funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

EL TIEMPO LIBRE Y EL ESPACIO VITAL,

HACIA UNA POLÍTICA DE ESTADO.

Autor:

Prof. ALFREDO ALCANTARA PEREZ
México

Origen:

Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística

Academia de administración del tiempo libre

AÑO: 2000

 

 

 

 

×  Ir a Centro de Documentación

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Documentos Tiempo Libre

 


 

Ponencia

 

México, país grandioso por su ancestral cultura, forjado como nación independiente y en proceso de desarrollo, después de incontables luchas armadas motivadas por un profundo sentido de justicia social, que a pesar de la sangre derramada y de la infinidad de proyectos de nación proclamados, en los principios de este tercer milenio, los pobres y desprotegidos siguen siendo una gran mayoría.

Los ideales de innumerables luchadores sociales, finalmente han servido para crear dos Méxicos en un mismo territorio. Por un lado, se puede apreciar la modernidad en su máxima expresión, característica de algunos determinados rumbos privilegiados de las grandes ciudades; pero generalmente, pasando una calle o del otro lado de loma, el impacto de la realidad, causa un fuerte sentimiento de incongruencia, que para justificarla decimos: México, país de grandes contrastes.

La existencia de los llamados "cinturones de miseria", no se pueden ocultar en cada una de las grandes ciudades y se convierten éstos en la evidencia que echa por tierra, las declaraciones de muchos personajes políticos que consideran, el progreso y la modernidad presentes en todo el país, olvidando a la gran cantidad de personas que aún viven en la pobreza extrema.

Una pregunta que seguramente nos hemos hecho es, por qué en México, a pesar de contar con un vasto territorio, rico en recursos y a pesar de los grandes esfuerzos realizados por reivindicar la Revolución Mexicana, el 40 % de la población total vive en la pobreza extrema, otro 40 % de la población lucha por dejar la clase baja y ubicarse en la clase media a base de un gran esfuerzo de superación, y solamente el 20 % de población puede considerar que tiene una situación económica aceptable, de aquí un reducido grupo, entre la cual se encuentra la familia "Revolucionaria", según la definió un ex presidente de México. Es finalmente, el único sector al que si le "ha hecho justicia la Revolución".

El México de contrastes, es aún más radical en la zona rural, en donde el atraso y la marginación son más contundentes, convirtiéndose en una absoluta contradicción, al constatar que regiones del país que por naturaleza son fértiles y productivas, al mismo tiempo, sean también donde existe más pobreza, ignorancia y marginación. Para mayor ejemplo, los Estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas son los que registran el índice más alto de analfabetismo en el país, con más de un 25 % de su población. Las razones del EZLN no son mera casualidad.

Explicaciones sobre la pobreza que aún existe en el país, deben ser muchas, pero una justificación no puede continuar vigente , es la falta de planeación para el futuro desarrollo, si es que aspiramos a él. Por ello, es necesario recapacitar sobre una tendencia negativa que observa nuestro país, la cual hasta el momento, no ha despertado mayor preocupación, ni mucho menos ha sido considerada para definir una "Estrategia de Estado". Dicha tendencia puede cancelar nuestro anhelo del Desarrollo Pleno.

De acuerdo a las cifras publicadas por el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA, GEOGRAFÍA E INFORMATICA (INEGI), en los resultados preliminares del XII Censo General de Población y Vivienda 2000, en cuanto a las "Estadísticas Socio-Demográficas", "Distribución de la Población por Tipo y Tamaño de Localidad de 1950 al 2000", se aprecia que en 1950, la población rural en México representaba el 57.4 %, las comunidades semiurbanas o poblados constituían el 17 %, y la población considerada urbana, representaba el 25.6 % de la población total.

En solo 50 años, las cifras se modificaron dramáticamente y esto, debería provocar una Comisión Gubernamental de carácter prioritario y de incluso, seguridad nacional para intentar revertir esta actual tendencia, que en muy poco tiempo se puede convertir en una problemática muy costosa, si no que insalvable.

