funlibre

Ir a FUNLIBRE

 

Ir a La Red Latinoamericana

Centro de Documentación Virtual en Recreación, Tiempo Libre y Ocio

 

Ir a la Red Nacional de Recreación

Servicio de la Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica

 

 

 

Documento:

LOS BENEFICIOS DE LA RECREACION DESDE
UNA PERSPECTIVA DEL DESARROLLO HUMANO

Autor:

ESPERANZA OSORIO CORREA.

Directora Ejecutiva Nacional - FUNLIBRE.

Origen:

II Simposio Nacional de Vivencias y Gestión en Recreación.
Vicepresidencia de la República / Coldeportes / FUNLIBRE
22 al 24 de Noviembre de 2001. Cali, Colombia.

 

 

 

 

×  Ir a Centro de Documentación

 

Ú   Uso apropiado
del Documento

 

Ø Ponencias del Simposio



Ponencia


Unirse en el mutuo reconocimiento de la diferencia - es decir, del valor igual de identidades diferentes - requiere que compartamos algo más que la creencia en este principio; hemos de compartir también ciertas normas de valor en las que las identidades en cuestión se demuestran iguales. Debe existir cierto acuerdo fundamental sobre el valor, o de otro modo el principio de la igualdad estará vacio y constituirá una impostura

Charles Taylor . La ética de la autenticidad

INTRODUCCION

El II Simposio Nacional de Vivencias y Gestión en Recreación, es el último evento académico nacional programado desde el Plan Nacional de Recreación 1999 - 2002 - Recreacción: Recreación con un Propósito. La evaluación que se podría hacer, si se toman como referente las ponencias y discusiones que se han dado a lo largo de este periodo es que aún debemos avanzar, especialmente en decisiones fundamentales, decisiones que tendrán que derivarse de posiciones individuales firmes, para que se puedan colectivizar de manera crítica y argumentada.

Presentaré únicamente algunos de los indicadores, que están referidos al contenido de esta ponencia:

  • Una incipiente apropiación del plan: sea para contribuir a que sus contenidos se hagan más robustos, para criticarlo constructivamente, presentar alternativas de mejoramiento, debatirlo, etc.
  • Ruptura entre las cuatro áreas de efectividad en la conceptualización y la práctica y entre éstas dos.
  • La capacidad de argumentación para sustentar una posición explícita acerca del enfoque de recreación que se asume, debilita al sector y sus posibilidades de posicionamiento frente a otros servicios.

Estos tres aspectos han tenido un impacto altamente significativo sobre el desarrollo de la recreación en Colombia y su posicionamiento como un componente de las políticas públicas sociales. Existen otros, que pueden ser igualmente determinantes que se derivan del contexto socioeconómico y cultural del país y el crecimiento institucional del sector, los cuales no son considerados dentro del contexto de esta discusión.

POSICIONAMIENTO DEL OCIO Y LA RECREACION:

Se ha hablado de manera reiterativa del posicionamiento de la recreación, pero no se ha profundizado en lo que es, sus estrategias y condiciones, pues justamente, como anotaba al inicio tampoco se ha sido muy reflexivo sobre el ser y quehacer de la recreación como apuesta colectiva.

Desde el plan se propusieron programas nacionales como la cualificación del talento humano de los ámbitos público y privado, la investigación, programas sectoriales como el de beneficios y la Red Nacional de Recreación, campañas de mercadeo social, sólo por mencionar algunos de sus aspectos. Sin embargo, más allá del problema de la inversión, la escasa de capacidad para superar las barreras institucionales y ser cooperativos, antes que competitivos, además de los problemas de supervivencia de las instituciones organizaciones que frecuentemente nos hacen olvidar que trabajando juntos podemos hacer más, no hicieron posible que tales programas se desarrollaran, o por lo menos no hayan alcanzado el impacto deseado

De acuerdo con Crompton, "posicionamiento" se refiere al lugar que el ocio ocupa en la mente de los políticos elegidos y el público en general en relación con sus percepciones acerca de otros servicios que compiten por la inversión pública. El posicionamiento se puede dar a diferentes niveles, posicionar la organización o los servicios en particular y debe estar orientada tanto a las personas que participan en los programas, que usualmente muestran un alta satisfacción con los mismos, como los no usuarios de los programas del sector.

Este autor propone tres estrategias para el posicionamiento: el desarrollo económico, haciendo más atractivas las comunidades para la inversión, el turismo, el uso de los parques, etc.; contribuyendo a la solución de problemas sociales, tales como reduciendo el crimen, promoviendo estilos de vida saludables, reduciendo el estrés medioambiental, es decir, general a partir de la contextualización de los programas y servicios a los contextos particulares.

De acuerdo con Adams (1996), uno de los problemas que se han de abordar en el reposicionamiento de los servicios de recreación y parques es el que los profesionales del sector manejen un mismo lenguaje, para lo cual sugiere los siguientes pasos:

  • Desarrollar mensajes clave acerca de nuestro rol para mitigar los problemas sociales.
  • Identificar los grupos y ámbitos que deciden sobre los recursos para la recreación y realizar una estrategia particular para convencerlos sobre el valor del impacto social de la recreación.
  • Trabajar para desarrollar alianzas útiles y fuertes con grupos comunitarios, hospitales, grandes y pequeños negocios, la iglesia, organizaciones basadas en la comunidad, colegios, universidades y escuelas, instituciones públicas, organizaciones sin ánimo de lucro, es decir, que el sector sea realmente un ejemplo de relaciones cooperativas, solidaridad y mutua ayuda, así alcanzaríamos coherencia entre el discurso y la práctica.
  • Llevar a cabo investigaciones para cuantificar y evaluar los beneficios de los parques y la recreación, particularmente en las áreas de desarrollo económico, desarrollo del joven, salud y bienestar. Identificar modelos de organizaciones exitosas y compartir tales modelos en conferencias, publicaciones periódicas, boletines, etc.
  • Educar al público y al mismo tiempo a quienes trabajan en recreación acerca de los beneficios de la recreación para los individuos, los grupos, las comunidades, ciudades y público en general.
  • Movilizar la creación de políticas públicas que sustenten la inversión en parques y recreación.

El valor que el público percibe de los programas de parques y recreación es directamente proporcional a los esfuerzos de mercadeo y comunicación que se invierten en la provisión de los servicios, sumado a que en el sector el soporte financiero que típicamente se invierte en estas áreas es mínimo comparado con todo el apoyo administrativo a los programas y servicios. El mejoramiento del conocimiento del público y el apoyo a los servicios es un elemento importante , más en los contextos actuales donde el presupuesto y la confianza en los programas y servicios apoyados por el gobiernos es menor (Chase, 1996).

Chase (1996) sugiere tres aproximaciones para interpretar los beneficios públicos (valor) de parques y recreación y para mejorar la comprensión y apoyo a estos servicios: mercadotecnica, comunicación y defensa de los programas.

En relación con la mercadotecnia, propone que es fundamental contemplar desde la formulación misma de los planes de desarrollo de las instituciones y los programas, realizar, estudios científicamente validados que permitan establecer el grado de conocimientos que la población en general y los participantes tienen sobre los programas y por otra parte, determinar el nivel de conocimientos y comprensión que los empleados tienen acerca de los lineamientos filosóficos de la institución y con base en sus resultados y los aportes más relevantes, diseñar un plan de mercadeo orientado a impactar a la población identificada, utilizando los diferentes medios de comunicación disponibles a nivel audiovisual y escrito y que lleguen a usuarios y no usuarios de los servicios.

Una misión primaria del plan de mercadeo podría ser: a) Incrementar el conocimiento y mejoramiento de la imagen de la institución como un recurso valioso de la comunidad y b) Incorporar educación a la comunidad sobre cosas tales como las prioridades del departamento, los métodos para la consecución de recursos humanos y fiscales y las respuestas del departamento a los problemas y necesidades de la comunidad.

El plan de mercadeo debe ser comprehensivo y coherente con todo el plan para mejorar y promover el departamento entre los empleados y el público. Esto involucra estrategias de planeación a corto y largo término con sugerencias tácticas específicas para la acción. Al mismo tiempo el plan debe ser lo suficientemente flexible para que sea sensible a las necesidades del departamento dentro de un medioambiente cambiante.

Para implementar las estrategias del plan de mercadeo, se deben identificar las comunicaciones tácticas tanto internas (empleados y participantes) como externas (población en general). Externamente los esfuerzos deben dirigirse a educar a la comunidad sobre los planes y prioridades de la institución estimulando una relación con la población, con base en tácticas tales como voceros de la junta, personal de la institución que sirva como embajador en los vecindarios, organizaciones y negocios, manteniendo una imagen corporativa uniforme.

El punto de partida es que el mejor insumo con el que se puede contar es una comunidad organizada y participante, por ello se sugiere que los programas se diseñen, rediseñen y ajusten con base en los datos dados recolectados a través de estrategias de mercadeo y que los programas en si mismos contemplen procesos para obtener una retroalimentación permanente de los usuarios.

Por último el autor propone como estrategia para mostrar los beneficios de los programas y la defensa de los programas, da énfasis a la convocatoria y entrenamiento de voluntarios de diferentes edades que esté soportado por un programa que garantice su actualización permanente y su cualificación.

Sin embargo es obvio que la defensa de los programas y servicios en recreación y su reposicionamiento no será posible sin que el sector se ajuste a un mercado que es altamente competitivo, donde los usuarios son cada vez más exigentes con los criterios de calidad, y si las instituciones del sector no se forman para ello. Además se debe ter en cuenta que se enfrenta a un medioambiente cada vez más cambiante y diversificado en cuanto a los gustos y preferencias recreativas de las personas.

La defensa, mercadeo y comunicación al público del valor del impacto social de la recreación requiere profesionales preparados para ello. De acuerdo con Johns (1996), uno de los elementos a considerar es la relación de los profesionales de la recreación con el público, recuperar el liderazgo y las habilidades para comunicar, defender y posicionar lo que hace.

De acuerdo con su propuesta hay dos conceptos esenciales que pueden contribuir a ello, por una parte, mejorar el rol profesional para tal defensa y segundo volver esta meta un propósito a nivel estatal mediante modelos de educación orientados específicamente a que tengan una mejor comprensión del rol de los profesionales del sector dentro un marco de la defensa de sus servicios, el desarrollo de habilidades para ponerlo en marcha y utilizar tales conocimiento como una fuerza de cambio.

Las estrategias de posicionamiento basadas en los beneficios fundamentan su quehacer en estrategias de comunicación. Kutska (1996), anota que la habilidad para comunicar efectivamente el impacto de los programas sobre las políticas y problemas del país es uno de los principales, usos, problemas y retos que afronta el sector.

Una experiencia de una estrategia basada en beneficios fue la liderada por la Federación de Parques y Recreación de Ontario, la cual fue concebida en la década de los 80 cuando estaba en riesgo la estabilidad financiera de los servicios, el proyecto fue desarrollado para convencer a los inversionistas clave, incluyendo el público, los políticos, los administradores senior y demás actores de los beneficios de la recreación. Este proyecto fue apoyado por diversas asociaciones y organizaciones incluyendo la Asociación Nacional y la Asociación Mundial de Parques y Recreación, el gobierno de Canadá y líderes que podrían jugar un rol determinante en la campaña.

Para el desarrollo de la estrategia se desarrollaron herramientas como el catálogo de beneficios en francés e inglés, alianzas estratégicas, voceros entrenados para hacer difusión de los beneficios a través de conferencias, se construyeron relaciones y asociaciones claves para el programa, se generaron estrategias de promoción y comunicación de muy variadas formas.

El catálogo de beneficios es un documento de más de 200 páginas donde se consolidan los beneficios de la recreación soportado en los resultados de investigaciones en cada caso. Los beneficio son presentados en 8 mensajes de mercadeo con las afirmaciones que los sustentan en cada caso: Los mensajes son:

Mensaje 1:

La recreación y la vida activa son ESENCIALES PARA LA SALUD personal - un aspecto determinante del estado de salud.

Mensaje 2:

La recreación es la clave para un DESARROLLO HUMANO balanceado - ayudando a los canadienses a alcanzar su potencial.

Mensaje 3:

Los parques y la recreación son esenciales para LA CALIDAD DE VIDA

Mensaje 4:

La recreación reduce las CONDUCTAS ANTISOCIALES y autodestructivas.

Mensaje 5:

Los parques y la recreación construyen FAMILIAS FUERTES y COMUNIDADES SALUDABLES

Mensaje 6:

PAGUE AHORA o PAQUE MAS TARDE! La recreación reduce los gastos en cuidado de la salud, servicios sociales y de justicia y policia!

Mensaje 7:

Los parques y la recreación son GENERADORES ECONOMICOS significativos en us comunidad.

Mensaje 8:

Los parques abren espacios y áreas naturales que son ESENCIALES PARA LA SUPERVIVENCIA ECOLOGICA.

Por otra parte, las aproximaciones de defensa y políticas se basaron en beneficios a través de diferentes iniciativas de las provincias, la investigación se utilizó como un medio importante para demostrar los beneficios de la recreación, líderes y gestores utilizaron los mismos argumentos en sus acciones y muchos procesos locales incluyeron en la planeación una visión basada en los beneficios de la recreación, sólo por mencionar algunas de las estrategias utilizadas, en general se invirtió un gran esfuerzo humano, tiempo y dinero para su desarrollo.

La evaluación del proceso para el periodo 1990 - 1995, realizada a través de entrevistas con informantes importantes, análisis de documentos, instrumentos y comunicados, entre otras, muestran que el catálogo de beneficios fue utilizado ampliamente y con muy diversos propósitos lo que permitió crear un lenguaje común e indudablemente se constituyó en una fortaleza para el sector; por otra parte, la aproximación basada en beneficios tuvo impacto en la medida que permitió asegurar que la recreación continuara teniendo soporte financiero y aportara argumentos para la consecución de recursos.

A través de los cinco años, todos los niveles de gobierno tuvieron un cambio significativo en relación con la respuesta fiscal a los servicios, a nivel municipal ayudó a que la recreación se posicionará como un servicio esencial y dinamizó cambios de estilo de vida.

Por otra parte, se están estableciendo muchas relaciones de colaboración intersectoriales, en todas las regiones, se han realizado conferencias, reuniones de trabajo e iniciativas que permitieron el establecimiento de alianzas con otros componentes de los servicios humanos que se ofrecen a la comunidad para desarrollar planes, servicios y soluciones a los problemas. Las relaciones entre instituciones públicas y privadas están emergiendo en muchas áreas generando opciones conjuntas para la consecución de recursos.

De acuerdo con la experiencia los evaluadores sugieren algunas recomendaciones para la sostenibilidad de la estrategia entre las que se enuncian:

  • Construir un marco para el cambio social: La iniciativa basada en beneficios debe ser parte de un marco de cambio social, donde el cambio de actitudes, significados y acciones sea el objetivo último, por lo tanto, su énfasis estará dado sobre las estrategias de liderazgo y el entrenamiento de los profesionales.
  • Colaboración y asociaciones: La iniciativa de beneficios sirve para dar soporte a las relaciones suprasectoriales, en esta medida se debe posicionar como un servicio esencial o de interés público; lo que requiere además darle prioridad como un servicio humano (salud y bienestar, responsabilidad fiscal, aspectos medioambientales), definirlo y hacerlo conocer al público.
  • Identificación de necesidades: Las personas y organizaciones que están trabajando en la maximización del impacto de los programas de recreación requieren identificar los nodos de liderazgo del programa, se les debe proveer información y recursos para apoyar la acción local, continuar con la aproximación de entrenador de entrenadores como una estrategia de fácil adaptación y poco costosa, crear mejores canales de comunicación entre los interesados y continuar comunicando los resultados de las investigaciones.

·         Recursos que se deben desarrollar: El catálogo ha sido una excelente fundamentación en el desarrollo de la iniciativa de beneficios, es necesario por lo tanto continuar recogiendo información y generar investigación para argumentar y comunicar los beneficios.

