VIVIR DE QUE MANERA...

Algunas consideraciones, en este principio de siglo con respecto a la vida y nuestra manera de vivir, en este pueblito que nos regalo la globalización.

 

Eduardo Curbelo

Uruguay

 

 

"Enseñados a vivir durante años en una sociedad donde el "transcurrir" de la duración del tiempo se encuentra detallado, estructurado y ordenado, casi nunca pensamos en el valor intrínseco de esta dimensión. La agitación del "tener más" y del "ascender más" en la jerarquía del poder nos impide gozar de los frutos que el espíritu engendra en el seno del tiempo mismo.

Cuando se habla del ocio, del descanso, del solaz del espíritu, generalmente conducimos el pensamiento a actividades de diversión que en sí mismas no se diferencian del ajetreo y agitación de la sociedad de consumo: devoramos diversiones y asistimos con angustia y prisa a los mercados del placer y del juego"

La sociedad de consumo presenta formas de diversión enajenantes, y no se diga de la masificación, despersonalización, la perdida de valores autóctonos por los "enlatados" que nos presentan la TV. el cine y todos los medios de difusión. Cosifican, no permitiendo la creatividad, nos volvemos objetos y no sujetos.

Cómo hacer para dar respuesta a la necesidad de la gente de expresar sus inquietudes, en una forma libre, espontánea, que contribuya a su formación y desarrollo de su personalidad?

Cómo resolver la problemática que ha planteado la "cultura del trabajo"? Una cultura que juzga al hombre por su voluntad de trabajar, por la eficacia de su trabajo. A esta problemática se le quiere dar respuesta mediante la educación permanente, la educación para el ocio. Porque es justificable la preocupación por los traumas psico-sociales como producto negativo de una sociedad dominada por valores excesivos hacia el dinero, el status, y el poder, que produce una dicotomía y la separación casi irreconciliable que se ha generado entre el trabajo y otras actividades de los hombres.

Pero lo que más preocupa es la "masificación" del descanso propiciada por la producción, también en serie, de oportunidades de diversión, ya que esto contribuye a la perdida de la creatividad, individualidad, y autonomía de las personas.

Irónicamente, el hombre esta en situación de desconcierto ante su tiempo libre. Todos constatamos quejas frecuentes como: ¿qué hacer con los días festivos y el tiempo libre?

Se impone una reformulación, una nueva valoración de la recreación, del juego, encaminadas a satisfacer el vacío de formación que existe en la utilización del tiempo libre.

Es urgente desplazar a la tecnología que se transforma en poderosa maquina publicitaria de consumo, para reestablecer en la persona la alegría del corazón, el solaz y el descanso que necesita por la deshumanización de la maquina.

Armado en base de lo extraído de "Juegos y más juegos", colección experiencias, de Emma Girón 1985 y muchas lecturas informes de por ahí.-

 Eduardo Curbelo 2mil

 

 

|  Red Latinoamericana de Recreación y Tiempo Libre  | 

Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación / FUNLIBRE