Las cifras actuales nos muestran que el 25.3 % de la población vive en el campo en comparación del 57.4 de 1950, el 13.7 % vive en poblaciones semiurbanas en lugar del 17 %, y el 61 % de la población total vive en las grandes ciudades en comparación del 25.6 % anterior, lo cual quiere decir que las cifras se han revertido y se puede asegurar que actualmente, el 75 % de la población del país, es urbana y suburbana.

Hasta el momento, quizá no represente mayor problema el que solamente el 25 % de la población, sea quien produce la mayor parte de los alimentos que se consumen en todo el país, sin considerar que, una parte importante de esta fuerza de trabajo emigra hacia el país del norte.

El tema de la "Política Alimentaria", será un aspecto de prioridad nacional en unos cuantos años más, si la actual tendencia no cambia, es decir que de acuerdo al índice de crecimiento poblacional actual, en tan sólo 20 años, el total de la población se puede encontrar alrededor de 130 millones de habitantes, de los cuales 118 millones vivirán en grandes ciudades y comunidades semiurbanas y solamente 12 millones de personas permanecerán en el campo, lo que representa menos del 10 %.

De nada servirá llevar recursos y tecnología al campo, si no se cuenta con la mano de obra para operar la maquinaria debido a que casi todos viviremos en las grandes ciudades.

Pero, el tema que nos ocupa en este momento, es otro aspecto de las grandes dificultades que habrá de enfrentar nuestro país en un futuro próximo, por ello, resulta importante revisar la actual Política de Estado, en cuanto al tema del DESARROLLO NACIONAL.

Las estadísticas suelen ser muy interesantes, por lo que continuaremos con las siguientes cifras publicadas por INEGI. En 1950, en nuestro país existían 94 ciudades con más de 15,000 habitantes, en 1995 ya eran 481; en 1950 había solamente una ciudad con más de 500,000 habitantes, en 1995 ya son 28, en 1950 la población total del país era de 25,791,017, en 1990 la población total llegaba a 91,158,290 habitantes, las anteriores cifras significan que la población total, creció un 253 % en 40 años, el número de ciudades en el país creció en un 411% y las ciudades con más de 500,000 habitantes crecieron en un 2700 % , en tan sólo 45 años

De acuerdo a las cifras preliminares presentadas por INEGI, el total de población en nuestro país, para el año 2000 es de 97,361,711 habitantes, con un crecimiento del 2.1 % anual. Resultado de las políticas de Población establecidas por el Gobierno Federal, considerado como aceptable para un país en vías de desarrollo.

Otras estadísticas interesantes son las que se refieren particularmente a la Ciudad de México, que concebida como una entidad federativa, registra para este año 2000, una población de 8,591,309, sin embargo, considerar a la Cd. De México más allá de sus límites territoriales y contemplarla como una Zona metropolitana, que incluye los municipios conurbados del Estado de México, de esa manera, se estaría hablando de una gran diferencia, ya que como tal, llega a los 16,674,160 habitantes.

La densidad de población en el D.F. en el presente año, ha sido calculada en 5,634 habitantes por km2, el Estado de México registra a 611 personas por km2, sin embargo estas cifras resultan ser muy relativas, porque tan solo en municipios como ECATEPEC Y NEZAHUALCOYOTL, se registra una densidad de población de más de 10,000 habitantes por km2. Ecatepec es el municipio más poblado del país con 1,620,303 habitantes, ligeramente por debajo de la Delegación Iztapalapa, que tiene 1,771,673 habitantes.

En el D.F., cada Delegación Política registra una densidad de población diferente, por ejemplo, la Delegación Política en Cuauhtémoc, es la más poblada en el día y la más deshabitada durante la noche. Esta Delegación Política registra 515,132 habitantes, sin embargo durante el día, transitan por la misma, más de 2 millones de personas, resultando ser la más poblada del país.

La Ciudad de México, ha rebasado por mucho, sus limites de "Calidad de Vida", justamente por ser la ciudad más grande del mundo, pero no por su extensión, sino por su cantidad de población en tan poco espacio, en todo caso es la más poblada del mundo.

De acuerdo al análisis de algunos expertos, se dice que la Ciudad de México alcanzo su limite poblacional en la década de los 80’ s y hoy, después de 20 años, sigue creciendo sin un control, que sea producto de una Política de Gobierno, la cual pueda regular la migración de la población que vive en el campo y que emigra todos los días a la gran ciudad, por no encontrar oportunidades en sus propias comunidades.