El grupo lider debe determinar los elementos claves del catálogo de beneficios los cuales deben ser redefinidos y retenidos así como se deben especificar las maneras práctivas de difusión de la nueva información; los vídeos son son una herramienta de fácil acceso y producción para propósitos de entrenamiento, defensa de los servicios y adaptables a diferentes condiciones. Por último es necesario desarrollar modelos de evaluación de resultados, de impacto, estudios de impacto económico, instrumentos de medición de cambios conductuales, etc.

·         Investigación: Es necesario evaluar el impacto de una aproximación basada en beneficios, desarrollar modelos y resultados de acción investigativas y ser comunicados efectivamente e investigaciones comunitarias en el campo del ocio y la recreación.

  • Liderazgo y coordinación: Por su potencial para la emergencia de redes informales y acciones de cooperación, es necesario desarrollar un modelo de liderazgo colaborativo, definir los roles y responsabilidades de los actores principales y comunicar los niveles de autonomía de cada uno y compartir la visión, dirección y medios de monitoreo de los progresos hacia una dirección común.
  • Comunicación: Es necesario establecer y mejorar los medios de comunicación e información: las organizaciones y gobiernos municipales deben ser el enlace primario de comunicación y contacto a través del país, compartir la comprensión de lo que está siendo comunicado, para quienes y cómo podría ser desarrollado, identificar y establecer relaciones con otros sectores.

Las últimas recomendaciones sugieren básicamente la definición de mecanismos y roles para la continuidad del proceso y para reforzar las alianzas colaborativas, clarificar los procesos de toma de decisiones, la necesidad de involucrar otros grupos y por último la necesidad de conseguir recursos para la iniciativa basada en beneficios.

Como se puede observar a través de todo el documento, el marco de referencia para un programa de beneficios de recreación, requiere de un esfuerzo concertado desde las diversas áreas y actores del sector. Un trabajo serio en esta área debe ir más allá de la adaptación de modelos de otras culturales, más que ello, se ha de rescatar el aprendizaje dado por su experiencia y entrar a formular un plan de trabajo que atienda a las características de desarrollo de la recreación y del sector en el país.

El programa de beneficios, de acuerdo con la revisión y considerando el contexto de la recreación en Colombia, ha de considerar entonces, entre otros los siguientes aspectos:

  • Determinar el estado del arte de la recreación para contar con un cuerpo argumentativo consolidado que sustente y oriente los procesos investigativos.
  • Definir conceptual y operacionalmente los sectores de la recreación y construir los indicadores que reflejarían los beneficios de los programas en poblaciones y sectores específicos.
  • Perfeccionar los modelos que sustentan el diseño, operación y evaluación de los programas en recreación.
  • Medir y evaluar los beneficios de la recreación
  • Cualificar a los profesionales para que estén en capacidad de mejorar los programas, medir los beneficios, y posicionar su profesión y el de la recreación.
  • Crear y poner en marcha un sistema que consolide la información sobre los servicios (características, costos, acceso, calidad), los usuarios (hábitos, creencias, posibilidades de acceso a los servicios de recreación, etc.) y los aspectos que posibilitan u obstaculizan el posicionamiento de la recreación en los ámbitos políticos, comunitarios y en las actitudes y estilos de vida de los individuos.
  • Fortalecer un voluntariado nacional que en si mismo se convierta en un agente educativo y de cambio en relación con la recreación.

Entrar en el análisis juicioso, profundo y ordenado de cada uno de estos aspectos y de todos en su conjunto, de modo que aporten elementos a la construcción y éxito de una campaña social basada en los beneficios de la recreación requerirá de un gran esfuerzo de concertación intra e intersectorial, equivocaciones en los mensajes, supuestos no sustentados, campañas orientadas sin conocer los destinatarios, el uso de mensajes que aún en otros contextos donde han sido validados se han encontrado con problemas, pueden conducir a un fracaso que puede revertir los avances que hasta el momento ha tenido la recreación, desgastar los tan escasos recursos y esfuerzos y debilitar la credibilidad que la población pueda tener, más que en la recreación, en los servicios que las entidades públicas y privadas ofrecen.

Igual, se puede observar, cómo la reiterada invitación a trabajar sinérgicamente las cuatro áreas de efectividad del plan no es un capricho, por el contrario, las experiencias nacionales e internacionales muestran que mientras se trabajen separadamente los desarrollos académicos y científicos, los procesos de formación, la gestión y la administración, la vivencia seguirá teniendo problemas de calidad y posicionamiento.

Así como desde la administración la gestión se le pide a la academia que se le vincule a la práctica, creo que también es un grito a voces que se haga el ejercicio en vía contraría, y que conjuntamente se le apueste por una recreación que aporte a la justicia social. Conocimiento y saber, teoría y práctica, administración e investigación, política y desarrollo institucional, son todos elementos de un solo fenómeno que nos atañe a todos: Generar espacios para el desarrollo humano.

La generación de estrategias de posicionamiento es todo un reto y principalmente requieren de un compromiso sustentado y responsable de quienes deciden sobre los programas y servicios, quienes los diseñan e implementan.

En ocasiones las decisiones son tomadas de manera liviana, y más que producto de una discusión reflexiva de los equipos de trabajo, se dan a partir de los intereses subjetivos, formas de ver la vida y orientadores éticos de una persona en particular, sin considerar los significados que les dan los otros, los potenciales beneficiarios e incluso las necesidades del contexto.

Es muy común por ejemplo, pretender sostener los valores del sistema, por ejemplo la familia, la tolerancia, la solidaridad, el reconocimiento a la diferencia, la salud, etc., muchas veces sin siquiera cuestionarse eso que significa y que implica. Cuál sistema familiar, el tradicional, entonces deben ser excluidas las personas separadas y sus hijos?, diferencias, cuáles y porqué, cómo, con cuáles elementos comunes a partir de lo ético y lo moral?

Señalo estos ejemplos, porque dadas las condiciones de nuestro contexto nacional se ha convertido en lugar común este discurso sin que realmente se tomen decisiones al respecto bajo unos mínimos éticos, sino más bien, una relatividad valorativa, donde las decisiones y los acuerdos se adecuan a las circunstancias y propósitos particulares, donde las personas y situaciones se sujetan "al lente" con que se las mire, sea negro, rojo, o blanco, e independientemente de las implicaciones, porque éstas no se miden desde lo ético y lo moral.

Hablar de pluralismo moral implica acuerdos intersubjetivos, el pluralismo consiste en compartir unos mínimos morales desde los que es posible construir juntos una sociedad más justa y en respetar, precisamente desde esos mínimos compartidos, que cada quien defienda y persiga sus ideales de felicidad, profunda discusión que vale la pena hacerse desde el sector dada la naturaleza del fenómeno que le importante y que es profundamente humana: la experiencia.

Como anota Cortina:

"... si el pluralismo consistiera en una multitud de opiniones que coinciden a veces por pura casualidad, resultaría imposible a los ciudadanos de una sociedad pluralista construir un mundo juntos: las coincidencias casuales no dan como para construir conjuntamente; dan a los sumo, para viajar a la vez en el mismo tren o en el mismo barco, cuando los pasajeros coinciden en las mismas fecha y hora, pero no para construir" pág. 45

Hablar de los beneficios de la recreación desde una perspectiva del desarrollo humano, tiene serias implicaciones éticas y morales, que no siempre se hacen ni explícitas ni concientes, por ello, antes entrar en el tema de los efectos específicos de la recreación, se parte de los compromisos que podemos asumir con el concepto y la práctica.

EL OCIO JUSTO: UNA REFLEXION PARA TODOS

En el mundo contemporáneo, el ocio se basa con frecuencia en resultados utilitarios y, sin embargo, ni los valores teóricos, ni los valores prácticos del ocio tendrán continuidad, si las dimensiones éticas no se vinculan con el potencial de desarrollo humano que encierra el ocio.

Karla Henderson

De acuerdo con Henderson quienes defienden el ocio y la recreación plantean que este sistema contribuye a la justicia social. Justicia social, se refiere a la ecuanimidad y a hacer lo correcto. Dentro de la justicia social se incluye una visión de la sociedad en que la distribución de los recursos es equitativa y en la que todos los miembros están física y psicológicamente seguros y protegidos. En esta sociedad los individuos son autónomos e interdependientes, lo que implica un sentido de la propia entidad y de responsabilidad social con los demás y hacia la sociedad como un todo.

