ocio y cultura” y en el informe a la UNESCO de  la comisión internacional sobre  la educación para el siglo XXI

 

Para entender su intencionalidad es necesario contextualizarla y abordar  las variables que lo influyen  y cubren transversalmente ( educación, educación física, ocio y tiempo libre y satisfactores)

 

 

CONTEXTUALIZACION

 

La Educación:

 

Analicemos estos articulados

 

·         La ley 115 de 1994, en su Artículo 5 Fines de la Educación, establece Como uno de los fines de la educación  La formación para la promoción y preservación de la salud y la higiene, la prevención integral de problemas socialmente relevantes, la educación física, la recreación, el deporte y la utilización adecuada del tiempo libre.[1]

 

·         De igual forma la ley 181 de 1995 al referirse a los principios, establece “El deporte, la recreación y el aprovechamiento del tiempo libre, son elementos fundamentales de la educación y factor básico en la formación integral de la persona. Su fomento, desarrollo y práctica son parte integrante del servicio público educativo y constituyen gasto público social”.[2]

 

Observamos como la  ley 115 de 1995 habla de una formación “para”  la educación física, la recreación, el deporte y la utilización del tiempo libre.  Esta responsabilidad nos atañe directamente a nosotros ”los   educadores físicos”

 

Además la ley 181 la presenta como  área fundamental de la educación que tiene una gran responsabilidad con la formación integral del ser humano, esta formación no solo requiere de trabajo en el deporte y la recreación como satisfactores sinérgicos de ocio, sino que es menester de ella educar para los momentos en que el estudiante no se encuentra en la escuela con la tutela de los educadores, esta apuesta de formación para la vida se requiere en el tiempo libre, porque es ahí en donde se da la gran vulnerabilidad de la sociedad frente a los problemas  socialmente relevantes.  Entonces si desde lo normativo sé esta estableciendo la necesidad e importancia de nuestro que hacer, ¿porque no asumirlo con la  responsabilidad y la conciencia que ello demanda?

 

En consonancia con lo anterior, la carta internacional de la educación física y el deporte emanada de por la UNESCO en 1978 establece:

 

·         “En su articulo primero, que la practica de la  Educación Física y el deporte  es un derecho fundamental de todos (niños, niñas-hombres y mujeres.)”

 

·         En el plano del individuo, la educación física y el deporte contribuyen a preservar y mejorar la salud, a educar para  una sana ocupación del tiempo libre y  a resistir mejor los inconvenientes de la vida moderna. 

 

·          En el plano de la comunidad, enriquecen las relaciones sociales y desarrolla el espíritu deportivo, que más allá del propio deporte, es indispensable para la vida en sociedad”.[3]

 

Si analizamos con detenimiento lo expuesto anteriormente, encontramos que la educación física es reconocida como derecho fundamental, que la responsabilidad del educador físico no  solo se circunscribe en  el terreno de lo practico, es más ni siquiera en el contexto escolar, su responsabilidad va más allá, pues nos invitan a apostarle a la calidad de vida, a estilos de vida saludable, es decir que nos compete desde la educación física también educar para la salud, para la cultura, para la convivencia y la paz, para el ocio y el tiempo libre. Como espacios de intervención directa para la formación integral del individuo, tal y como lo establece la ley.

 

Con las exigencias del nuevo siglo ya no basta solo que  el estudiante en la escuela a través de  la educación física  desarrolle habilidades motoras, sino que unido a esto  se desarrollen habilidades humanas y sociales que le sirvan como carta de navegación en un mundo cada vez más  complejo y  turbulento.

 

 

Educación Física y  ocio

 

El manifiesto mundial de la educación física proferido por la Federación Internacional de Educación Física FIEP,  expone  de manera categórica su relación e intencionalidad con el ocio y el tiempo libre en sus diferentes capítulos y artículos entre los cuales podemos destacar los siguientes

 

·         Que hay un reconocimiento histórico y universal  que la Educación Física es uno de los medios más eficaces para la conducción de las personas a una mejor Calidad de Vida.

 

·         Que la Educación Física puede desarrollar habilidades y conocimientos en actividad física y deporte para una efectiva participación en el trabajo, en la vida familiar y en el tiempo de ocio.

 

·         Que en el mundo contemporáneo, cada vez  más el ocio y el tiempo libre se incorporan al “ modus vivendi” de las personas, lo que permite a la Educación Física la función de ofrecer, entre las opciones posibles, el conocimiento necesario para las practicas corporales y deportivas, como actividades de ocio activo  u ocio serio  a lo largo de sus vidas.

 

·         Que las actividades físicas pueden caracterizar un proceso educativo cuando son ejercidas a partir de una intención educacional en las formas de ejercicios gimnásticos, juegos, deportes, danzas, actividades de aventura y relajamiento como satisfactores sinérgicos de ocio activo u ocio serio.

 

·         Que según la Asociación Mundial de Ocio y Recreación (WLRA) y  la Asociación Latino Americana de Ocio y Recreación (ALATIR), en la Declaración de San Paulo, por ocasión del 5º Congreso Mundial de Recreación y Ocio (1998), el ocio (inclusive el juego) es el tiempo que tenemos autonomía y limites para buscarnos experiencias significativas sin transgredir las normas de valores de la sociedad, que valoricen el desarrollo social e individual.

 

Es indudable la relación estrecha que tiene la educación física con el ocio y el tiempo libre desde lo normativo y lo planteado por la UNESCO, por la FIEP,  la WRLA y  ALATIR, ahora veamos como articulamos la educación para el ocio y el tiempo libre desde y a partir del que hacer cotidiano del educador físico.

 

Si la educación física pretende ser un proceso integral,  debe buscar la educación para el ocio, en el ocio y mediante el ocio desde los diferentes ámbitos educativos formales, no formales e informales y con un importante despliegue de recursos entre los cuales se puede encontrar la actividad física.

 

Nuestra intención es la de valorar el área de Educación Física escolar, como ámbito privilegiado de educación para el ocio, profundizando en las posibilidades de actuación pedagógica sobre el ocio en la escuela, tarea que se debe compartir entre los diferentes agentes socioeducativos. Pensamos que la transmisión de información y la creación de aprendizajes en torno al ocio y el tiempo libre, debe ser una tarea conjunta de todos los docentes en la escuela.

 

El  Ocio y la educación física tienen mucho que aportarse mutuamente. Pero debemos ser capaces de relativizar, no dar nada por supuesto, ya que junto a todos estos deseos, teóricamente valiosos para la formación de las personas, nos podemos encontrar con la otra cara de la moneda: una educación física crecientemente competitiva, segregadora, discriminatoria, sexista, consumista, utilitaria, mecánica, previsible, que lleve al traste nuestros propósitos educativos y que se convierta más que en una vivencia autotélica y satisfactoria en una experiencia productiva y frustrante.

 

 

Ocio y Tiempo Libre.

 

Son muchos los conceptos que podemos encontrar sobre Ocio y Tiempo libre, si se pensara, podrían tener tantos significados como personas lo definieran, lo cierto es que son aspectos a los que generalmente le damos poca importancia   en nuestras vidas.  Habitualmente los llenamos con una serie de actividades que vamos decidiendo de acuerdo al día, las ocupaciones o al animo con el que estemos.

 

Posiblemente a lo largo de este simposio Nacional, ponentes y conferencistas se posicionarán en torno a que entienden por el termino ocio como preámbulo y justificación de su discurso. En cierta manera, puede percibirse como reiterativo, pero por otro lado, lo creemos necesario para ubicar nuestro trabajo y porque el término ha sido considerado por diversos autores como una realidad ambivalente

 

·         La Carta Internacional para la Educación del Ocio, aprobada en el Seminario Internacional sobre Educación del Ocio (Jerusalén /1993), por la Asociación Mundial de Ocio y Recreación (WLRA), en su ítem dos estableció que el ocio "es una área específica de experiencia humana con sus propios beneficios, incluyendo libertad de escoger, creatividad, satisfacción, alegría e incrementar placer y felicidad, envolviendo formas de expresión y actividad".

 

·         El diccionario de la Real Academia de la Legua Española  define al Ocio como “Cesación del  trabajo, inacción o total omisión de la actividad.  Diversión u ocupación reposada, especialmente en obras de ingenio, por que  estas se toman por descanso de otras tareas”.

 

·         Jofre Dumazedier entiende al ocio como “conjunto de ocupaciones a las cuales el individuo puede entregarse de manera totalmente voluntaria, sea para descansar, divertirse o para desarrollar su información o su formación desinteresada y participación social voluntaria, tras haberse liberado de sus obligaciones profesionales, familiares y sociales”[4] .

 

Afirmar que  estas son  las únicas formas de entenderlo, sería además de corto,  totalmente erróneo, pues se estarían desconociendo una serie de variables que lo influyen directamente.

 

El ocio como componente  importante de lo que podría considerarse una vida humana digna o calidad de vida, es  más complejo y soporta más miradas y lecturas que solamente lo que cada uno piense de él o pueda encontrar en diferentes textos.

 

El ocio es una inversión en nosotros mismos, en nuestra sensibilidad, en nuestro afán de conocimiento, en nuestra capacidad de disfrutar con lo que nos conmueve, nos cautiva o favorece nuestra realización

 

En este sentido, nos oponemos con fuerza al concepto de que el ocio es no hacer nada, que es la madre de todos los vicios, estamos convencidos que es justamente todo lo contrario y que tiene alcances más relevantes en la vida de las personas.

 

A lo largo de la evolución del concepto se ha hecho referencia  a diferentes componentes del ocio.  Nos  podemos encontrar con tres formas de entenderlo, encontramos conceptos que lo relacionan con:

 

·         El tiempo libre, aunque se podría considerar al tiempo libre como un componente de una vivencia  de ocio, quedarnos solo con este referente  deja de lado otros aspectos relevantes a la hora de entenderlo.

 

·         La actividad, consideramos que es un componente importante del ocio, pero ella tampoco por si misma podría explicarlo.

 

·         La  vivencia, es altamente relevante pero tampoco por si sola podría explicar la experiencia de ocio .

 

“Entendemos el ocio como una percepción personal, un modo de ser y estar, influido por diversos factores como la edad, el contexto socioeducativo, cultural, económico y familiar.  Como una actitud de búsqueda de valores, relaciones y vivencias.  Como un espacio formativo básico para el desarrollo personal y un área especifica de la experiencia humana, con sus beneficios propios: autonomía, libertad de elección  y realización, creatividad, satisfacción, disfrute y motivación intrínseca en su desarrollo”.[5]

 

Se considera  este planteamiento  como un ocio nuevo para el que no hemos sido ni estamos siendo preparados. Un ocio que no llega espontáneamente, sino  a través de la educación para él.

 

EDUCACION PARA EL OCIO Y EL TIEMPO LIBRE DESDE  LA EDUCACIÓN FISICA

 

Educar para el ocio y el tiempo libre desde la educación física es:

 

·         Ir mas allá de la recompensa inmediata que podamos encontrar en una clase, en una actividad, en un juego o en un paseo.

·         Facilitar los medios para que se desarrollen plenamente capacidades y aptitudes, así como las dimensiones del ser humano( corpórea, cognitiva, comunicativa, ética, estética y lúdica)

·         Es ir en concomitancia con los 4 pilares de la educación para el siglo XXI: El aprender a conocer, el aprender a hacer, el aprender a ser y el aprender a vivir juntos. 

·         Es generar hábitos y actitudes positivas hacia la práctica de actividad física como experiencia lúdica, fuente de salud y utilización del tiempo libre.

·         Es promover y facilitar que cada estudiante comprenda su propio cuerpo, sus posibilidades y limitaciones, conozca y desarrolle un buen número de actividades físicas para que elija las más adecuadas y ponerlas en práctica en su tiempo libre.

·         Es participar en actividades físicas grupales y facilitar la interacción social con sus compañeros, con la intención de que a partir de la vivencia comprenda que  la comunicación y la  cooperación son básicas para el proceso de socialización, siempre desde una perspectiva inclusiva, participativa y coeducativa.

·         Es propiciar la reflexión desde la práctica, para comprender que en torno a lo desarrollado en la clase de educación física se han vivenciado intencionalmente muchos valores, que le permitirán escoger  cual de las opciones o satisfactores de ocio son más relevantes y benéficos para su ser.

·         Educar para el ocio es educar a las personas desde la infancia para que cuando lleguen a la madurez no se conviertan en el jubilado que se pasa los días enteros frente al televisor.

 

 

 

 

 

 

 

Si la educación física no es capaz de educar y motivar a los estudiantes a un disfrute no alienado del ocio, estará renunciando a su concepción humanista y empobreciendo el futuro de los estudiantes que llenan sus aulas.

 

Desde  esta ponencia  se le apuesta  a una educación para el ocio no concebida como materia, ni siquiera  como un eje transversal, sino como un conjunto de motivaciones y directrices que  favorezcan la imaginación, la creatividad, el autotelismo y que catapulten al estudiante a  descubrir el placer de aprender a hacer las cosas y de alcanzar nuevos horizontes.

 

El educador físico que pretenda educar para el ocio y el tiempo libre a través de su quehacer, deberá buscar y escudriñar con exhaustiva disciplina todos los componentes del ocio, reflexionar sobre ellos,  de manera que le permitan hacer de su praxis un espacio formativo  y enriquecedor de la vida humana.

 

A la  hora de abordar la educación para el ocio desde la educación física deberíamos:

 

·         Apostar, decididamente por un concepto activo y positivo del ocio, que favorezca el desarrollo personal y la creatividad de los estudiantes

·         Aprender a valorar el ocio como factor de equilibrio para lograr el desarrollo armónico de la personalidad. Las características de nuestros entornos comunitarios y sociales deben llevarnos a buscar una mejor utilización del tiempo libre.

·         Motivar a nuestros estudiantes para que empleen adecuadamente su ocio y tiempo libre, a través del dialogo y del ejemplo, haciéndoles ver la importancia que tiene para su crecimiento personal  el deporte, la lectura, la música, el arte, el folclor, la vida al aire libre y en contacto con la naturaleza, y el voluntariado social.

·         Generar dinámicas que faciliten la  comunicación entre los estudiantes, para comprender que todos los miembros  de la familia pueden compartir su ocio y vivir juntos experiencias enriquecedoras

·         Defender la tesis de que un concepto saludable de ocio tiene diversas vertientes:

o        Una individual que favorece el crecimiento y desarrollo personal(lectura, pintura, arte)

o        Otra colectiva, participativa, comunicativa y convivencial, que descubra el placer de compartir afinidades, gustos y proyectos con otras personas(deportes, actividades socioculturales, voluntariado)

·         Concientizarnos de que estas inquietudes debemos potenciarlas en el proyecto educativo institucional y que dejen de ser  un sub. Proyecto  que planteamos solo por cumplir con un requerimiento legal, pero que a la hora de la verdad se queda en el papel y dista mucho de la realidad y necesidad sentida.

·         Educar personas capaces de afrontar la realidad social de modo crítico y reflexivo, descubriendo en ella sus conflictos, así como sus aspectos positivos y negativos. Esta toma de conciencia de nuestra situación actual es un punto de partida imprescindible para una educación del ocio.

·         Motivar y desarrollar actitudes personalizadoras en las que se valore el ser sobre el tener y poseer y donde aprendamos a ser sujetos agentes de nuestra propia vida desde la inserción en el medio, convivencia y colaboración con las personas con las que nos relacionamos. Para ello debemos potenciar y desarrollar valores que nos ayuden a ser más personas, como la gratuidad, actitud crítica, capacidad de profundidad, creatividad, sentido festivo y lúdico, expresividad y capacidad comunicativas.

·         Potenciar los valores ecológicos, entendiendo que es vital y urgente mantener los recursos de la tierra y educar en un nuevo estilo de vida y de relaciones con los demás.

·         Ser capaces de encontrar metas positivas de acción que permitan ilusionar e iluminar el proyecto de vida de nuestros estudiantes, evitando la evasión irreal que buscan en el mundo de la drogadicción, las pandillas, la delincuencia juvenil      etc.

Los educadores  físicos tenemos la gran responsabilidad  de educar y formar a los estudiantes  para el ocio y el tiempo libre, nuestra clase  es un espacio socializador  que les  permite  conocer y conocerse a sí mismos, desarrollar la creatividad  y la imaginación, y no solamente un espacio que se  limita al desarrollo de las  tareas motoras.

 

Algo que debemos tener bien claro es que nuestros estudiantes son distintos el uno del otro, que sus realidades y contextos socioculturales son variados, cada ser es irrepetible y cada uno vive su propia realidad con sus ventajas y limitaciones, en tal sentido no existen recetas que podamos fotocopiar, lo mejor que podemos hacer desde nuestro quehacer es abrir un gran abanico de posibilidades, oportunidades, opciones  y experiencias  para aumentar su capacidad de elegir, y sobretodo animar, estimular y apoyar el desarrollo de las inquietudes e iniciativas de cada uno y cada una.

 

El ocio como ámbito fundamental de la experiencia humana debe formar parte de nuestras intenciones educativas. Uno de nuestros  objetivos  como educadores  físicos debe ser  facilitar el  descubrimiento de  este ámbito desde  la escuela, con el propósito de que tenga su proyección en la vida cotidiana, con los amigos, la familia, en el campo, la ciudad, la instalación deportiva, en la calle, durante la semana, el fin de semana, en las Vacaciones, en lo ordinario y en lo extraordinario.

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL III SIMPOSIO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica



[1] Ley general de Educación, pág 10 Editorial El pensador. Año 2000

[2] Plan nacional de recreación.  Pag. 12  Coldeportes Nacional

[3] carta internacional de la educación física y el deporte

[4] Dumazedier, J. Hacia una Civilización del Ocio . Ed. Estela. Barcelona 1964

[5] WLRA, en Cuenca 1998, pág. 268