En 1994, fue celebrada en México la "Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo", auspiciada por la O.N.U., en ella se proclamó que "La educación, la igualdad entre los seres , la reducción de la mortalidad, el acceso a los servicios de salud y la planificación familiar, son objetivos que básicamente suponen cambios de estilo de vida, normas sociales o políticas oficiales que además, no son muy costosas comparadas con otros gastos del Estado, como por ejemplo los gastos militares.

De igual forma, en este evento de carácter internacional, se dio a conocer la "Declaración Universal de los Derechos Humanos", de entre los cuales citaremos a tres de sus principios:

Principio 2: Los seres humanos son el elemento central del desarrollo sostenible. Cada individuo tiene derecho a una vida sana y productiva en armonía con la naturaleza, la población es el recurso más importante y más valioso de toda nación.

Principio 3: Aunque el desarrollo facilita el disfrute de todos los derechos humanos, no se puede invocar la falta de desarrollo para justificar la violación a los derechos humanos.

Principio 6: El desarrollo sostenible, requiere que las relaciones entre población, recursos, medio ambiente y desarrollo, se gestionen de manera armoniosa y dinámica.

Las grandes ciudades representan confort, comodidad y servicios, pero que tanto garantizan la "calidad de vida". En la medida en que una ciudad sacrifica sus "Espacios Vitales", en esa medida estará sacrificando también su calidad de vida.

Pero, ¿cómo detectar en qué momento se empieza a perder esa calidad de vida?, en el momento en que se construyen enormes unidades habitacionales, sin considerar áreas verdes, ni espacios deportivos, ni instalaciones para la Recreación y el esparcimiento. En el momento en que el único concepto de progreso valido es la construcción de viviendas como "palomares", únicamente con el objetivo de atender la creciente demanda de vivienda de la población, la cual y a pesar de todos los esfuerzos realizados por el Gobierno y la iniciativa privada, ésta crece más rápidamente que la cantidad de casas habitación construidas.

Quizá se esté atendiendo ese grave problema, pero también se estará creando una comunidad con graves problemáticas sociales, producto del confinamiento y la deficiente calidad de vida de la comunidad.

Esto nos debe llevar a reflexionar que la problemática social de la drogadicción y la violencia, pueden tener su principal origen en la privación de los "espacios vitales" de la comunidad. Este principio es poco considerado cuando el Estado se preocupa en atender únicamente la necesidad de vivienda de la población.

La concepción de DESARROLLO del país, debe cambiar de un enfoque puramente ECONÓMICO, a un concepto más HUMANISTA, el cual debería tomar en cuenta más al individuo con todas sus potencialidades y necesidades y no, continuar urbanizando el territorio nacional, sin una idea clara de desarrollo comunitario, por lo que en esta valiosa oportunidad, me permito proponer la creación de un "Estándar Mínimo del Desarrollo Comunitario", para todo nuestro país.

El concepto de "Espacio Vital" tendría objetividad al determinar que cada Km2 urbanizado, deberá tener un máximo de población permitida; que podría ubicarse alrededor de los 1,000 habitantes, asimismo, este territorio debe tener en reserva los espacios destinados a los servicios básicos, como: mercados, escuelas, servicios de salud, servicios de seguridad pública, dependencias de Gobierno y por supuesto, servicios recreativos, deportivos y de conservación de la salud, lo que implica que cada departamento o casa construida en un desarrollo habitacional, deberá observar un mínimo de metros cuadrados de "Espacios Vitales" comunitarios , destinados precisamente para el uso del tiempo libre, el esparcimiento y la conservación de la salud.

Un primer intento en defensa del "Espacio Vital", lo es sin duda la Ley de Estimulo y Fomento al Deporte, sin embargo, ésta se ha constituido únicamente como un documento propositivo y no regulador de la práctica deportiva, además de estar concebida con una visión limitada al desconocer la necesidad de la población de practicar la actividad física excepcional, la actividad recreativa y de esparcimiento y no necesariamente el deporte formal, como la única actividad que aporta beneficios

La Ley en cuestión, habla de que los espacios deportivos son de "interés social", pero cuando una institución o el propio Gobierno local, decide cambiar el uso de suelo de la instalación deportiva, no hay quien se lo impida, ni existe organismo alguno que regule o sancione dicha acción, a pesar de violar la Ley en referencia. Los espacios deportivos y recreativos, parecen ser un asunto trivial para muchas autoridades que han determinado que lo importante es dotar de vivienda a un creciente sector de la población que ejerce presión política.

De acuerdo a la reglamentación para la construcción de vivienda de interés social establecida por el Fondo para la Vivienda FOVI, los metros cuadrados como mínimo que debe tener un departamento, se han fijado en 40 m2 y si el promedio de personas que habitan una vivienda, de acuerdo a la cifras preliminares presentadas por INEGI, para el Censo General de Población y Vivienda 2000, es de 4.42 personas, en ese caso, corresponde a cada individuo, también un promedio de 9.04 m2 ( es decir 4 x 2.25 mt. lineales ) por persona dentro de cada vivienda. Si esta reglamentación, además no establece un mínimo de metros cuadrados por persona para la recreación y el asueto, resulta ser una ventaja que las unidades habitacionales modernas, cuenten con pasillos y cajones de estacionamiento.

Esta falta de sensibilidad humanista de parte de autoridades y planificadores urbanos, es en gran medida la causante de las conductas antisociales, la drogadicción, la violencia y la neurosis característica en los complejos urbanos, los cuales son diseñados pasando por alto una de las necesidades básica de todo ser vivo, "el Espacio Vital".

A partir del análisis de este panorama, es necesario promover una Política del Estado, que contribuya al Desarrollo Urbano con un alto sentido humanista.

Política que permitirá generar una reglamentación que obligue a las Compañías Constructoras a considerar un mínimo de 25 m2 por habitante dentro de cada desarrollo, espacio que deberá ser dedicado exclusivamente para el deporte, la recreación y el esparcimiento, reglamentación que incluya además, sanciones para quien no respete el uso de este suelo.

Se debe promover la ubicación de estos "Espacios Vitales", en lugares accesibles, de fácil comunicación y para el uso exclusivo de estos servicios.

Como parte del "Estándar Mínimo del Desarrollo Comunitario" es necesario reglamentar que, por cada 1,000 habitantes, se deberá reservar un "Espacio Vital" de 25,000 m2, es decir, 50 mts x 50 mts. Lineales como mínimo, dedicados exclusivamente para el deporte, la recreación y el esparcimiento. En la medida de los recursos con que cuente la comunidad, se dotará de infraestructura a cada espacio para la implementación de diferentes programas, en su momento, lo importante es realizar a tiempo la reserva territorial en cada comunidad.

Los "Espacios Vitales" deben considerar la posibilidad de realizar a futuro, la inversión de infraestructura que responda a las necesidades de todos los sectores de la población, los cuales permitan el establecimiento de programas específicos para cada grupo de edad.

Actualmente, los espacios de participación ciudadana dedicados al deporte y la recreación, denotan una falta de programas consistentes y de aplicación generalizada, en donde el deporte suele ser la mejor opción, dejando fuera de los beneficios a un gran número de la población que no tiene, ni las cualidades físicas, ni las habilidades y por lo mismo, ni el interés para practicar el deporte de manera cotidiana.

Por ello, se hacen evidentes los rezagos de estos servicios, tanto en calidad, como en cantidad al no responder a un plan integral de Gobierno.

Indudablemente, en la Ciudad de México y en todas las grandes ciudades del país, existen instalaciones deportivas importantes y seguramente, son muchos jóvenes y niños que hacen uso de las mismas, pero también, es un número muy importante de ellos, que se quedan fuera de este beneficio solamente porque el deporte no es de su interés y las opciones que ofrece su propia comunidad son muy limitadas.

