CAMPAMENTOS: EL TRABAJO DE LOS RECREADORES

 

Eduardo Curbelo

Uruguay

 

 

El campamento es una herramienta de trabajo para colaborar en la formación del niño y el joven.

Se espera que los recreadores tengan interés real en los acampantes, sintiéndose compenetrados en su responsabilidad, dediquen tiempo, capacidad y cariño; se preocupen de encontrar y desarrollar lo bueno que hay en cada chico, ofreciendo una actitud de simpatía comprensiva y paciencia para enfrentar los diversos problemas que surgen en el grupo.

El camino para llegar a una labor efectiva no es fácil, demanda de su parte un genuino interés y la debida preparación. La vocación es la base de la labor y para ser efectiva se deben tener claros los objetivos campamentiles y dominar los medios de llevarlos a la práctica.

Se necesita que el recreador sea un verdadero amante de la vida al aire libre y la naturaleza. No significa esto que debe tener gran habilidad en todas las actividades de campamento, significa que deben poseer aprecio por el arte de acampar y capacidad suficiente para que por su entusiasmo y sano ejemplo constituya una fuente de estímulo para los acampantes.

El líder debe guiar y ayudar, pero no imponer, esta es una de las piedras fundamentales sobre la cual el campamento edifica su reputación como institución que desarrolla el carácter de sus acampantes,

En una primera instancia de la labor el recreador, como integrante de un EQUIPO, es un elemento creativo en la estructuración del programa, demandando de él, experiencia, técnica e imaginación. En la etapa siguiente, viviendo el campamento, el recreador es esencialmente un ejecutor y de su labor, en mucho dependerá el resultado del campamento.

El recreador va al campamento a colaborar en una enseñanza de vida, pero debe recordar que también va a aprender. Debe de ser receptivo y atento a asimilar nuevas experiencias. Debe preguntar y asesorarse adecuadamente cuando no sepa algo, esto no desmerece su calidad de líder, sino que la cimienta,

El recreador integra un EQUIPO DE TRABAJO, con el pensamiento de todos van surgiendo las bases de la acción. En el compartir opiniones y ser receptivo para interpretar otras ideas.

El concurrir, como líder, al campamento no significa disfrutar unas vacaciones descansadas, se va a realizar un trabajo intenso. El liderato es las 24 horas, en las acciones y pensamientos frente a los acampantes y a los compañeros.

En la programación, en la cabaña, en el comedor, en las actividades, en los cambios del programa, en la puesta de sol, en los descansos, en las evaluaciones, estamos con y para los acampantes, POR ESO ESTAMOS AHÍ, EN EL CAMPAMENTO.

Eduardo Curbelo 2mil

VOLVER A LA RELACION DE DOCUMENTOS

 

 

|  Red Latinoamericana de Recreación y Tiempo Libre  | 

Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación / FUNLIBRE