Para que el ocio y la recreación realmente hagan una contribución a la justicia social es necesario asegurarse que desde sus políticas y programas, valoren a todas las personas y será posible el ocio justo, en tanto desde el sistema se reconozcan y tengan en cuenta las diferencias entre igualdad y equidad.

Las diferencias que esta autora plantea son muy importantes para la formulación de las políticas en ocio y recreación. A la igualdad se refiere como un hecho de facto, - los niños y las niñas van al colegio o disponen de los mismos programas deportivos-, la igualdad es básicamente objetiva; la equidad por su parte se refiere a una cuestión ética, que tienen en cuenta las valoraciones subjetivas, -las niñas y las mujeres necesitan más oportunidades para desarrollar sus habilidades deportivas que los niños y los hombres, puesto que no han tenido las mismas oportunidades de aprendizaje en etapas anteriores-. Mientras la igualdad tienen que ver más con la uniformidad, la equidad tiene que ver con la ecuanimidad, la equidad deriva en el poder, en la capacidad y en la voluntad de ayudar a que el otro realice los cambios en su vida, la justicia en su sentido más amplio es la equidad de resultados y el ocio y la recreación garantizan la inclusión de todos los individuos, independientemente del modo en que desean participar.

La justicia como equidad de Rawls, propone dos principios de justicia que orienten la realización de los valores de libertad e igualdad a través de instituciones básicas de la sociedad; y especifica el punto de vista desde el cual se puede apreciar que estos principios se adecuan mejor que otros principios de justicia conocidos a la idea de ciudadano democráticos. El propósito es práctico y no metafísico o epistemológico: se presenta no como una concepción verdadera de la justicia, sino como una concepción que puede constituir la base de un acuerdo político, de un sistema de cooperación social, voluntario e informado entre ciudadanos considerados personas libres o iguales.

Desde esta visión, el sector de la recreación ha de invertir esfuerzos concretos para que sus políticas, planes y programas sean producto de acuerdos y concensos, donde a partir de unos mínimos, se especifica el compromiso con tales valores; esto es si realmente se parte del convencimiento de una recreación orientada al desarrollo humano.

El ocio y la recreación en su vinculación con el desarrollo humano hace la pregunta sobre la intencionalidad en relación con los beneficios esperados y exigen transparencia en relación con los propósitos e intencionalidades de la acción y más particularmente el explicitar bajo que conceptos de desarrollo, sociedad, de hombre, de mujer, de cultura, se sustentan los programas y las bases ideológicas sobre las cuales se sustenta la acción. La recreación no es ateórica o apolítica, entendida esta última como la posición que se asume frente al desarrollo, la construcción de una sociedad y una realidad de la que todos y cada uno hace parte.

Como anota Henderson, el ocio puede ser un acto intencional diseñado deliberadamente para hacer posibles resultados positivos para personas individuales. Esto supone especificar el marco ético y los objetivos del ocio y la recreación desde las políticas y los programas y aprender actuar con justicia y ecuanimidad respecto a otras personas, razas, sexos, etc., de forma concreta, sin dejarlo al azar.

El ocio justo es intrínseco a un interés por la protección, el crecimiento, la salud y el bienestar de las personas, así como de sus culturas y sus entornos. Precisa que la inclusividad de género, raza, clase y la inclusividad de capacidad, no soportan posiciones neutrales respecto al desarrollo humano, y en esa medida su estudio es un eje central de análisis para quienes investigan y trabajan en este campo. Ignorar las diferencias de género o de cualquier otro tipo y sugerir que carecen de importancia, es desconocer todos los elementos que definen y estimulan el desarrollo humano; e igualmente desconocer la complejidad y multidimensionalidad de la experiencia de ocio y recreación y su impacto sobre los procesos de transformación social, en la medida que se homogeniza al ser humano sobre parámetros absolutos.

Para que el ocio justo sea esencial y prioritario en el desarrollo humano deben aplicarse los modelos de ocio equitativo, más allá de un acceso igual de oportunidades, significa reconocer y recompensar por igual los logros de todos los individuos y que cada individuo tiene el derecho y la responsabilidad de utilizarlo como un medio de desarrollo humano, independientemente de las formas que se consideren importantes.

Este modelo también busca hacerle resistencia a los estereotipos y conductas que restan valor al ocio o a la recreación, de esta forma, un ocio justo, equitativo, podría definirse como las oportunidades que proporcionan una amplia gama de opciones a todos los individuos. En el ocio justo todos los participantes deben tener la oportunidad para aprender una variedad de destrezas que se centren tanto en los procesos como en los resultados del desarrollo humano.

 

OCIO, RECREACIÓN Y DESARROLLO HUMANO:

Para Cushman, el ocio se considera una condición, en ocasiones definida como un estado del ser, una disposición de ánimo o una cualidad de la experiencia, que se distingue por la libertad que percibe el individuo para actuar, se trata de algo placentero, que está motivado intrínsecamente, puesto que constituye un fin en si mismo y es valioso de por si, aunque no quiere decir que lo que el individuo elige es necesariamente aprobado o "sano"; y puede estar en todos los tiempos y espacios del sujeto.

Por su parte la recreación, se considera una actividad a través de la cual se puede experimentar y disfrutar el ocio, pero también se percibe como una institución organizada con fines sociales, que genera beneficios sociales, personales y que tiene derecho a recibir un respaldo estatal, es un medio para lograr un fin y puede justificarse racionalmente.

El ocio y la recreación como un medio para el desarrollo humano, es entendido desde un punto de vista que incluye tanto el desarrollo personal, como el comunitario y el social. Actualmente se tienen dos visiones diferentes de este fenómeno, primero como una necesidad motivada por el cansancio y la fatiga propios del trabajo o la escuela, hasta la necesidad en si misma.

En este último, se parte de las ganancias de la experiencia intensa, vital y procesual; de la experiencia situada en un contexto con sentido y un tiempo del que se tiene conciencia de duración, de proceso que se inicia y se completa. Una vivencia de ocio así entendida tiene un carácter totalizador, propio de las vivencias unitarias e individualizadas, transformándose en una experiencia personal y aumentando las posibilidades de incidir en el desarrollo humano.

Klieber afirma que el ocio es un contexto de relativa libertad de expresión y que el desarrollo puede al menos ser parcialmente autodirigido, no está totalmente determinado por lo social o biológico sino que implica el autocontrol, es producto de influencias sociales y la autodeterminación de los individuos.

El ocio y la recreación proporciona un medio para estimular el crecimiento y la transformación personal positiva aunque se deba considerar que igual personas o grupos pueden asumir alternativas y prácticas que no necesariamente conducen a consecuencias negativas o que puede ser utilizado como instrumento para perpetuar valores inequitativos. Un ocio orientado al desarrollo humano, es un satisfactor de las necesidades humanas, de autonomía, competencia, de expresión personal e interacción social dentro del entorno del individuo.

Sin embargo el ocio no contribuirá al desarrollo humano en ausencia de una dimensión moral y ética sostenible, por lo tanto, como se dijo, hay que tener en cuenta que el ocio y la recreación reproducen muy diversos valores y expresiones que igual no son consecuentes con una sociedad sostenible, por lo tanto, se deben combinar con los valores sociales que sustentan la equidad, y que contradigan aquellos que no propician un desarrollo humano desde las identidades personales y sociales, fomentando que éstas se construyan desde posturas éticas mínimas, intersubjetivas y racionales.

Esto implica llegar a acuerdos, incluso dentro del sector de la recreación, de cuáles son los valores que han de sustentar un marco social que promueva el desarrollo humano a partir del fomento del potencial humano creativo, de las capacidades que influyen positivamente sobre los individuos y los grupos, y el autocontrol de los negativos, como el robo, el homicidio, el abuso de los recursos naturales. Como anota, Nahrstedt, la definición de los potenciales positivos y negativos depende de los acuerdos entre individuos y sociedades, lo que nos lleva nuevamente a la necesidad de acuerdos éticos y morales.

Desde una postura humanista, Cuenca afirma que el ocio debiera ser, una vivencia integral relacionada con el sentido de la vida y los valores de cada uno y coherente con ellos, una experiencia de re-creación, que crea ámbitos de encuentro o desencuentro, se diferencia de otros tipos de ocio por su potencialidad para llevar a cabo encuentros creativos que originen desarrollo personal: ‹‹ Cuando hablo de ocio no me refiero a la mera diversión, el consumo material, el ocio pasivo o la simple utilización del tiempo libre. Aludo a un concepto de ocio abierto a cualquier perspectiva presente y futura, pero al mismo tiempo, entendido como marco de desarrollo humano y dentro de un compromiso social››.

Es en estos ámbitos que se crean, donde las subjetividades, el saber, el conocer y el hacer, se ponen en juego como un todo, donde quienes viven la experiencia, se encuentran con su propia individualidad y en un cara a cara con los otros, familia, amigos, íntimos y extraños que propician nuevas relaciones dentro un marco de significado y sentido para el sujeto.

Para Tabares, el ocio bajo la actual perspectiva de la relación entre ocio y desarrollo humano, deberá ubicar gran parte de sus esfuerzos en las necesidades reales de los ciudadanos, intentando identificar e interpretar las regularidades que subyacen en los hábitos de la gente y su relación con la construcción de mejores vidas humanas.

Sin entrar a profundizar en el complejo concepto de desarrollo humano aquí es pertinente hablar de sus componentes y procesos de construcción, dado que es allí donde caben las necesidades y las líneas de acción para propiciar tal desarrollo desde la recreación.

De acuerdo con el CINDE, cada esfera del desarrollo humano (Figura 1), representa una dimensión del mundo de la vida de sujetos y colectividades, cada una tiene su propio ritmo y lógica. En recreación, lo que se pretende es que a través de los procesos que dinamiza, facilite una vivencia que apunte a impactar las diferentes esferas de manera integral, aunque puedan en la práctica tener más énfasis sobre alguna o algunas en particular, a través de procesos de individuación y socialización.

Al interior de cada una de las esferas se desenvuelven procesos particulares que le imprimen una dinámica específica, éstos son los de individuación y socialización. Los factores que influyen en el desarrollo humano por otra parte, provienen del contexto socioeconómico local, regional y nacional; las condiciones fisio-orgánicas (nutrición, salud, saneamiento); las condiciones culturales que inciden en el desarrollo de los proyectos y trabajos y la calidad de la interacción en los diferentes espacios en los cuales se construye el desarrollo humano.

En este punto es importante señalar algunos aspetos que Alvarado analiza respecto al desarrollo y que son pertinentes para la discusión objeto de este ensayo.

 

Figura 1: Adaptación esferas del desarrollo Humano (CINDE, 2000)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El desarrollo humano es descriptor de la naturaleza humana, pero también es prescrptor en la medida que como definidor y normador de la realidad social legitiman ciertos estándares que aceptan o excluyen de ciertos grupos sociales y culturales.

Este hecho es evidente en el campo del ocio y la recreación, donde las representaciones sociales y prácticas que los individuos asumen, por los condicionamientos del sistema y decisión individual, son valoradas como negativas o positivas. Incluso desde el nivel conceptual, dependiendo del carácter que éste asuma se sataniza o se promueve.

Prácticas de ocio y recreación como el consumo de sustancias ilícitas, la pornografia o incluso aquellas que son elegidas por el sólo hecho de divertir son vistas negativamente por la sociedad, como indicadores de personalidades normales o anormales, una mirada simplista a estas expresiones de ocio, pueden conducir a tomar decisiones sobre un ocio excluyente e inequitativo, y rotulador de individuos y grupos.

Otros factores a los que se refiere Alvarado, son: la direccionalidad y la progresión del desarrollo humano, su carácter evolutivo, ascencional y continuo; la interacción y la socialización como espacio que por excelencia posibilita la construcción de los sujetos; la dimensión histórica del desarrollo, en la medida que lo permean condiciones de tiempo, espacio. Las condiciones dialécticas dadas en la interacción de los seres humanos con su entorno y que crean u obstaculizan las condiciones para el desarrollo humano, hacen que se mantengan, transformen, cambien significados, sentidos y comportamientos, que se madure y aprenda a través del tiempo.

Estos elementos del desarrollo humano son coherentes con las discusiones que se están dando hoy acerca del ocio y la recreación como experiencia social y experiencia existencial. Se plantea que la explicación del ocio desde la experiencia individual es insuficiente en la medida que está atravesada por las condiciones del contexto cercano, por los referentes de la globalización y es en estos contextos donde el sujeto construye o resignifica sus imaginarios y construcciones culturales y sociales del ocio y la recreación; aprende y reaprende conceptos y prácticas, las relativiza o sostiene a través del tiempo.

El ocio facilita la individualización en el sentido que proporciona la posibilidad de explorar vías alternativas de pensar y existir, pueden utilizarse para apartarse de la mayor parte de las personas que conforman el mundo social: La imaginación y la experimentación creativa necesarias para la individualización usualmente suceden en soledad, pudiendo beneficiarse especialmente de la ausencia de evaluación de otras personas, pero el entorno desempeña un papel al reconocer y reforzar la expresión de talentos y gustos particulares.

La individuación y la identificación desempeñan una función dialéctica en el ocio para provocar la formación de una identidad propia. Los procesos dialécticos de diferenciación e integración, de identificación e individuación y de exploración y compromiso sugieren una serie de propuestas específicas sobre la relación entre identidad y ocio, como afirma Klieber y su incidencia sobre los procesos de desarrollo humano.

Por otra parte, y más referida a los procesos de socialización, Bricknell en sus estudios de ocio plantea que a través del acto del nacimiento el sujeto se relaciona con otros y sus significados, por ejemplo hombre, mujer, masculinidad, feminidad, raza, color, etc. Estos significados han sido social, histórica y culturalmente construídos, los cuales son influenciados por tales factores y los de su propia experiencia. Los significados cambian pero dentro del contexto de un entorno cercano o más amplio que le aporta e influye y por significados que puede adoptar y adaptar: Se ha de ser reconocedor que si bien el ser auténtico y autónomo implica en primera instancia una decisión individual, este proceso no está aislado de los contextos, lo que le presentará a los sujetos tanto limites como posibilidades para su toma de decisiones, el asunto está en cómo identificar y manejar esos condicionantes y ante cuáles ceder o no.

De ahí que la construcción teórica, la práctica, las políticas de ocio y recreación ha de tener en cuenta todas las dimensiones del fenómeno para potenciarlo como un mediador del desarrollo humano.

Desde esta perspectiva educar para el ocio significa no únicamente ofrecer alternativas institucionales sino crear las condiciones para que las personas que opten por práctica solitarias o libres con base en la autenticidad, la autonomía y en últimas que tomen decisiones no alienadas y promotoras del desarrollo humano: El relativismo que plantea la época actual y los supuestos de respeto a la diferencia, sin acuerdos intersubjetivos no pueden llevar a promover prácticas de ocio y recreación que promuevan conductas autodestructivas para la persona o la sociedad,

De esta manera la metodología para la dinamización de las prácticas recreativas se fundamenta principalmente en la creación de espacios pedagógicos, donde se privilegia la participación activa de las personas, la potenciación de la capacidad de toma de decisiones y solución de problemas y conflictos y el desarrollo de habilidades para la vida, con un eje central, transversal, como es la lúdica, el goce y el placer por lo que se hace. Así si bien un ocio transformador puede generar momentos de desencuentro por las confrontaciones que genera consigo mismo y con los otros, la percepción de ganancia, beneficio o desarrollo, se constituye en una experiencia lúdica en esencia.

Para utilizar el ocio como estrategia para el desarrollo humano, se requiere entre otras condiciones: comprender que el tiempo es un recurso no renovable que pertenece al individuo desde que nace hasta que muere; que el modo de ocupar cada instante es una decisión personal condicionada por variables contextuales, discriminar las necesidades ficticias creadas por la sociedad de consumo de aquellas que le pertenecen a la persona y que constituyen la esencia del desarrollo de cada ser; comprender que la calidad de vida es producto coextendido a la totalidad de las actividades del hombre: trabajo y ocio y tener herramientas para hacerse cargo de si mismo, de los procesos y resultados de transformación y desarrollo personal, tal como la plantea Inés Moreno.

Aunque se considera que es muy complejo privilegiar las implicaciones de las experiencias de ocio, hacia lo individual o lo social, se asume, que en este contexto, la experiencia subjetiva es determinante en la actitud y compromiso del sujeto en y con la vivencia. El ocio proporciona a la persona la oportunidad de responder a lo que le resulta más intrínsecamente agradable, ya sea una actividad particular, una conversación con un amigo o una idea creadora, el ocio relajado, al igual que el ocio serio tienen la posibilidad de contribuir al desarrollo humano.

Esto exige, que por principio, tales acciones no violenten, o por lo menos se aclaren cómo se trabajan conceptual y metodológicamente, los tres elementos definitorios del ocio: Libertad, autotelismo y placer; reconociendo que no es fácil combinar estos tres elementos esenciales con lo propio de lo educativo.

 

LA RECREACION COMO SATISFACTOR SINERGICO

Nacional e internacionalmente el ocio y la recreación están en un momento rico y dinámico de construcción, las condiciones y tendencias contemporáneas en lo político, lo ambiental, los desarrollos tecnológicos, la guerra, la xenofobia, en fin todos aquellos condicionantes al que el ser humano de hoy se enfrenta, y la oportunidad que da el hecho que tanto paradigmas estén en cuestionamiento, da opciones creativas y sustentadas para intentar acercarse a una respuesta, que ayude a concretar la forma como el ocio y la recreación contribuyen al desarrollo humano.

En este sentido se asume el reto de aportar a la construcción de modelos desde la recreación pero recogiendo el conocimiento que aportan las diferentes disciplinas, y tomando una posición frente a él. En esta tarea se ha venido articulando en términos propositivos, y sometidos a discusión, el Modelo de Desarrollo a escala Humana Max Neef, Elialde y Hopenhayn.

Uno de los aspectos que más llama la atención de este modelo, es entre otras, que el mismo no pretende mostrar una verdad en relación con la propuesta de desarrollo que debe considerarse como verdad y condición para su aplicación; sino más bien desde la expectativa que ésta es una construcción a través de mecanismos de participación social, con los actores y sus comunidades, en la perspectiva, antes que contraponerse al Estado, hacer un esfuerzo político por trabajar con él.

Otro elemento de partida importante es que no supone una mirada epistemológica única a la cuestión del desarrollo humano, la propuesta surge desde la contextualización en un entorno específico latinoamericano, sus problemáticas y potencialidades. Esta visión amplia la mirada a los problemas, más aún que pretenden ir más allá del ejercicio académico.

La búsqueda que se hace en este análisis es si es posible articular el ocio y la recreación desde una perspectiva de desarrollo humano con este modelo e intentar identificar categorías concretas, que en relación con los beneficios de la recreación aporten elementos de decisión para las políticas, planes y programas del sector y para las decisiones individuales en relación con las opciones que cada sujeto asuma.

En primera instancia se retoman los conceptos básicos de los autores que sustentan el modelo, para entrar en el análisis de sus condiciones de posibilidad como referente para alcanzar respuestas, por lo menos parciales, desde el ocio y la recreación.

Una política de desarrollo orientada hacia la satisfacción de las necesidades humanas trasciende la racionalidad económica y compromete al ser humano integralmente. El Desarrollo a escala Humana se basa en tres supuestos principales: a) el desarrollo se refiere a las personas y no a los objetos, el objetivo es que permita elevar la calidad de vida de las personas, valorada ésta en términos de las posibilidades que tengan las personas de satisfacer adecuadamente sus necesidades humanas fundamentales; b) las necesidades humanas fundamentales son finitas, pocas y clasificables; y c) las necesidades humanas fundamentales son las mismas en todas las culturas y en todos los periodos históricos, lo que cambia a través del tiempo y las culturas, es la manera o medios utilizados para la satisfacción de las necesidades.

Los satisfactores están culturalmente determinados, un satisfactor puede contribuir a la satisfacción de más de una necesidad simultáneamente o una necesidad podrá requerir más de un satisfactor. Además cada necesidad puede satisfacerse a diferentes y con distintas intensidades. Se satisfacen en tres contextos: en relación con uno mismo, con el grupo social y con el medio ambiente, elementos todos ellos que suena familiares en relación con la forma como se construyen tanto los conceptos, como las prácticas de recreación actualmente.

Otro aspecto conceptual fundamental en la propuesta de Desarrollo a escala Humana, es el carácter de carencia y potencia dado a las necesidades. La bondad de este supuesto es que se supera la naturaleza puramente fisiológica de la necesidad en la medida que como potencia movilizan y motivan a las personas y también pueden llegar a ser recurso. Ello conduce a otro concepto; las necesidades no se satisfacen, se realizan, se vivencian de manera continua y renovada.

El modelo propone una interrelación entre necesidades, satisfactores y bienes económicos de forma permanente y dinámica, los bienes económicos tienen la capacidad de afectar la eficiencia de los satisfactores, y éstos son determinantes en la generación y creación de los medios.

Los satisfactores se desglosan a partir del cruce en la matriz de necesidades según categorías axiológicas de: susbsistencia, protección, afecto, entendimiento, etc., y según categorías existenciales de ser, tener, hacer y estar. Los satisfactores posibles pueden tener diferentes características entre los que los autores señalan cinco: a) violadores o destructores, aunque pretendan satisfacer una necesidad eliminan esta posibilidad y no permiten la adecuada satisfacción de otras, b) pseudosatisfactores, estimulan una falsa sensación de satisfacción, c) los inhibidores que por la forma que satisfacen imposibilitan la satisfacción de otras necesidades, d) singulares, aportan a la satisfacción de una sola necesidad, e) sinérgicos, se refiere a aquellos que por la forma en que satisfacen una necesidad determinada, estimulan y contribuyen a la satisfacción simultánea de otras necesidades.

Los satisfactores correspondientes a las primeras cuatro categorías son exógenos a la sociedad civil por ser habitualmente impuestos, inducidos, ritualizados o institucionalizados, se trata de satisfactores tradicionalmente impulsados de arriba hacia abajo; la última categoría en cambio supone la facilitación de procesos liberadores que son producto de acciones que impulsa la comunidad de abajo hacia arriba, lo que los hace contrahegemónicos aunque en ciertos casos pueden ser originados por procesos impulsados por el Estado.

La propuesta que aquí se hace es que la recreación puede un satisfactor sinérgico, sin desconocer la capacidad de otros múltiples y posibles satisfactores. El ocio y la recreación como propiciadores de condiciones para el desarrollo humano, que considera tanto al sujeto humano individual, como al entorno social, cultural, económico, entre otras, se vincula a los ámbitos de interacción de las personas, ámbitos que es donde se da la realidad del desarrollo humano.

Las situaciones cotidianas, los valores más superiores que cada ser individual se propone, sus proyectos de desarrollo se dan en el ahí y el ahora y trascienden en la medida que se constituyan en significativos para el sujeto.

La insistencia, de educar para el ocio y la recreación y su posicionamiento en la mente de las personas y las comunidades tiene que ver con ello, no se puede asumir como una actividad aislada de unas horas los fines de semana, o unos minutos después del trabajo o la escuela, supone, que el individuo y la sociedad lo asumen como "esencial" dentro de sus procesos de desarrollo.

Para aclarar esta postura se presentan dos vías, primero, cómo atraviesa la matriz de necesidades y satisfactores el ocio y la recreación y cómo en últimas se vincula con las dimensiones particulares de los sujetos y los beneficios de la recreación.

La recreación puede constituirse en un satisfactor que contribuye a que las personas a diferentes niveles, intensidades y formas puedan realizar necesidades humanas fundamentales. La programación en recreación sustentada en una metodología participativa y democrática, puede y debe generar procesos de empoderamiento y autodependencia local, impulsar procesos que hagan de la recreación un satisfactor endógeno, donde la comunidad tenga autonomía en el qué y cómo de los programas, lo que se logra bajo el supuesto de una planeación basada en la comunidad y el asociacionismo como se planteaba en la primera parte.

Las diferentes manifestaciones de la recreación pueden constituirse en satisfactores en relación con el individuo, el grupo social y el medio ambiente, y correlativamente pueden adquirir un carácter de singulares o sinérgicos. El propósito en todo caso es que los procesos que genere sean sinérgicos, es decir, que paralelo al desarrollo económico de las comunidades, los protagonistas de los programas sean partícipes del surgimiento mismo de tales procesos, que la realización de las necesidades sea el motor del desarrollo y estimule la solidaridad social y el crecimiento de las personas.

 

Cuadro 2: Matriz de necesidades y satisfactores desde la recreación

Necesidades según categorías axiológicas

Necesidades según categorías existenciales

 

Ser

Tener

Hacer

Estar

Subsistencia

Salud mental, humor, flexibilidad, lúdica

Amable, seguro, responsable, autosuficiente.

Actitudes positivas, autoestima

Valores. Oportunidades de crecimiento económico, personal y social

Desarrollar talentos y competencias, actitudes para potenciar su capacidad económica como elemento complementario al tiempo llamado

Ambientes sociales y educativos flexibles, humanos, pedagógicos

Protección

Fortaleza interna para afrontar las crisis constructivamente como individuo o comunidad

Comunicativo, solidario, creativo.

Políticas en ocio y recreación orientadas al desarrollo humano -

Habilidades y actitudes para afrontar creativamente las crisis

Estrategias lúdicas que convoquen a trabajar sobre los factores que violentan el tejido social, familiar y educativo.

Procesos de empoderamiento

En un entorno cohesionado socialmente en estrecha relación con el hombre y el ambiente, y los amigos y personas importantes de su entorno.

Afecto

Imaginativo, creativo, autónomo y tolerante, sensible, afectivo, cariñoso, respetuoso, agradable, asertivo.

Capacidad de construir un proyecto vital vinculado a los otros (familia, comunidad, escuela) actitudes positivas, lazos afectivos fuertes y responsables, inteligencia emocional.

programas, acciones y procesos que propicien la cohesión social basada en vínculos de amistad, conocimiento del otro, integración comunitaria, etc., vínculos a través del arte y la cultura.

Espacios de encuentro íntimos y públicos, familiares y sociales consistentes y cohesionados por la familiaridad, la amistad, el compañerismo.

Entendimiento

Lúdico, creativo, abierto a nuevas posibilidades de desarrollo personal, una relación lúdica con el conocimiento, reflexivo frente a sus prácticas personales, profesionales, de ocio y recreación.

Capacidad de vincular espacio-tiempo y conocimiento en un continuo de aprendizaje. Lo racional y lo subjetivo posibilita procesos de construcción en lo individual y lo colectivo.

Experiencias esencialmente lúdicas que propicien la producción de conocimiento colectivo e individual y el desarrollo de pensamiento crítico

Ludotecas, rincones de experiencia, talleres, etc., programas orientados por ejes temáticos, capacitación y entrenamiento, Escuelas de Formación, grupos juveniles, grupos intergeneracionales

Entornos familiares, educativos y comunitarios donde el aprendizaje es el motor del desarrollo humano cotidiano. Organización de encuentros para el aprendizaje (centros de interés, talleres, encuentros juveniles e infantiles, jornadas culturales)

Participación

Solidaridad autonomía, social creatividad, empatía y sensibilidad a las necesidades humanas. Democrático.

Capacidad de toma de decisiones - empoderado - conciente de la realidad

Proyectos y programas de recreación, animación sociocultural que tengan como eje metodológico la participación (autogestión)

Las empresas públicas y privadas y la misma sociedad civil deben generar alternativas de desarrollo, organización y participación aprovechando el potencial lúdico del hombre colombiano. Proyectos de recreación basados en la comunidad

Entornos locales organizados, solidarios. Proyectos comunitarios, programas del Estado, organizaciones comunitarias, casas de la cultura, etc.

Ocio

Significados del ocio y la recreación en el desarrollo individual y social. Apertura a opciones y prácticas autónomas y no alienadas.

Tiempos, espacios, programas recreativos, grupos comunitarios, grupos de referencia, familiares, educativos.

Estrategias basadas en la pedagogía lúdica y desarrollo de espacios formales e informales de carácter lúdico.

Espacios públicos y privados.

(Instituciones de educación, parques, trabajo). Eventos culturales comunitarios, eventos deportivos, ferias artesanales, etc.

Creación

Curiosidad y una relación dinámica con el conocimiento y el arte. Creativo, recursivo, propositivo y autónomo.

Capacidad para asumir propuestas novedosas y métodos para buscar nuevas formas de ser, tener estar y hacer.

Oportunidades de creación e innovación en ambientes lúdicos y de encuentro con la naturaleza

Estrategias basadas en el juego y la imaginación que generen espacios distensionados y propicios para la creatividad y la producción de conocimientos y métodos innovadores.

El trabajo, asociaciones juveniles, espacios informales de encuentro, ludotecas, talleres lúdicos.

Vacaciones creativas, fiestas de pueblo, jornadas culturales.

Identidad

Autoestima, respeto por la diferencia, crítica frente a lo novedoso y a los productos que ofrece la industria del entretenimiento, gustos, deseos, expectativas, sensibilidad.

Conocimiento de sí y reconocimiento de las debilidades y fallas propias.

Un sistema de creencias construido por las personas y los grupos a partir de la interlocución cotidiana. Reconocimiento por los valores de la cultura nacional, regional, local. Oportunidades de participar e incidir sobre la construcción de la propia cultura.

Procesos y programas que propicien la democracia cultural, la sensibilidad frente a los valores nacionales y capacidad para asumir críticamente los patrones y necesidades derivados de otras culturas.

Espacios propicios para el desarrollo humano, tanto para procesos de individuación como de identidad de grupos y comunidades

 

Autonomía para la toma de decisiones en relación con el qué y el cómo de las actividades de ocio, tiempo libre y recreación.

Respeto por los derechos humanos fundamentales

Oportunidades de participación, libre elección, políticas de ocio basadas en principios de justicia como equidad.

Acceso equitativo a los servicios de recreación.

Hacer uso adecuado de espacios y recursos públicos.

Desarrollo comunitario y autodependencia local.

 

Una matriz como la anterior se considera posible desde una perspectiva de desarrollo humano, donde lo individual y lo social se conjugan en la experiencia, mediado por lo lúdico y lo pedagógico. Se parte de la capacidad del sector para contribuir al fortalecimiento de los espacios locales y a la construcción de una cultura que en sí misma fortalezca procesos de identidad individual, nacional, regional, local, una educación para el tiempo libre que forme para la crítica del consumo y que potencie las ventajas del desarrollo tecnológico, que facilite procesos de formación ciudadana y de sujetos políticos capaces de actuar autónoma y creativamente.

Antes de entrar a analizar la vinculación del modelo de Desarrollo a Escala Humana se hará una breve revisión de los mismos para poder justamente encontrar la coherencia entre las dos visiones.

BENEFICIOS DE LA RECREACION:

La categoría de beneficios que trabaja la Asociación Nacional de Parques y Recreación de los Estados Unidos se da a tres niveles así:

Mejoramiento de una condición: El mejoramiento de una condición puede ocurrir para un individuo o un grupo tal como la familia, el grupo de trabajo, el vecindario o la sociedad, o de una entidad tal como el medio ambiente físico. Este tipo de beneficios se orientan a la salud, la cohesión grupal, el hacer de una comunidad un entorno más rico, la calidad del agua o del aire, hacia el incremento, mejora de un grupo de beneficiarios.

Prevención para que una condición empeore: Se relaciona con el intentar mantener una condición deseada como un medio de prevenir que las condiciones empeoren. Por ejemplo, mantener abierto un espacio cultural abierto para mantener la comunidad o región como un lugar adecuado o atractivo para los visitantes o para que el comercio se desarrolle, los programas de jornada complementaria para ofrecer alternativas de ocio para los jóvenes en condiciones de vulnerabilidad, etc.

Realización de una experiencia psicológica: Se refiere a la categoría de beneficios donde los participantes seleccionan cierto tipo de alternativas de ocio con el propósito específico de realizar una experiencia psicológica particular. Por ejemplo para reducir el estrés, el disfrute estético y la autorealización.

Por otra parte, las categorías utilizadas en el movimiento de beneficios son:

Beneficios individuales: Se refiere a las oportunidades para vivir, aprender y llevar una vida satisfactoria y productiva así como para encontrar caminos para experimentar sus propósitos, placer, salud y bienestar. Entre los más específicos se encuentran: Una vida plena y sigfificativa, balance entre trabajo y juego, satisfacción con la vida, calidad de vida, desarrollo y crecimiento personal, autoestima y autoreciliencia, sentido de acompañamiento, creatividad y adaptabilidad, solución de problemas y toma de decisiones, salud y mantenimiento físico, bienestar psicológico, apreciación y satisfacción personal, sentido de aventura, etc.

Beneficios comunitarios: Se refiere a las oportunidades para vivir e interactuar con a familia, los grupos de trabajo, los vecindarios, las comunidades y el mundo. Ninguna persona es una isla, vivimos e interactuamos con otros, el ocio y la recreación, y parques juegan un rol integral en la provisión de oportunidades para estos tipos de interacciones. Beneficios más específicos incluyen: Comunidades vitales, fuertes e integradas, integración familiar, tolerancia y comprensión étnica y cultural, apoyo para los jóvenes, condiciones adecuadas para los adultos mayores, más autonomía y menos alienación, reducción de la delincuencia, comprensión y tolerancia entre otras.

Beneficios ambientales: Provee y preserva parques y espacios abiertos mejora la desirability de un área así como contribuye a la seguridad y salud de sus habitantes, beneficios más específicos incluyen: Salud y protección ambiental, neutraliza los efectos de las relocalizaciones, salud física y bienestar, reducción del estrés, recursos para la comunidad, incremento de los valores de la propiedad, limpieza del aire y del agua, protección del ecosistema.

Beneficios económicos: Los parques y la recreación son más que servicios que se venden, contribuyen al bienestar de los individuos para la continuidad y viabilidad de las comunidades y el mundo. Otros beneficios incluyen: estímulo económico, reduce los costos de salud, reduce el vandalismo y el crimen, cataliza el turismo, mantiene una fuerza de trabajo productivo.

Los beneficios de la recreación son muy amplios y abarca las diferentes dimensiones del ser humano, o las necesidades el modelo a Escala Humana, la cuestión es cómo diseñar los programas de tal manera que se garanticen efectos sinérgicos. En el cuadro 2, se muestran algunos ejemplos:

Cuadro 2: Adaptado de Resultados basados en beneficios

Beneficios

Sector de la recreación que lo propicia

Dimensión/Necesidad

RESULTADOS - BENEFICIOS PERSONALES

La recreación ayuda a que la gente viva más

Adiciona dos años a la expectativa de vida

Recreación física, deportes y gimnasia

Físico orgánica/superivencia, protección

Salud mental

La recreación prolonga una vida independiente en los viejos por reducción de la enfermedad y las incapacidades típicamente asociadas al envejecimiento ayudando a los viejos a recuperar la vitalidad e involucrándolos en la vida en comunidad

Recreación comunitaria, deportiva, terapéutica, sistemas de vías en parques

Salud, Participación, dimensión política, económica

La recreación reduce significativamente el riesgo de enfermedades y ataques del corazón

Recreación física, recreación terapéutica, gimnasia, deportes, vías en parques

Físico orgánica, protección,

La Recreación produce líderes que servirán a sus comunidades de diferentes maneras y fomenta la participación y desarrollo comunitario

Recreación comunitaria, deportiva, artística, ambiental

Entendimiento, cognitiva, creativa, participación, desarrollo económico, comunicativa

La recreación fortalece y contribuye al mejoramiento de la calidad de la educación y al cumplimiento de su misión de brindar una formación integral.

Recreación comunitaria, pedagógica, ambiental, artística y cultural

Educación, salud, justicia, desarrollo económico y social

 

A modo de ejemplo, en el cuadro 2 se muestra un ejercicio de cómo la recreación se puede constituir en un satisfactor de múltiples necesidades y de manera sinérgica en motor del desarrollo humano.

Si se analizan los diferentes casilleros de la matriz se puede observar como la recreación está en capacidad de generar procesos individuales y comunitarios que en si mismos son sinérgicos. En este sentido la "vivencia", no se reduce a la experiencia y el encuentro del individuo consigo mismo o al "estado psicológico o emocional" que se da en ese encuentro, sino que trasciende como experiencia social. Así la vivencia debe ser un evento planeado y sustentado pedagógicamente, estructurado metodológicamente y con unos principios mínimos que garanticen la vivencia de la recreación como un proceso sinérgico, es decir, que genere impacto sobre los procesos de desarrollo comunitario globalmente.

Para tratar de analizar la recreación en sus manifestaciones específicas como un satisfactor sinérgico, se toma como ejemplo la sectorización de la recreación en ambiental, comunitaria, cultural y artística, deportiva, laboral, pedagógica, terapéutica y turística (Enciso y Rico, 1988). Como se puede observar en el cuadro 3, aunque cada una de ellas atienda a una necesidad específica moviliza la satisfacción de otras de manera simultánea.

Cuadro 3: Las aplicaciones sectoriales de la recreación como satisfactor sinérgico

Satisfactor

Necesidades

Beneficios

Necesidades cuya satisfacción estimula

Recreación ambiental. Ej: Jornadas pedagógico ambientales

Entendimiento

Subsistencia, protección, ocio, libertad

Recreación comunitaria. Ej: Festrivales de pueblo, comparsas

Participación

Ocio, creación, identidad, entendiemiento, afecto

Recreación cultural y artística. Ej: Programas de Prevención de consumo de sustancias psicoactivas basadas en la producción cultural y artística

Protección

Subsistencia, ocio, entendimiento, participación, identidad, libertad.

Recreación deportiva. Ej: Eventos deportivos barriales

Participación

Subsistencia, protección, ocio, identidad, creación, afecto.

Recreación laboral. Ej.: Eventos institucionales

Ocio

Identidad, participación, afecto.

Recreación pedagógica Ej: Enseñanza de conocimiento a través de la lúdica

Entendimiento

Creación

Recreación terapéutica. Ej.: Programas lúdicos para personas con discapacidad

Ocio

Entendimiento, subsistencia.

Recreación turística. Ej.: Ecoturismo

Ocio

Entendimiento, identidad, libertad.

 

En la mayoría de los ejemplos expuestos el satisfactor puede ser exógeno o endógeno, depende principalmente de los niveles de organización que haya alcanzado la comunidad y la autodependencia para contar con los recursos para generar los procesos señalados

 

 

Uso apropiado de los documentos:

FUNLIBRE

ü        Los documentos pueden ser bajados o impresos (una sola copia) para uso personal.

ü        Usted esta en libertad de editarlos y usarlos en sus proyectos, dando el crédito al autor del documento.

ü        Está prohibido, moral y legalmente, vender el documento o hacer una reproducción del mismo con ánimo de lucro.

ü        No esta autorizado copiar, extraer, resumir o distribuir el documento fuera de su propia organización y/o de manera que compita o substituya la base de documentos de FUNLIBRE o de las Redes de las que la Fundación es el Nodo Central.

 

FUNLIBRE es una ONG sin ánimo de lucro que desde el año 1988 ha venido impulsando con vocación latinoamericanista el fortalecimiento y desarrollo del sector de la recreación y el tiempo libre en Colombia y la Región mediante la Investigación, la Formación, las Vivencias y la Gestión en Recreación.

 

Nos interesa conocer sus comentarios sobre los documentos

Envíenos un mensaje

 

Repórtenos el uso del Documento

VOLVER A LA RELACION DE PONENCIAS DEL II SIMPOSIO

   Fundación Colombiana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE © 1988 - 2006

Fundación Latinoamericana de Tiempo Libre y Recreación - FUNLIBRE Costa Rica