Por lo anterior, se hace oportuno la creación de una Ley que reserve espacio territoriales para el disfrute del tiempo libre de la población, en donde cada habitante tenga derecho a un "Espacio Vital", y que estos espacios NO se dediquen únicamente al deporte, más aún, deberán reservarse espacios exclusivos para los grupo de edad, esto es, espacios propios para niños menores de 12 años, espacios propios para adolescentes, espacios propios para mujeres, espacios propios para las personas adultas mayores, llamadas también de la tercera edad y por supuesto para las personas con algún tipo de discapacidad, pero quizá, lo más importante, es que cada espacio cuente con un programa permanente de actividades, las cuales sean apropiadas a cada grupo.

Otra cara de esta realidad de nuestro país, es que se construyen un gran número de instalaciones deportivas que una vez inauguradas, las autoridades se olvidan de ellas y en poco tiempo más, están convertidas en basureros, hecho que resulta una lastima, ya que después de tantas gestiones, se logran estos espacios pero que sin un proyecto integral que incluya un programa y un consejo de administración conformado por la misma comunidad, este beneficio, se revierte y se traduce en un foco de contaminación y de riesgo para la propia comunidad.

Una estrategia práctica y objetiva, debe ser el aprovechar los recursos disponibles y considerar a la propia comunidad en la toma de decisiones , por lo se propone lo siguiente:

Primero: Considerar la figura de "Regidor para el Tiempo libre y el Espacio Vital " en cada uno de los 2,428 municipios que existen actualmente en el país

Segundo: Ampliar el concepto actual de la Ley de Estimulo y Fomento al Deporte, por una Ley Federal de la Cultura Física y el Tiempo Libre que determine la creación de un ÓRGANO REGULADOR, el cual planeé, supervise y verifique el respeto, aprovechamiento y buen uso de los espacios vitales, asimismo, con la autoridad suficiente para sancionar o gestionar la sanción de quién infrinja dicha ley.

Tercero: hablar de Espacio Vital y Tiempo Libre, incluye hablar del deporte, pero no como la única actividad que aporta beneficios a la comunidad, ya que existe un importante sector de la población que por diversas razones se encuentra impedida de participar del mismo y para todos ellos, la recreación, la activación física o el esparcimiento, son opciones que les puede ayudar a mejorar su vida.

Cuarto: Constituir Consejos de Ciudadanos que verifiquen el buen uso de los Espacios Vitales, debido a que una instalación deportiva o recreativa olvidada por las autoridades y sin la atención de la propia comunidad, se convierte en refugio de malvivientes.

Quinto: Si además del espacio y las instalaciones, existiera la preocupación de un Programa Integral, estos sitios se llenarían de vida y serían mejor aprovechados en beneficio de la comunidad.

Sexto: Hablar de un programa, implica la necesidad de contar también con recursos humanos capacitados, para ello, se pueden implementar estrategias como la emprendida por la Comisión Nacional del Deporte (CONADE), en la que se aprovechan a los jóvenes en edad de prestar su Servicio Militar Obligatorio a través del convenio SEDENA-SEP-CONADE, pero otorgándole a éste un enfoque más amplio que incluya la capacitación en actividades recreativas, habilidades artísticas y de activación física, además del aspecto deportivo.

Séptimo: Los jóvenes que presten su servicio en cada espacio, deberán tener su domicilio precisamente en esa misma comunidad para que sean identificados por el resto de la población y contribuir con esto, a crear un sentido de identidad y pertenencia.

Octavo: Establecer un Sistema de Reconocimientos y Estímulos para los jóvenes que participan de esta labor, similar al que utilizan los grupos Escultístas, incluyendo por supuesto, a esta actividad como parte del programa diseñado, reconociendo con ello su alto valor formativo que indudablemente aportará notables beneficios para los niños y jóvenes participantes.

Noveno: Incluir en esta labor a la comunidad, a los jóvenes en edad de prestar su Servicio Social y buscar que se haga obligatoria desde los niveles de bachillerato, la cual al estar supervisada por los propios maestros, se convertiría en una valiosa oportunidad de aprendizaje.

Décima: Propiciar la formación de una Cultura de Servicio Social entre los jóvenes, para que se preocupen más por su propia comunidad y la sociedad.

Décimo Primera: Los Coordinadores de los programas, deberán ser capacitados para que ejerzan una función de liderazgo y control del programa, que integrará principalmente a un gran número de jóvenes con el deseo de servir.

Décimo Segunda: La capacitación debe ser permanente y estar dirigida por aquellos jóvenes que destaquen en su labor, los cuales sean reconocidos por un Sistema de Reconocimientos del mismo programa, la que deberá contar con la decidida participación de las autoridades.

Décimo Tercera: Los recursos necesarios para el funcionamiento de este Programa, deberán surgir, primero del Municipio, inmediatamente del Estado, del Gobierno Federal y de patrocinadores y donaciones de las personas o empresas con mayor solvencia económica en la comunidad.

Décimo Cuarta: El Deporte para todos y la Recreación, son los Programas Gubernamentales que menos recursos tienen, debido a que generalmente, los mayores recursos son dedicados para el deporte de competencia y relegando a la última prioridad al deporte y la Recreación para los grandes grupos de población, por lo que se precisa necesario modificar esta política gubernamental.

Décimo Quinta: Los grandes presupuestos dedicados al deporte, han establecido como prioridades al Deporte Estudiantil, al Deporte Federado y al Deporte de Alto Rendimiento, incluyendo en menor medida a la población con algún tipo de discapacidad, pero estos recursos no llegan a más de 30,000,000 de niños y jóvenes, de los cuales, un gran número participa incipientemente de estos beneficios, pero y el resto de la población, es decir 67,000,000 de habitantes, qué servicios reciben cuando por diversas razones no participan de la práctica del deporte formal y por lo tanto, no reciben estos beneficios.

Décimo Sexta: El deporte de alta competencia es importante para la sociedad, pero si la mayoría de la población se encuentra desatendida, entonces el deporte no está cumpliendo con su FUNCIÓN SOCIAL y es responsabilidad del Estado, el que NO se establezcan las políticas adecuadas para otorgarle esta función.

Décimo Séptima: El Deporte puede ser visto como un FIN, cuando únicamente se buscan resultados de alto rendimiento y se invierten casi todos los recursos disponibles para este objetivo. El mismo Deporte visto como un MEDIO, tiene por objetivo, el que toda la población tenga acceso a esta actividad, buscando ante todo, la conservación de su salud y su desarrollo personal, independientemente de los resultados deportivos, por lo que, el "Deporte para Todos" cumple una importante función social, pero éste debe ser parte de una política de Estado perfectamente identificada, y para que pueda ser accesible a toda la población; debe ser parte de los Programas Recreativos y de aprovechamiento del Tiempo Libre.

Décimo Octava: Los Programas Recreativos, son también la iniciación al deporte, son la opción para el uso Positivo del Tiempo Libre, son la opción para el Desarrollo Comunitario y son el primer antecedente para la creación de una Cultura Física sólida entre la población.

Décimo Novena: Llevar Deporte y Recreación a la población, no es llevar únicamente Espectáculos y eventos donde también se gastan grandes sumas de dinero, desafortunadamente en nuestro país este concepto de Promoción del Deporte y la Recreación, ha sido el más socorrido y la labor permanente en la comunidad, ha sido la más olvidada, debido generalmente a otros intereses que van desde el orden político, hasta el comercial y mercantilista.

Vigésima: Si el deporte Espectáculo, contribuyera por Ley, con una parte de sus importantes ganancias para que se utilicen en la promoción del Deporte para Todos, la Recreación y la Activación Física de la mayoría de la población, entonces, que bueno que se promuevan muchos Espectáculos Deportivos. Este aspecto sería posible con la creación de un Fideicomiso para beneficio de los citados programas, recaudando sus principales recursos a través de un Impuesto Específico, como una retribución a la misma sociedad, a cambio de las utilidades recibidas.

Vigésimo Primera: El Fideicomiso propuesto, deberá prever que una parte importante de los recursos obtenidos, se queden en la misma comunidad donde se realiza el espectáculo, otra parte de éstos se integren a un Fondo Estatal y una parte más a un Fondo Federal, para que de esta manera, en cada uno de los niveles de Gobierno, cada autoridad se preocupe por apoyar a las comunidades, municipios o Estados que menos recursos generen.

Vigésimo Segunda: Muchos recursos del deporte, son obtenidos por medio de Patrocinadores; sería interesante lograr también que, una parte de los mismos puedan ser destinados para los programas deportivos y recreativos dirigidos a programas permanentes en las comunidades al incluir un porcentaje de las donaciones, destinados por Ley, en favor de dichos programas.

CONCLUSIONES

El Desarrollo Nacional no puede supeditarse únicamente al Desarrollo Económico y a los azares del destino, debe ser también humano y social, este anhelo será posible cuando cada uno de los mexicanos tengamos una existencia más digna, producto de un ambiente más sano y propicio.

El crecimiento de la población no puede frenarse, y nuestro país no puede seguir creciendo con sólo resolver la problemática más inmediata, es necesario re-plantear al país que queremos y orientar acciones para lograrlo en un futuro próximo.

Las Políticas de Gobierno que regulan las acciones en beneficio de la comunidad, deben estar sustentadas en los valores más altos del ser humano.

La Recreación debe formar parte de los programas sociales y dejar de ser considerada como una necesidad superficial del ser humano, no tan apremiante como las necesidades básicas, pero con una gran carga emocional y espiritual, la cual si no se atiende, tarde o temprano pasará su factura al propio individuo, a su familia y a su comunidad.

A través de la Recreación, el individuo aprende a utilizar adecuadamente su tiempo libre, se hace más consciente de sus capacidades y potencialidades, se prepara para ser un individuo útil a la sociedad, se compromete más con su comunidad y finalmente, la comunidad y la sociedad toda, sale ganando al contar con un ciudadano propositivo, actuante y con valores que desafortunadamente, no se terminan de aprender en el hogar o en la escuela.

La Recreación es entonces, un principio fundamental del Desarrollo Comunitario al constituirse como agente de transformación y de superación personal.

Construir escuelas, hospitales, museos, centros recreativos y otros servicios en cada comunidad, dependen de la riqueza que el país sea capaz de generar y de las políticas económicas que permitan distribuir esa riqueza entre la población, sin embargo, el espacio se debe reservar como una importante riqueza que adquiere un valor mayor, en la medida que éste sea producto de una adecuada planeación.

El Deporte, la Recreación y el respeto a los Espacios Vitales de la comunidad, serán el reflejo de un Desarrollo Nacional basado en el bienestar de la mayoría de la población y no precisamente en las cifras Macroeconómicas. Enfoque diferente que contribuiría en gran medida a eliminar la existencia de los dos Méxicos en un mismo territorio.

El "Espacio Vital", es un principio plasmado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y su reconocimiento, será una evidencia del Desarrollo Social del país, en la medida en que la sociedad reconozca este elemento fundamental de la dignidad humana, en esa medida estará asegurando también la posibilidad del Desarrollo Pleno.

La riqueza es un elemento del Desarrollo Económico, que depende más, sobre todo en estos tiempos de Globalidad, de la interacción de nuestro país en el concierto de la economía mundial; pero la planeación del Desarrollo Social, depende más de las políticas adoptadas por el Estado.

Hoy es tiempo de cambios en nuestro país, es tiempo de cuestionarnos los esquemas tradicionales, es tiempo de promover Políticas de Estado que se preocupen más por la mayoría de la población; la riqueza es importante, pero no a costa de sacrificar el medio ambiente, por lo que se deben buscar estrategias para motivar, por encima de lo económico, el Desarrollo Social.

Es oportuno promover en México, una Campaña Nacional de respeto a los "Espacios Vitales", de propiciar un Movimiento Nacional de la Recreación, la actividad Física y el Deporte para Todos, es momento de hacernos participes a todos los mexicanos, del desarrollo sustentable y sostenible.

Es oportuno proponer nuevas Políticas de Estado que se preocupen por el bienestar de toda la población. Por ello, invito a todos los convencidos de los valores de la recreación, para que nos unamos en un Movimiento Nacional para defender los "Espacios Vitales", los presupuestos del Erario Público que corresponden a estos programas y sobre todo, para promover la capacitación de los lideres naturales de cada comunidad.

 

Muchas Gracias.!

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

1.      Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

2.      Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

3.      Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

4.      No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VER MAS DOCUMENTOS ENVIADOS POR MIEMBROS DE LA
RED LATINOAMERICANA DE TIEMPO LIBRE Y RECREACION

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica