funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

DIMENSION POLITICA DEL DEPORTE Y LA RECREACION

Autor:

ALVARO CORDOBA OBANDO

Instituto de Deportes y Recreación INDER - MEDELLÍN

Origen:

IV Simposio Nacional de Vivencias y Gestión en Recreación.
Vicepresidencia de la República / Coldeportes / FUNLIBRE
21 al 23 de Noviembre de 2005. Medellín, Colombia.

 

 

 

 

×  Ir a Centro de Documentación

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Simposio

 


alvaro.cordoba@inder.gov.co


 

La reflexión sobre la dimensión política del deporte y la recreación hacen referencia inevitablemente a la relación del deporte y la recreación con la Política (en singular y mayúscula) y con las políticas (plural) o sea la relación con lo político.

De ello se desprende otras reflexiones sobre los conceptos de deporte y recreación desde los conceptos de política o sobre lo político que se adopten o definan; es decir, de la idea que se tenga de política depende la idea que se tenga del deporte y la recreación, lo que finalmente puede llevar a que de acuerdo al marco ideológico o modelo de gobierno, régimen político serán las políticas para el deporte y la recreación, casos tan memorables como la época de la guerra fría y los juegos olímpicos, son muestra de la relación tan cercana entre deporte y política. Igual podríamos mirar en el ámbito nacional para explicar o entender algunos fenómenos o expresiones como la del Presidente de la República y el Alcalde de Bogotá, las que entre seriedad y broma han caracterizado dos posturas y visiones distintas frente a un tema, lo que constituiría en sí mismo objeto de otro evento, interesante y urgente: cuando Uribe insistía en eso de “trabajar, trabajar y Trabajar”, Lucho Garzón propuso como alternativa “trabajar, pensar y descansar”.

Si el concepto de político está orientado principalmente a todo lo relacionado con el ejercicio de poder, el concepto que se tenga y realice sobre deporte y recreación tendrá que estar en coherencia con ese concepto de poder y de política.

Es interesante y revelador analizar la dimensión o concepción que del deporte y la recreación existe en la “Política Nacional” de Deporte, Recreación y Actividad Física definidas o establecidas por la instancia rectora del sector en el ámbito nacional, amén de que se pueda discutir también sobre la existencia o no de una política nacional para el sector.

Entonces debemos mirar el Plan de Nacional de Desarrollo, “Hacia un Estado Comunitario”, tratando de entender el concepto de estado y de comunitario que se acuña o asume en el plan.

Desde esa perspectiva se entiende la coherencia o congruencia en afirmar que el deporte y la recreación son dispositivos que contribuyen a la consolidación de la seguridad democrática lo que de por sí abre una nueva discusión sobre seguridad y sobre democracia.

De esta manera podemos involucrarnos en una red infinita de interpretaciones y discusiones respecto de conceptos que no siempre se tienen en cuenta a la hora de valorar, definir y asumir el deporte y la recreación en tanto que gestión pública o vivencia personal.

Desde una concepción de política el deporte y la recreación pueden ser entendidos y asumido como un dispositivo para ejercer y controlar el poder o como un dispositivo para generar, construir, fortalecer, socializar y reconocer que se es poder. Un balón puede ser un medio de subordinación, una mercancía, o un bien público para el servicio público y el ejercicio de derechos.

Para no caer en esa trampa, intentaré entonces explicar mis reflexiones a partir de la vivencia del deporte y la recreación desde la gestión en la administración pública, es decir desde una instancia o ámbito de gobierno, el municipal.

Cabe decir entonces que el marco que se asume y determina en este caso los conceptos y enfoques de la gestión pública del deporte y la recreación y las intenciones en la promoción y estímulo de vivencias está determinada por las políticas y planes municipales de la actual administración sin desconocer que ello implica establecer diferencias y abrir o provocar la discusión con otros actores del sector y del sistema en el ámbito municipal, departamental, nacional y ojalá internacional, como con otros sectores que nos han visto con distancia y sin mucha atención.

El Plan de Desarrollo Municipal 2004 – 2007 “Medellín Compromiso de Toda la Ciudadanía” es una forma de mirar la ciudad, el municipio, entender los problemas, analizar las causas y optar por una alternativa de solución, lo que en últimas conlleva la realización de unas ideas, conceptos, métodos y enfoques de política, de lo público, del poder, del estado, de la participación, de la seguridad, de la convivencia y del desarrollo mismo.

En ese orden de ideas, con mucha humildad pero también con algo de atrevimiento, intentaré exponer algunas reflexiones desde la filosofía política más que desde el ámbito del deporte y la recreación mismos, con el único propósito de motivar o provocar la reflexión y el diálogo interdisciplinar o transdisciplinar con la comunidad específica y los expertos en el tema.

Algunos conceptos que hemos ido incorporando a la gestión pública del deporte y la recreación como: el deporte y la recreación desde el enfoque de los Derechos Humanos, Gasto Público Social establecido en el ordenamiento constitucional, Bien Público y la función y responsabilidad del Estado

Desde esta perspectiva se puede entonces entender y asumir los factores sinérgicos del deporte y la recreación que general desde la gestión y las vivencias efectos y relaciones con otros derechos, con otras dimensiones y con otros sectores de la gestión pública. Lo que implica además que se reevalúan las dimensiones como la de “ofrecer o prestar servicios” o el asistencialismo desde las cuales sería menos complicado entender la gestión e identificar y valorar las vivencias, por medio de indicadores de eficacia, eficiencia, cobertura y efectividad, sin preocupaciones mayores en las dimensiones psicológicas, pedagógicas, culturales, políticas, sociales o estructurales.

Pero asumirlo desde este enfoque de los derechos implica también asumir conceptos y prácticas que se orienten al cumplimiento de criterios como la equidad, la inclusión social, el desarrollo humano integral que exigen la atender prioritariamente a población en condiciones de vulneración, lo que hace más compleja y difícil la gestión en relación con principios como el de la universalidad de los derechos y por lo tanto plantea ineludiblemente la obligación y habilidad para mediar en los conflictos entre derechos. Que sin una suficiente y clara explicación se entiende apresuradamente como una política de exclusión. Un caso particular: mientras el Instituto se esfuerza por poner en ejecución y obtener más recursos y apoyo gubernamental para las acciones encaminadas a la atención e incorporación de la población en situación de desplazamiento en un asentamiento; el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio vecino, mediante derechos de petición o intermediación de políticos, exige la construcción de un escenario deportivo para que “los desplazados no lo invadan”.

Desde este enfoque de los derechos humanos y los factores sinérgicos de la recreación, se puede entender o explicar por qué una caminada por Medellín rural constituye además de una actividad física para el mejoramiento de las condiciones de salud y prevención de la enfermedad, es el ejercicio del derecho a la recreación, al disfrute del medio ambiente, también un ejercicio de soberanía popular sobre territorios considerados de “control” por parte de actores armados ilegales, lo que implica que el caminante, y la caminería constituyen por lo tanto no solamente la muestra del cumplimiento de una función pública en la garantía de un derecho en materia de deporte, recreación, salud física y mental sino y sobre todo un ejercicio de ciudadanía emancipada que transforma las relaciones entre actores y elimina o disminuye el control territorial ilegal o delincuencial y contribuye a la recuperación y resignificación del espacio público.

Así entendida la gestión y las vivencias, la recreación y el deporte exigen de políticas públicas que articulen, esfuerzos, recursos, agendas, procesos, procedimientos, criterios y mecanismos, como la identificación y caracterización de los actores involucrados.

De todos estos componentes el más importante para este enfoque y dimensión política de la gestión en deportes y recreación es el de la identificación y análisis de los actores y ellos no son otros que los ciudadanos lo que exige formas de relación, de comunicación, de participación y de decisión que dé cuenta de sus necesidades, expectativas, propuestas e iniciativas.

Para eso, es indispensable de dispositivos técnicos y científicos para el diagnóstico de problemas, análisis de causas, producción de líneas de base con soportes estadísticos consistentes, identificación de alternativas o el diseño de estrategias comunicativas y pedagógicas.

De ello derivan elementos fundamentales como la formación de ciudadanía, la comunicación pública, la corresponsabilidad, la transparencia, el control social, el fortalecimiento social y el empoderamiento ciudadano que contribuyen y garantizan una gobernabilidad democrática y contribuyen entonces a la formación de una cultura y una sociedad verdaderamente democráticas.

De este enfoque derivan otras condiciones y exigencias que contribuyan a lograr esos factores sinérgicos del sector en otros interdependientes, como el papel del conocimiento, la investigación, la pedagogía, el papel del profesional, como docente o funcionario, pero sobre todo como animador socio – cultural y como agente político, lo que implica asociar de manera clara un componente no menos importante que todos los anteriores, el ético o axiológico.

Más allá de la técnica, la metodología, la didáctica y la logística está la formación ética del profesional para la gestión y vivencias en un contexto conflictivo y complejo, lo que desafía entonces la función de la universidad como productora de conocimiento y como formadora de agentes transformadores sociales en función de los proyectos de vida de los estudiantes, vinculado a un proyecto de sociedad distinto, cualitativamente mejor.

Por lo tanto, la formación en los valores humanos, en la dimensión social del deporte y la recreación, serán tan importantes para el desarrollo del sector en la gestión, como en la investigación, como en las vivencias que deberá asumir los desafíos mismos que enfrenta la sociedad en su complejidad y en sus crisis.

Los currículos, programas y contenidos, las prácticas universitarias, la interacción social, la interinstitucionalidad, la intersectorialidad, la interdisciplinariedad, el servicio social estudiantil, la extensión universitaria, deberán ser revisados a la luz de los cambios sociales, culturales y políticos ocurridos, como de los cambios necesarios esperados, una responsabilidad inevitable e indelegable de la universidad y de la educación en general.

Para generar nuevas vivencias, para una mejor gestión se requiere de procesos investigativos y pedagógicos que prepare a profesionales convencidos y comprometidos con esta dimensión ético – política del deporte y la recreación y con el desarrollo humano integral por medio de la recreación.

La relevancia del sector depende en gran medida del empoderamiento de los actores y de la capacidad para sustentar con evidencias la inmensa riqueza que representa para la salud de las sociedades, para la sobrevivencia de la especie humana, para la sostenibilidad, para la equidad y para la paz mundial.

Darle ese soporte investigativo, técnico y ético a las vivencias y a la gestión nos ayudará a disminuir los niveles de inequidad y exclusión social en nuestra sociedad, lo que disminuirá los argumentos que justifican el uso de la violencia como forma de vida, como mecanismos para la solución de conflictos o como forma de lucha política y nos permitirá construir unas nuevas reglas de juego que sean aceptadas por todos.

De lo contrario, la recreación menos que el deporte, no tendrá la más mínima relevancia en las agendas de los gobiernos, ni en las políticas públicas orientadas al desarrollo, la seguridad, la convivencia y por lo tanto seguiremos condenados a esperar soluciones mesiánicas, autoritarias y perversas como la guerra en el peor de los casos, o actividades de servicio y asistencialismo sin procesos sólidos de transformación de condiciones subjetivas y objetivas de la exclusión o la vulneración de los derechos humanos de las personas en condiciones más difíciles.

 

Medellín, noviembre 21 de 2005

E:mail: alvaro.cordoba@inder.gov.co

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL IV SIMPOSIO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica